Objetivos y metas, fundamentales en el Plan Financiero

 
 
 
por: Mas Fondos
Fuente: Sitio Oficial
 

Los objetivos y las metas que se plantea financieramente cada persona le ayudan a obtener un futuro con mayor libertad, tranquilidad y oportunidades

 
CIUDAD DE MÉXICO, México, 2005.- Ninguna persona se aventuraría en una balsa por el mar, sin tener por lo menos definido su destino y el rumbo que tomará para llegar a él. Análogamente, en lo que respecta a la Planeación Financiera Personal, las metas y objetivos que cada persona se plantea son precisamente ese destino que se quiere alcanzar en el viaje.

Por lo tanto, para que el plan tenga éxito, es imprescindible que, después de analizar la situación actual, se definan en términos muy concretos y cuantificables esas metas.

Clasificación de Metas respecto al Plazo

Para plantear los objetivos, se debe pensar ampliamente en lo que la libertad significa para cada quien, y sobre cómo alcanzarla. Imaginar el tipo de familia que se desea, la educación y las oportunidades que se quiere dar a los hijos, el estilo de vida que se quiera llevar tanto ahora como en el retiro, etc.

Pero se debe tomar en cuenta que el mundo está cambiando y que quizá mañana puede desaparecer el éxito que hoy se ha logrado. Para eso también debemos prepararnos.

Las metas y objetivos deben definirse de acuerdo al plazo, siendo las de largo horizonte las más importantes:

1. Metas de corto plazo (de 1 mes hasta 3 años):

· Contar con un fondo para emergencias

· Prepararse para el nacimiento de un hijo

· Planear unas vacaciones

2. Metas de mediano plazo (de 3 a 15 años):

· Adquisición de un bien inmueble

· Compra de un automóvil

· Preparación del matrimonio

3. Metas de largo plazo (más de 15 años):

· El retiro

· Educación superior de los hijos

Cuantificación de las Metas

No basta decir que se quiere tener un buen retiro. Más bien, se tiene que determinar exactamente qué significa, en términos monetarios, tener un buen retiro.

Para algunas personas, por ejemplo, tal vez un millón de pesos les sea suficiente para lograrlo, mientras que para otras un buen retiro signifique acumular un patrimonio de por lo menos un millón de dólares.

Esta cuantificación de las metas permite establecer cuánto dinero se tendrá que ahorrar para alcanzarlas, el monto mensual a canalizar hacia esos objetivos, y el tiempo necesario para lograrlos. Además esta temporalidad permite determinar un portafolio de inversión que sea adecuado para ello.

Por ejemplo: para unas vacaciones tal vez baste ahorrar por un año en una inversión segura y poco volátil, tales como sociedades de inversión de deuda con un horizonte de inversión de corto o mediano plazos.

Para juntar el enganche de una casa, tal vez se necesiten cinco años y se pueda asumir un poco más de riesgo en las inversiones y adquirir fondos de deuda de largo plazo.

Pero si es para el retiro, seguramente será necesario un ahorro constante durante 30 ó 40 años, mismo que se puede destinar en un porcentaje a un fondo de inversión en instrumentos de renta variable.

Cuantificar las metas personales es una tarea cuya complejidad reside precisamente en la importancia que cada una de ellas tiene.

Por ejemplo, si uno de los objetivos es comprar un automóvil, se puede definir más concretamente qué tipo de coche (aunque aún no se defina exactamente la marca) queremos, y es posible, adquirir. El “es posible” aquí cobra un significado muy especial, y es que las metas siempre deben ser realistas.

Una vez determinado el tipo de automóvil, basta con escribir el monto que se necesita para comprarlo. Es decir, una persona que pueda afrontar la compra de un auto compacto, debe saber que el precio fluctúa entre 90 mil pesos y 130 mil pesos, y que existen otros costos asociados para los cuales también debe prepararse (seguro, placas, tenencia, etc.).

Debemos recordar que el monto se debe definir con exactitud. Para efectos de nuestro ejemplo pongamos que el costo total de adquisición de dicho coche es de 120 mil pesos.

Existen, sin embargo, otras metas que requieren una definición mucho más completa. Una de ellas es el retiro. Pero no debemos alarmarnos, tampoco es complicado hacerlo, tan solo hay que seguir el siguiente procedimiento:

Guía Más Fondos para Lograr el Retiro Deseado

1. Determina cuánto gastas actualmente (en forma mensual y anual).

2. Elimina los gastos que no tendrás cuando te retires, cómo pueden ser las colegiaturas y las mensualidades de ciertos créditos. Si tienes hijos, elimina lo que actualmente gasta en su manutención.

3. El gasto obtenido en el punto 2 debe llevarse a términos anuales (después de una exhaustiva revisión), e incrementarse en un 15% para sufragar medicamentos y doctores.

El resultado es el gasto anual estimado que tendrás cuando estés retirado (a valor presente).

4. ¿Cuál es la edad a la que te quieres retirar? elimina lo que actualmente gastas. Un estimado conservador puede ser a los 60 años.

5. ¿Cuánto tiempo esperas vivir? Un estimado conservador puede ser 90 años.

6. ¿Cuánto tiempo vivirás después de tu retiro? Este dato es la diferencia entre el punto 4 y el punto 3 de este ejercicio.

7. Multiplica el gasto anual obtenido en el punto 3, por los años que vivirás después de su retiro (resultado obtenido en el punto 6). El monto obtenido es lo que necesitarás, a valor presente, para vivir un retiro tranquilo.

8. Abre tu cuenta en Más Fondos y empieza a ahorrar para tu retiro.

Por ejemplo, supongamos que una persona tiene gastos mensuales por 10 mil pesos en promedio (una vez eliminadas colegiaturas y el efecto de los hijos). En términos anuales, sus gastos son de 120 mil pesos.

Incrementemos esta cantidad en 15%. Los gastos estimados de esta persona durante su retiro, en términos anuales, serán de 140 mil pesos aproximadamente.

Si esta persona se quiere retirar a los 60 años, y tiene una esperanza de vida de 90, quiere decir que vivirá 30 años. Esto quiere decir que, al momento de su retiro, debe contar con una suma de 4 millones 200 mil pesos (a valor presente) para tener un retiro tranquilo. El monto obtenido es, precisamente, su meta en términos monetarios.

En Más Fondos, la primera distribuidora de sociedades de inversión, te ayudan a elegir las alternativas más apropiadas para alcanzar tus metas.

Ponte en contacto con Más Fondos para obtener la asesoría que requieres para establecer tu ‘Plan Financiero Personal’.

 
 
Los objetivos financieros son indispensables en el futuro de cada persona
Los objetivos financieros son indispensables en el futuro de cada persona
Foto: AP
Fotogalería Videos