Cine
Farándula
Música
Artistas
Promociones
Fotogalería
Videogalería

- ¿Qué opinas de BB2?
- ¿Te gusta Juanes?
- ¿Viste 'Frida'?
:: EsMas :: Fallece Adalberto Martínez 'Resortes'
  Farándula
Comediante, bailarín y una de las glorias de la Época de Oro del cine mexicano.
• ¿Será el bueno?
• ¡Arrasa Televisa!
• Reconocen a la ‘Niña’
• El gusto por la noticia
• De ‘oreja’ a ‘nariz’
Fallece Adalberto Martínez 'Resortes'
por: Notimex.
Fuente: EsMas.com
• Conoce la tienda de productos Televisa

CIUDAD DE MÉXICO, México, abr. 4, 2003.- El actor cómico mexicano Adalberto Martínez, mejor conocido como "Resortes", murió a las 21:25 horas de este viernes a la edad de 87 años, y deja una larga trayectoria artística.

El actor, argumentista y bailarín excéntrico inició su carrera trabajando en carpas, teatros, cine, radio y posteriormente incursionó en la televisión al trabajar en telenovelas y programas.

"Resortes" es considerado uno de los pilares en la historia del cine mexicano, el gran cómico hizo historia en el siglo XX al igual que otros contemporáneos genios de la comicidad como Mario Moreno "Cantinflas", Jesús Martínez "Palillo" o Germán Valdés "Tin Tan", Los Polivoces, "Chicote", "Mantequilla", "El Panzón Panseco", entre otros.

Trabajó, a lo largo de sus más de 70 años de vida artística con destacadas estrellas en cine, por lo que en su haber filmográfico se encuentran más de 100 cintas en las que aparece junto con Evangelina Elizondo, Germán Valdés "Tin Tan", los hermanos Soler, Fanny Kauffman "Vitola", Antonio Espino "Clavillazo", Amalia Aguilar, Silvia Derbez y Manuel "El Loco" Valdés, entre muchos otros.

SU HISTORIA

Su nombre completo fue Adalberto Martínez Chávez y nació el 25 de enero de 1916, en el callejón del Estanquillo del barrio de Tepito, en la ciudad de México.

Creció en el seno de una familia de escasos recursos económicos, fue uno de los 18 hijos procreados por Luis Martínez y Enriqueta Chávez.

A los 15 años tuvo su primer contacto con el mundo del espectáculo, cuando vendía paletas afuera del teatro Hidalgo, lugar donde se exhibía la obra "Tierra y Libertad".

Es durante esa fechas que el director de la obra le dio la oportunidad de que apareciera como comparsa de los trabajadores del teatro, sin importar que no tuviera vocación para la actuación.

A partir de esta oportunidad, mostró un interés especial por aparecer con frecuencia en los escenarios.

Compartió su trabajo en la carpa con sus innumerables visitas a los salones de baile como "El Esmirna", "Los Ángeles" y "México", e inició su carrera como bailarín de tap al lado de su amigo Juan Flores, con quien formó el dueto "Los espontáneos".

LLEGA 'RESORTES'

El sobrenombre de "Resortes" le fue puesto por su hermano Carlos debido a su peculiar estilo de caminar y aunque molesto en un principio, fue el propio Adalberto quien agregó sus apellidos: "Resortín de la Resortera para servirle a usted donde quiera y como quiere menos por donde quiera y mientras Dios quiera".

Unos años después desaparecieron "Los espontáneos" y tras ocho años como carpero finalmente tuvo la oportunidad de presentarse en otros escenarios como fueron "El Apolo" (hoy Vizcaínas), donde se hacían sketches, y en donde "Resortes" participó.

En 1943, el empresario Miguel Bravo Reyes le ofreció una función especial en el teatro "Follies", al lado de María Conesa y Lucha Reyes, y posteriormente encabezó la compañía "Pachuco"s review", con la que recorrió la República Mexicana así como otros países de América Latina.

En 1946, mientras se presentaba en el teatro Lírico, Lázaro Espinoza, quien era gran amigo de Mario Moreno "Cantinflas", le dio la noticia de que Jaime Salvador, escritor del "Mimo de México", quería hacer un guión para una película de "Resortes".

Fue de esta manera como inicio su carrera en el ámbito cinematográfico al participar en la cinta "Voces de primavera" (1946), apadrinado por Domingo Soler y Delia Magaña, esta última hizo el papel de su esposa.

Entre las innumerables películas en las que trabajo se encuentran: "Yo dormí con un fantasma", "Confidencias de un ruletero", "El beisbolista fenómeno", "El rey de México", "Asesinos S. A..", "Quiero ser artista", "Del suelo no paso", "La chamaca", "El dengue del amor", "Día de difuntos".

Asimismo: "Platillos voladores", "El amor no es negocio", "El nieto del zorro", "Al son del mambo", "Los albañiles", "Baile mi rey", "Cómicos de la legua", "Barrio bajo", "La niña de la mochila azul" y "El rey de México", entre otras.

COSECHA DE ÉXITOS

Con respecto a los reconocimientos, Adalberto Martínez "Resortes" recibió: La Diosa de Plata, el Heraldo de México y el premio de los críticos de Nueva York al Mejor Actor por la película "Los albañiles".

En 1981 le fue entregada la medalla de oro por sus 50 años de carrera artística.

Además el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) le rindió un homenaje en 1987, donde se le hizo entrega de un diploma y una medalla por su larga trayectoria.

En noviembre de 1998, viajó a Francia al Festival de los Tres Continentes, América, Europa y Asia.

Y año después fue homenajeado en el Madison Square Garden de Nueva York, además de haber recibido un Ariel de Oro.

Estuvo casado tres veces, su primer matrimonio fue con Mercedes Constanze con quien procreó dos hijos, que ya murieron; en segundas nupcias con la actriz Gloria Ríos tuvo otro hijo, y con su tercera esposa, con quien ya llevaba más de 30 años de casado, Josefina Flores, no tuvo descendientes.

Entre las telenovelas en las que participó se encuentran "DKDA", "El abuelo y yo", "Gotita de amor", "Carita de ángel", "La pasión de Isabela", entre otras, y su última participación especial como un vagabundo fue en "Vivan los niños".

Cabe destacar que a principios de diciembre del año pasado fue internado en un nosocomio capitalino a causa de una neumonía, aunque el comediante salió unos días después para pasar las fiestas de fin de año con su familia.

El artista, en sus últimas declaraciones a la prensa aseguró: "todavía hay Resortín para rato", y agregó que fue por culpa "del maldito cigarro", que su salud mermó considerablemente, "fueron tantos años del maldito cigarro en la boca que, aunque ya tengo tres años de no fumar, aquellos tiempos no pasaron en vano".