Entérate cómo hacer un plan de ahorro e inversión

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Una vez que tienes fijadas tus metas, requieres de un plan para llevarlas a cabo

 
Una vez que una persona logra cuantificar sus metas, es posible precisar la cantidad mensual que se necesita ahorrar para lograrlas, así como el tiempo que tomará.

Esto es, precisamente, lo que ilustraremos a continuación con la Guía para la creación de un Plan de Ahorro e Inversión.

Guía para la creación de un Plan de Ahorro e Inversión

1. Ordena tus metas de acuerdo con su importancia

Es importante recordar que los objetivos de más largo plazo (como lo son el retiro o la educación superior de nuestros hijos) son los más importantes.

Sin embargo, dado que los jóvenes ven tan lejanos estos sucesos, suelen relegarlos a segundo término, y desplazarlos por objetivos de más corto plazo, como puede ser la adquisición de bienes de consumo duradero (un auto, una casa, etc.).

Esto suele ser un grave error, ya que la costumbre hace la regla, y las metas por las que más vale la pena luchar suelen ser pospuestas de manera indefinida.

Y cuando las personas se dan cuenta, lamentablemente, es que ha sido demasiado tarde.

Es por ello recomendable que los jóvenes, desde que obtienen su primer empleo, deben ahorrar alrededor de una décima parte de su salario neto para su retiro, y conservar el 90% del mismo para su gasto corriente y demás objetivos de vida.

Cuando esto se hace desde el principio, se torna una costumbre muy sana y poderosa.

A continuación se señala la importancia que tiene preparar las metas de largo plazo desde el principio, y no posponerlas por ningún motivo:

El costo de posponer nuestras metas más importantes.

Supongamos que una persona comienza a trabajar a los 22 años, y ahorra, cada mes, una cantidad equivalente a 1,000 pesos a valor presente (actualizándolos cada año al ritmo de la inflación).

Si los invierte a una tasa real promedio del 10% (mercado accionario), a la edad de retiro (65 años), habría acumulado más de 8 millones y medio de pesos (a valor presente) para tal fin.

Si la misma persona pospone su meta, y comienza a ahorrar a los 35 años (es decir, relativamente joven), necesitaría separar mensualmente una cantidad de 43,045 pesos para reunir la misma cantidad a los 65 años.

 

Edad

Comenzando a los 22 años (ahorro $ 1,000 pesos al mes) Comenzando a los 35 años (ahorro $ 43,045 pesos al mes)
22 $13,200.00  
23 $27,720.00  
24 $43,692.00  
25 $61,261.20  
30 $179,249.10  
35 $369,269.78 $47,349.50
36 $419,396.76 $99,433.95
37 $474,536.43 $156,726.85
38 $535,190.08 $219,749.03
39 $601,909.09 $289,073.43
40 $675,299.99 $365,330.28
45 $1,168,164.71 $877,441.49
50 $1,961,928.27 $1,702,201.73
60 $5,299,110.67 $5,169,702.00
65 $8,614,858.04 $8,614,930.20

Todas las cantidades están expresadas a valor presente y han sido calculadas utilizando una tasa real del 10% anual (por arriba de la inflación), que es la tasa promedio que un mercado accionario ha otorgado históricamente.

2. Determina el número de meses que necesitas para lograr cada una de tus metas.

La tarea es muy sencilla. Empecemos con las metas más importantes (de más largo plazo) y sigamos con el resto.

Para el retiro, por ejemplo, tenemos que definir a qué edad se desea hacerlo (digamos, entre los 60 y los 65 años para la mayoría de las personas). A esa edad hay que restar la edad actual para obtener el tiempo (en años) que falta. Este valor se multiplica por 12 para obtener el número de meses. Hacer lo mismo con el resto de sus metas.

Divide la cantidad monetaria que necesitas para obtener cada una de las metas entre el número de meses que se requieren para lograrlas.

Esto es un paso fundamental, y da la pauta para saber el monto, a valor presente, que se debe de ahorrar cada mes.

No debemos olvidar en este punto que, sobre todo para las metas más importantes (mediano y largo plazos), los intereses que se ganan con las inversiones juegan un papel importantísimo, dado el efecto “bola de nieve” del interés compuesto.

Por ello, para saber con cierta exactitud cuál es el monto a ahorrar para llegar a cada una de las metas, se debe de tener muy claro qué tasa real promedio se espera obtener de las inversiones durante el tiempo en que se mantengan.

3. Determina la cantidad mensual que debes ahorrar para lograr cada una de tus metas.

Para las metas de corto plazo, es la cantidad obtenida en el punto anterior. Para las de más largo plazo, a partir de cinco años, es importante tener en mente la tasa de interés real que es posible obtener de las inversiones, como ya fue mencionado.

Como ya fue mencionado, las metas más importantes deben tener una prioridad máxima, y no deben ser pospuestas por objetivos menores. Es decir, si se requiere comprar una televisión, debe de ser posible ahorrar tanto para nuestro retiro como para nuestra televisión.

Como se podrá observar después de hacer un ejercicio con todas las metas que uno se plantee, difícilmente se puede ahorrar para todas al mismo tiempo. Por ello, hay que empezar con las más importantes e ir poco a poco con el resto.

En Más Fondos, la primera distribuidora de sociedades de inversión, te ayudamos a elegir las alternativas más apropiadas para alcanzar tus metas.

Contáctanos y te daremos la asesoría que requieres para establecer tu ‘Plan de Ahorro e Inversión’.

 
 
Para ahorrar se necesita seguir pasos muy importantes
Para ahorrar se necesita seguir pasos muy importantes
Foto: AP
Fotogalería Videos