Eminem

 

Nombre real: Marshall Mathers III.
Cumpleaños: 17 de octubre
Signo:Libra
Lugar de nacimiento: St. Joseph, Montana, Estados Unidos

 
por: Carlos Vega
Fuente: esmas.com
 
 
Cuando Eminem se dio a conocer en 1999 con su disco debut Slim Shady, nadie, quizá ni él mismo, imaginó que ese rubio y delgado rapero se convertiría en poco tiempo en uno de los personajes más influyentes no sólo del rap y el hip hop sino de la industria de la música en general, y en la figura rebelde por excelencia que tanto público como escena musical y medios habían estado esperando desde hace ya algunos años.

Tres años después, Eminem ha vendido más de 25 millones de copias de sus tres discos; siendo blanco, se ha convertido en el rapero con mayores ventas en la historia de este género negro; ha insultado y ridiculizado, sin empacho, a varias “estrellas del momento”; ha hecho de su vida un escándalo y de su música todo un show, y le ha demostrado a la gente que aún en una época de ídolos falsos se puede tener credibilidad en ciertas propuestas y actitudes.

Marshall Mathers III nació el 17 de octubre de 1971 en St. Joseph, Montana, aunque gran parte de su infancia y adolescencia la pasó en la ciudad industrial de Detroit, donde surgió su interés por el rap, género en el que se adentraría a la corta edad de 14 años y en el que tendría que ir contracorriente por su calidad de blanco dentro de una música tradicionalmente de negros.

Luego ganar credibilidad a nivel underground en los clubes de Detroit, Eminem se involucra en un par de proyectos sin relevancia, hasta que en 1996 forma, junto con otros cinco integrantes, el grupo D12, con el que edita el disco Infinite.

NACE SLIM SHADY

Sin embargo, una serie de situaciones familiares que incluyen el nacimiento de su hija y posteriormente el abandono de su novia, además de acusaciones oficiales contra su madre por abuso mental y físico contra su pequeño hermano, llevan a Eminem a una crisis que incluyó el abuso de drogas y alcohol, un intento de suicidio y, quizá lo más provechoso de todos estos males, artísticamente la creación del personaje de “Slim Shady”, un alter ego mediante el cual podía transmitir cualquier tipo de sentimiento que tuviera.

Ya como solista y bajo la protección del afamado productor y empresario rapero Dr. Dre, Eminem edita en 1997 el EP Slim Shady y dos años más tarde su disco debut formal del mismo nombre, en donde de inmediato se manifiesta el estilo que lo ha caracterizado hasta la fecha: letras divertidas, irónicas, violentas y para muchos ofensivas, acompañadas de atractivos beats.

Slim Shady tiene ventas en Estados Unidos equivalentes al reconocimiento de triple Disco Platino gracias a temas como “My Name Is” y “”Guilty Conscience”.

En el verano del 2000 el blanco y delgado rapero daría a conocer The Marshall Mathers LP, álbum que sería su carta formal de presentación para el mundo entero, además de que se convertiría en el discode rap que más rápido se han vendido en la historia, pues tan sólo en su primer semana llegó a los dos millones de copias.

En esta producción Eminem se fue al extremo en cuanto a las letras -y en cuanto a su presencia en la industria musical- y por igual se mofaba de figuras pop como Britney Spears y Christina Aguilera que de su propia madre y ex esposa. Además de eso, se echó en contra a varios sectores conservadores de la sociedad estadounidense, quienes lo señalaron de homofóbico, misógino y propagador de la violencia.

Canciones como “Kill You”, “The Way I Am”, “Stan” y “The Real Slim Shady” ocuparon los primeros sitios en las listas de popularidad no sólo de Estados Unidos sino también en varios países del resto de América y Europa, en donde la presencia de Eminem empezó a ser más que notoria.

Premios Grammy, American Music Awards, MTV y Billboard, por mencionar algunos, llegaron a las manos de Eminem, quien ya había rebasado cualquier tipo de crítica, y se había instalado en las “grandes ligas” de la industria musical mundial.

EL SHOW ES DE EMINEM

Con su disco The Eminem Show y su estelar en la película 8 Mile, Eminem tuvo en el 2002 el año de su consagración definitiva, certificada no solamente por sus altas ventas, por su convocatoria en la taquilla cinematográfica y por el incremento de su popularidad, sino por la casi alabanza de la crítica especializada y por la aceptación de algunos sectores que antes veían en él una especie de ofensa social personificada.

Durante ese año no hubo revista en el mundo que no tuviera a Eminem en su portada una o varias veces, o estación de radio que no tocara y tocara los sencillos “Without Me” y “Cleanin’ Out My Closet” o “Lose Yourself” (tema de la banda sonora de 8 Mile.

Por citar un ejemplo, la prestigiada publicación británica Q, en una edición especial sobre “Las 50 personas más influyentes en la música”, ubicó al rapero en el lugar número tres, tan sólo por debajo del presidente de Universal Music, Doug Morris, y del sobrexpuesto Bono, de U2.

Ahora muy pocos lo dudan, y son tan sólo aquellos cuyos prejuicios les impiden abrir bien los ojos y destaparse los oídos, y muchos lo confirman: Eminem le devolvió a la música alternativa el talento, la rebeldía, la irreverencia, la inteligencia y la furia que no se veían desde David Bowie, The Sex Pistols y Kurt Cobain. El nuevo antihéroe ha llegado para quedarse.

 
 
Eminem, ¿el Elvis del hip hop?
Fotogalería