Luismi y Myrka se divierten en LA

 
 
por: esmas
Fuente: The Grosby Group
 

El cantante mexicano Luis Miguel y su novia, la conductora Myrka Dellanos, son captados al salir de la inauguración de un club en Los Ángeles

 
LOS ÁNGELES, Estados Unidos, mar. 29, 2004.- Mientras la noticia de que Luis Miguel se compró un departamento de lujo en Miami para estar más cerca de su novia, Myrka Dellanos estaba en boca de todos, la pareja se encontraba en Los Ángeles disfrutando de la vida nocturna.

Luismi y Myrka salieron a recorrer la ciudad en el lujoso auto que el cantante compró hace un par de meses, un Maybach de 350 mil dólares. Aunque a Luis Miguel lo invitan constantemente a fiestas y eventos, el cantante rara vez acude y prefiere que sus salidas sean a lugares más íntimos y no ruidosos, generalmente son restaurantes en Beverly Hills como Matsuhisa, donde le gusta comer sushi o Mr. Chows, cuando tiene ganas de comida china.

Esta noche fue la excepción , ya que aceptó la invitación para ir a la inauguración de un nuevo antro llamado Prey, localizada sobre la avenida La Cienaga en la zona de West Hollywood. Hace algunos años en el mismo local funcionaba una disco muy de moda llamada The Gate. El ambiente nocturno angelino esperaba con ganas esta inauguración anunciada desde hace ya varios meses. Cuando al fin se dio, Luis Miguel y Myrka decidieron tambien ser parte de esa gran noche.

Ambos llegaron aproximadamente a las 10:00 de la noche y permanecieron por casi 3 horas dentro del local, donde también se encontraban otros famosos como Val Kilmer, el ex Batman, la directora Penny Marshall y muchos otras luminarias de Hollywood.

Luismi y Myrka salieron del lugar y abordaron su auto a la 1:00 de la mañana, pues la conductora de Univisión tenía al otro día que realizar una sesión de fotos para una importante revista norteamericana y debía levantarse temprano.

Los dos salieron de la disco de muy buen humor y se notaba en sus miradas cuánto disfrutan de su mutua compañía. Algunos fans que lo reconocieron le pidieron autógrafos y hasta sacarse fotos con él, Luis Miguel accedió a todos los pedidos y sólo derrochó simpatía. Mientras tanto Myrka lo esperaba en el auto sonriendo en todo momento.

Cabe destacar que además no estaban acompañados del usual sequito de seguridad. Un fan que se encontraba allí comentó: “Míralo qué contento está sin los guaruras. Que no los traiga mas, así es más simpático con los fans”.

 
Luismi se portó muy accesible con los fotógrafos y sus fans.
Luismi se portó muy accesible con los fotógrafos y sus fans.
Foto: The Grosby Group
Fotogalería Videos