7 Días

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

México, 2005

 
Claudio Caballero es un joven que nació en los setentas. Tiene, como tantos, la frustración de saber que podría haber hecho algo más, algo mejor con su vida.

Claudio, como promotor musical, vive más del recuerdo de su difunto hermano (Federico) y los enormes logros que este y sus tres socios -hoy por hoy en sus cuarentas- tuvieron: Moro (que sigue viviendo en los setentas), Virgilio Garza (ahora retirado) y Pepe Cobo, quien, con un agudo sentido empresarial (y un toque de saber qué pies besar), se ha convertido en el empresario musical de eventos y conciertos más importante de Monterrey.

Sin embargo lo único que motiva a Claudio es seguir los pasos de su hermano y su apuesta es traer a nada, menos que a U2 a Monterrey aprovechando que la banda irlandesa viene a México D.F. a realizar dos conciertos.

Claudio convence a su hermosa novia (Gloria), que le preste por media hora el medio millón de dólares que sus padres guardan en una cuenta de ahorros para realizar una apuesta a favor de que los Rayados del Monterrey ganaran la final del fútbol mexicano contra el América. Esto lo piensa hacer en el casino clandestino del capo Zamacona y con ese dinero fondear el concierto de U2.

Claudio se las arregla para entrar al casino clandestino, mostrar el dinero a los gángsteres y hacer la apuesta. Después sacan el dinero por una pequeña ventana en el baño de hombres. El dinero lo recibe Gloria en el estacionamiento para devolverlo al banco dejando a Claudio solo en el casino.

Los Rayados del Monterrey lógicamente pierden. Encañonado y a punto de morir a manos de los pistoleros del viejo Zamacona, furioso y humillado ante un portafolio vacío, Claudio sólo atina a suspirar por su sueño, ese evento que, a manera de último deseo en el patíbulo.

Uno de los empistolados, al oírlo, acerca su cara hasta el rostro de un arrodillado Claudio sólo para cuestionarle “¿Qué dijiste?”. Su interrogador es Tony, el hijo de Zamacona, quien no puede ocultar su pasión fanática por U2. La idea de verlos en concierto en su ciudad lo enloquece y Tony así le consigue a Claudio siete días de gracia. Claudia tras una breve crisis, decide que entre morirse sin intentar lo que a leguas piensa es imposible o divertirse intentándolo, es mejor esa última opción.

Claudio busca a un desaparecido de la antigua sociedad de su hermano, Virgilio. Para encontrarlo recurren a Moro, quien les explica a Claudio y a Gloria que es mejor dejarlo en paz. En busca de Virgilio viajan a Mina, Nuevo León, para obtener un no rotundo.

Buscando crear expectación, Gloria lanza la noticia a los medios acerca del empresario regiomontano que quiere traer a U2 a actuar en la ciudad el próximo mes, y con esta noticia llamar la atención de futuros inversionistas. Pepe Cobo se entera de la noticia y de inmediato se propone a robarle el show a Claudio.

En su primer desayuno con dos poderosos empresarios, aparece como caído del cielo Virgilio y le da el último empujón al negocio. Los dos inversionistas lo reciben bien, en pos de los viejos tiempos y “la mucha lana que nos hiciste ganar”. Se deciden a participar con cien y cien del total de quinientos que Claudio necesita para el negocio.

A partir de este momento empieza el peregrinar de Claudio y Tony para conseguir los medios económicos no solo traer a U2 a Monterrey, sino para salvar la vida. Para lograr esto Claudio se enfrentara a una sociedad regiomontana haciendo una radiografía de esta a través de la película.

Al final Claudio lograra su cometido y trae a U2 a Monterrey, pero finalmente esto no es lo importante para él ya que finalmente logra encontrarse a sí mismo y su lugar en el mundo.

Título Original: 7 Días
Director: Fernando Kalife
Actores: Martha Higareda, Fernando Arroyuelo, Jaime Camil y Julio Bracho
Guión: Fernando Kalife
Productor: Fernando Kalife, Bernardo Bichara y Leonardo Villarreal
País: México
Año: 2005
Género: Drama
Estreno en México: 30 de septiembre de 2005

 
 
 
Fotogalería Videos