Tips para negociar tu sueldo

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

No es difícil conseguir que te aumenten lo que te ofrecieron, entérate cómo

 
El 90% de las personas que están buscando trabajo se enfocan a los primeros pasos de esta búsqueda, eso es un currículum adecuado.

Otro 50% restante se preocupa en prepararse adecuadamente para la entrevista, esto es, arreglarse efectivamente, ser asertivo, asesorarse en cómo desenvolverse en la entrevista qué contestar qué decir y qué no decir.

Es un porcentaje muy bajo el que se asesora cómo negociar efectivamente un sueldo y es entonces cuando se colocan en trabajos mal pagados simplemente porque no supieron hacer una negociación estratégica y adecuada, echando entonces por la borda todos los esfuerzos previos a esa oferta.

Que bueno, es verdad que si les consiguió un trabajo, pero no ganando lo que querían o que creían que merecían.

No es difícil conseguir que te aumenten lo que te ofrecieron inicialmente si sabes negociar, para esto te damos las siguientes sugerencias:

1- El no ya lo tienes. ¿A qué me refiero con esto? Que no pierdes nada en pedir, acuérdate que si te hicieron una oferta es porque les gustaste tú por encima de los demás candidatos que se están entrevistando para el mismo puesto. También recuerda que en el pedir está el dar, entonces cuida lo que dices y ten mucho tacto para decirles que aspiras a mayor ingreso.

2. Evalúa tus aptitudes, esto es, define el valor de mercado de los servicios que das. ¿cómo es esto? Preguntando, cuánto vale el sueldo de un gerente de informática en empresa transnacional, y como respuesta vas a obtener un rango. El sueldo que te ofrezcan seguramente no va a salir de ese rango, lo único es que hay que procurar que sea lo más alto posible. Recuerda. Por muy bueno que seas para negociar nunca vas a poder ganar más que tu jefe. Llega un momento en que las empresas no pueden darte más.

3. Las empresas en sus puestos también tienen un rango definido, lo más seguro es que te den un monto bajo para dar opción a moverse. Entonces casi siempre hay espacio para moverse. A menos que te digan: Lo que te estamos ofreciendo está en nuestro rango máximo. No podemos darte más. Entonces no hay mucho que hacer.

4. Si lo que te ofrecen no te convence, y ya están en el tope máximo. La batalla no está perdida, hasta las políticas más estrictas son negociables, y en este caso si no te pueden dar un mayor sueldo y ellos están interesados, ellos están dispuestos a negociar. Porque les interesas. Negocia otras cosas. Como ascensos prematuros, bonos mensuales o trimestrales, mayores prestaciones, coche etc.

5. Ve preparado, planea con anticipación qué vas a decir y qué te van a contestar y qué les vas a contestar tú después. Esto es muy efectivo hasta cuando uno quiere pedir aumentos de sueldo. Planea todo el diálogo con anticipación, define qué objeciones te van a poner, y cómo las vas a contestar tú. Si de ese momento de la negociación depende por lo menos un año de ingresos que van a fijar tu calidad de vida, lo menos que puedes hacer es prepararte bien para que puedas conseguir lo que deseas.

6. negocia con una sonrisa, no te sientas agredido si lo que te ofrecen te parece malo. Si te enojas vas a romper todo ese halo que hizo que se enamoraran de ti en un principio.

7. No des una respuesta al momento que te hagan la oferta. Tómate tu tiempo para pensar. Diles algo así como. "Mira, tú me estás ofreciendo 15,000.00 Yo lo que estoy pidiendo es por lo menos 18,000.00" "Me interesa mucho el trabajo a desempeñar, la empresa me llama mucho la atención yo sé que tú y yo (el jefe) vamos a hacer muy buen equipo. Pero simplemente económicamente no me conviene. Dame unos días para pensar por favor". Así como tú te vas a tomar unos días para pensar, ellos también se los van a tomar para pensar. Cuando hayas pensado, vuélvelos a ver y no les digas lo que tú ya pensaste. Mejor pregúntales. ¿qué tan factible es que me den los 18,000 para que ya firme en este momento con ustedes?

8. Las negociaciones se hacen cara a cara. Tal vez sea más laborioso ir a varias citas sólo para negociar y qué tal vez no lleguen a nada. Es muy importante que sean en persona, así vas a tener mayor impacto personal. Por teléfono es más rápido, pero tus probabilidades de éxito son muy bajas.

9. Al momento de recibir la oferta asegúrate de averiguar si lo que te están ofreciendo es el sueldo bruto, el sueldo neto, el sueldo en paquete y cómo se forma. Hay sueldos increíblemente altos que hacen que el candidato tome ese trabajo sin la menor duda. Y al momento de la primera quincena reciben una cantidad muy baja de sueldo neto. Es en ese momento cuando recibe todas las explicaciones que tenía que haber pedido antes de haber tomado el trabajo y que ahora es demasiado tarde. Esto pasa más frecuentemente de lo que uno se imagina.

10. Como sugerencia te digo que firmes contrato con la empresa antes de renunciar a tu trabajo anterior, hay muchísimos casos que les dicen que sí seguro ya te presentes a trabajar el lunes y el viernes en la tarde te llaman para decirte que se canceló la contratación. Y si tú ya renunciaste a tu trabajo actual no les vas a poder decir que "siempre no" No te lo van a aceptar.

 
 
Foto: OCCMundial
Foto: OCCMundial
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos