Industria Automotriz en México
Foto: autocosmos.com
 
Tendencias y estrategias de la Industria Automotriz en México



por: Rubén Hoyo
Fuente: autocosmos.com







En el foro organizado por la consultora PriceWaterHouse Coopers sobre el porvenir del mundo automotor, Autocosmos estuvo presente



México D.F. 01 Junio de 2006. La consultora PriceWaterHouse Coopers (PWC) en el marco de su centenario en el país, organizó el foro "La Industria Automotriz en México: Tendencias y Estrategias", que estuvo enfocado a plantear una visión a corto y mediano plazo sobre el papel de México a nivel global en la industria antes mencionada. La visión de; PWC, proveedores (Magna Cosma), Distribuidores (Grupo Zapata), Importadores (Toyota Motor Sales de México) e Inversión Extranjera (Secretaría de Economía) fue a grandes rasgos la siguiente:

El mercado mexicano desde el punto de vista de los proveedores, tiene el potencial para seguir consolidándose como un actor importante a nivel global tanto en el ámbito de producción de vehículos como del desarrollo del mercado interno, e incluso aspirar a ser desarrolladores de tecnología. Si bien es cierto que recientemente se ha incrementado sustancialmente la capacidad de producción por parte de armadoras como Ford, GM y VW, es muy cierto que para los proveedores de primer nivel, es decir aquellos como Magna o Delphi resulta complicado obtener los insumos que requieren para luego entregar a las armadoras módulos terminados y listos para ensamblar, dicho de otra manera la industria ha crecido en el nivel más alto de la cadena de suministro, pero los proveedores nacionales de primer y segundo nivel, que serían los extractivos (metales) y de transformación básica están sumamente atrasados y la resultante es que los proveedores de tercer nivel tienen que adquirir sus materias primas, de otros mercados más competitivos, lo que limita el potencial de México para seguir atrayendo inversiones.

Asimismo y desde la visión del último eslabón de la cadena, es decir el distribuidor, el Ing. José Arturo Zapata (Presidente del Consejo de Grupo Zapata) conocido por las distribuidoras Ford ubicadas al norte de la zona metropolitana, además de una serie de empresas más, indicó que los retos para los distribuidores son claros, por un lado el mejorar en cuanto a su eficiencia, en virtud de que los márgenes de utilidad son cada vez más delgados, el lograr la rentabilidad en todas las unidades del negocio, o sea, autos nuevos, seminuevos, refacciones y servicio. El último de los nombrados como el más importante dado que es ahí donde se crea la lealtad a la marca y al distribuidor en sí y como el factor que permita crear una relación con el cliente para poder administrarla adecuadamente. Asimismo y no menos importante son los retos estructurales donde impuestos como la tenencia, que tiene un porcentaje de cobro de menos del 50%, que no se aplica con mayor rigor al que más contamina o que provoca un padrón de propiedad obsoleto tiene que ser modificado y traspasado al combustible, lo que permitiría cobrar más a quien más gaste, aplicar en la zona donde se transita realmente y obtener el 100% de la recaudación.

Por último la visión de los distribuidores es crear relaciones cada vez más estrechas con los fabricantes a fin de eliminar todas las barreras que les impidan conocer y servir cada vez mejor a los clientes de cada marca.

Por su parte Adolfo Hegewisch, Director General de Toyota Motor Sales de México se enfocó en el éxito de la firma nipona en México y cuáles son sus pilares, donde destacó que lo más importante es tener una red de distribución sumamente rentable, un nivel de servicio elevado y ofrecer al comprador una extraordinaria experiencia en todos los ámbitos, desde la compra y el servicio, hasta la venta para así garantizar un cliente satisfecho. Su principal problema como importador la capacidad instalada y es que Toyota al ritmo de ventas que ha presentado durante los primeros cinco meses del año que cursa, podría comercializar más de 70,000 unidades, cuando las plantas armadoras solo podrán fabricar para México 55,000 unidades. Así como y en el tenor de la llegada de nuevos productos, tales como Lexus, no tiene sentido por el momento traer una marca nueva cuando la ya existente no se ha terminado de consolidar y ello significaría ceder espacio en los cupos de importación a nuevos productos, sobre la gama ya existente, lo que al final la debilitaría.

En cuanto al desarrollo de la marca en México, Hegewisch aseguró que con la construcción de la primera planta en Baja California y la buena aceptación de sus productos en el mercado, no sería descabellado pensar en otra planta ensambladora antes de 2010, así como de la introducción de la firma de lujo Lexus, mientras que la oferta híbrida encabezada por el Camry, Highlander y Priusllegará a nuestro mercado en el primer semestre de 2007.

Para concluir debemos decir que la Industria Mexicana atraviesa por un buen momento y sin duda es uno de los pilares de México en cuanto a la actividad industrial, entre éste año y el 2007, tendremos inversiones por unos 6,000 millones de dólares, GM ha anunciado una nueva planta en San Luis Potosí, DaimlerChrysler también ha anunciado fuertes inversiones en Toluca y debido a la reciente apreciación del real (moneda brasileña), algunas otras inversiones podrían seguir cayendo en México, asimismo nuestra cercanía con el mayor mercado del mundo nos da una gran ventaja, por lo que si logramos desarrollar proveedores, logramos acuerdos con las empresas para que instalen centros de desarrollo con ingenieros mexicanos y conseguimos desarrollar adecuadamente el mercado interno, lograremos una industria cada día más competitiva, en un entorno donde países como China e India se han convertido en jugadores importantes no solo desde el punto de vista de la producción, sino del desarrollo de tecnología y producto para el mercado interno momentáneamente, pero que sin duda seguirán con el resto del globo.

... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS

Ingresa tu mail