Mercury, una leyenda que se apagó

 
 
por: Agencia
Fuente: NOTIMEX
 

A pesar del paso de los años, Freddy Mercury, voz de la banda Queen, seguirá siendo toda una leyenda del rock, y estaría cumpliendo 58 años de edad

 
CIUDAD DE MÉXICO, México, sept. 4, 2004.- El afamado cantautor de origen africano Freddy Mercury, considerado una de las leyendas del rock y quien por años encabezara el famoso grupo Queen, con el que hizo época y marcó una huella imborrable en la historia de la música, hubiera cumplido este domingo 58 años de edad.

Farrokh Bulsara, nombre real del fallecido artista, nació el 5 de septiembre de 1946 en la isla de Zanzíbar, África. Al poco tiempo de nacido su familia se trasladó a Bombay, India, por razones de trabajo de su padre, Bombi, quien era funcionario de la Corte Suprema del gobierno británico.

En 1954 se fue a estudiar al colegio St. Peter, en Panchagani, a unos 80 kilómetros de Bombay y fue ahí donde sus amigos comenzaron a llamarlo Freddy, nombre que la familia también adoptó.

Destacaba en la escuela como atleta y le gustaba jugar al cricket, tenis de mesa, hockey y boxear, pero su verdadera pasión era el arte. Le encantaba la música y se pasaba horas escuchando viejos discos y cantando.

El director de la escuela se dio cuenta de sus cualidades y convenció a sus padres para que lo apuntaran en clases de música. Formó parte del coro de la escuela y aprendió a tocar el piano.

TALENTO DESDE NIÑO

En 1958, cuando apenas tenía 12 años, junto con cuatro amigos formó una banda de rock and roll llamada Los Hectics, en la que precisamente tocaba el piano.

En 1962 Freddy concluyó la escuela y volvió a Zanzíbar, pero en 1964 tuvo que emigrar a Inglaterra debido al estado prebélico que se vivía en el país.

Allí quiso estudiar arte e inició un curso en la universidad. Durante las vacaciones trabajó como camarero en el aeropuerto de Heathrow y transportando cajas en un almacén.

Dos años después ingresó a la Escuela de Arte Ealing, en donde se inclinó por la ilustración gráfica. En esa época se convirtió en un ardiente seguidor de Jimi Hendrix, y decoraba su habitación de Kensington con dibujos e ilustraciones hechos por él mismo.

Se hizo muy amigo del bajista Tim Stafell, compañero de la escuela. Junto con Brian May, en la guitarra, y Roger Taylor, en la batería, formó un grupo llamado Smile. También conoció a Chris Smith con el que escribiría varias canciones.

Una vez titulado como diseñador gráfico comenzó a trabajar para periódicos locales en Kensignton. En el verano de 1969 conoció a un grupo de Liverpool llamado Ibex, al que se unió y viajaron a Bolton, Lancashire, para dar un concierto en agosto de 1969.

El grupo cambió después de nombre por el de Wreckage; sin embargo, se desintegró a finales de los 60.

Freddy buscó otro grupo y encontró en un anuncio por palabras a los Sour Milk Sea. Estos quedaron encantados con su voz y decidieron contratarlo, pues además vieron en él un gran carisma y un gran talento.

Freddy se hizo amigo del guitarrista del grupo Chris Chesney, que entonces sólo tenía 17 años. Poco después, el grupo se deshizo.

NACE ‘QUEEN’

Mientras tanto, Tim Stafell, vocalista de sus ex compañeros Smile, abandonaba la formación. Estos llamaron a Freddie para que lo sustituyera, propuesta que aceptó y cambió el nombre del grupo por el de Queen, adoptando él mismo el sobrenombre de Freddie Mercury.

En 1970 conoció a Mary Austin y vivieron juntos durante siete años. Un año después Queen estaba completo, al sumárseles John Deacon.

Freddie diseñó el logo del grupo tomando como base los signos zodiacales de los miembros del grupo: dos vírgenes por su signo (Virgo), dos leones por Roger y John (Leo) y un cangrejo por Brian (Cáncer).

Freddie fue el autor de "Seven Seas Of Rhye", la primera canción de Queen en entrar en el top británico. El primer gran éxito de la banda fue "Killer Queen", y el tema más famoso fue "Bohemian Rapsody".

En 1973 los integrantes del grupo empezaron a concentrarse más en su carrera, realizando Queen, su álbum debut que los llevaría a su primera gira. A pesar de que no tuvo un muy buen recibimiento de parte del público, realizaron al año siguiente Queen II (1974), el cual tuvo un éxito inesperado.

Queen lanzó su tercer disco, Sheer heart attack (1974) y en 1975 alcanzaría realmente el éxito con su álbum "A night at the opera", del que se desprende el tema "Bohemian rhapsody", el cual se convirtió en la marca distintiva del grupo, mezclando con maestría en un solo tema música clásica, metal y pop. Número uno durante 10 semanas en el Reino Unido, también fue un "boom" en Estados Unidos.

En 1975 actuó en Japón, donde fue recibido como celebridad. Sus canciones se convirtieron en himnos, y el Royal Ballet adaptó varias de sus canciones.

"A Day at the Races" marcó el éxito masivo de Queen, así como también despertó la adoración incontrolada de sus fans.

A principios de esa década el grupo continuó cosechando éxitos, así como el aprecio de la gente, por lo que realizó "The game", que contendría los cortes "Crazy little thing called love" y "Another one bites the dust".

En 1981 realizaría su primera recopilación de grandes éxitos, mientras que al año siguiente lanzaría "Hot space", con "Under pressure" a la cabeza. Después vendrían "The works" (1984).

En 1983 Queen colaboraría con la Royal Opera House en una obra de Verdi. Allí conoció por primera vez a Montserrat Caballé, quedándose cautivado por su voz.

EN PICADA

Sin embargo, la popularidad de la agrupación comenzó a decrecer en países hispanoparlantes, por lo que empezó a buscar nuevos mercados en América Latina, Asia y África.

Estando en la cima de la popularidad, con discos como The Miracle y Innuendo, en 1991 Queen había reducido drásticamente sus presentaciones, causando una ola de rumores acerca de la salud de Mercury.

Tiempo después Freddy, quien era conocido por su bisexualidad y promiscuidad, anunciaba que tenía el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

Al respecto, el cantante comentaba: "Yo solía vivir para el sexo. Era extremadamente promiscuo, pero todo eso se ha acabado. No echo de menos esa clase de vida".

Freddy Mercury, uno de los iconos de la música contemporánea, murió en su casa de Londres el 24 de noviembre de 1991, a causa de bronconeumonía, que no pudo soportar a causa del Sida.

La primavera siguiente, los demás miembros de Queen ofrecieron un concierto en homenaje a Mercury, en el estadio de Wembley, cuya proyección fue mundial y tuvo una audiencia de mil millones de personas.

Entre los artistas que participaron se pudo ver a David Bowie, Elton John, Annie Lennox, Def Leppard y Guns N' Roses, por mencionar algunos.

El cantante, quien dejó al mundo entero sin la magistral interpretación del tema conmemorativo de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, que iba a cantar junto con la soprano Montserrat Caballé, solía decir que no le tenía miedo a la muerte porque había "vivido una vida completa".

 
Freddy murió como consecuencia del SIDA.
Freddy murió como consecuencia del SIDA.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos