Bosques

Desiertos

Cadenas alimenticias

Fuente: Fondo Educación Ambiental A.C.
Fotografía: Jorge Gaviño

 

Una cadena alimenticia es el camino que une a las especies dentro de una comunidad. A través de la cadena, la energía y nutrientes son llevados de una especie a otra. Las cadenas alimenticias normalmente no incluyen a más de 6 especies debido a que la cantidad de energía transmitida disminuye en cada etapa (nivel trófico).

 

Una red alimenticia es un conjunto de cadenas alimenticias. Esto implica que una misma especie puede estar en más de una cadena alimenticia.

 

Dentro de los consumidores existen los primarios (como los herbívoros), los secundarios (los carnívoros), los terciarios, etcétera. Esto refleja el nivel o posición del consumidor en el nivel trófico.

 

El final de la cadena o red alimenticia se considera cuando un animal o planta muere. Sus restos quedan en el suelo, en donde son descompuestos por otros animales, insectos o bacterias, quienes incorporan nuevamente energía y nutrientes al sistema.

 

En el desierto se tiene que usar la menor energía posible para poder sobrevivir; cada planta y animal tiene que saber cómo encontrar agua y comida lo más rápido posible y después saber cómo almacenarlas y transformarlas en energía para crecer y reproducirse.

 

Un ejemplo maravilloso son los cactus: tienen un tallo ancho, el cual está estructurado para llevar a cabo la fotosíntesis ahí mismo (en lugar de hacerlo a través de las hojas como lo hacen plantas y árboles de otros ecosistemas); por esta razón, los tallos son verdes y no cafés, como muchas otras plantas. El tallo, además, tiene la capacidad de expandirse para almacenar agua durante mucho tiempo e irse adelgazando conforme se utiliza. Tienen un sistema de raíces extenso pero muy cercano a la superficie para atrapar agua lo más rápido posible antes de que se filtre al subsuelo.

 

La falta de agua y el calor también los obligan a ser de muy lento crecimiento. Por ejemplo, los saguaros (especie de cactus típico del desierto sonorense) a los 5 años miden apenas 15 centímetros; a los 10 años, miden 20 centímetros; a los 30 años, 1 metro, y sólo si sobreviven a los 70-80 años, lograrán producir flores y desarrollar ramas o brazos. Se han registrado saguaros de entre 175–250 años de edad. Un adulto llega a pesar entre 3.5 y 7 toneladas, de las cuales el 95% puede ser únicamente agua.

 

La cadena alimenticia en el desierto, como en todos los ecosistemas, se inicia con los productores primarios, que son las plantas. Como se describió anteriormente, las plantas desérticas tienen diversas estrategias para captar la energía y transformarla en nutrientes para vivir. Las plantas, a su vez, producen semillas que sirven para crear nuevas plantas, pero también estas semillas sirven de alimento y hasta de refugio para muchísimas especies. Son alimento para aves o mamíferos, como los roedores, quienes comen los frutos que contienen semillas; no digieren a estas últimas pero las dispersan a través de sus excretas por todo el desierto, cosa que el cactus por sí solo no podría hacer. También son aprovechadas por hormigas arrieras. Durante un estudio se observó que cargaron aproximadamente mil semillas por hora para apilarlas y formar nidos en forma de pirámide, utilizándolas así como refugio.

 

Las plantas también sirven de alimento tanto a insectos (orugas de mariposa, hormigas, grillos, escarabajos, etc.), herbívoros (venado cola blanca y berrendo) y reptiles; específicamente, la tortuga del desierto (la única especie terrestre) consume nopales, tunas y pastos. Continuando con la cadena alimenticia, encontramos que los insectos, herbívoros y reptiles son alimento para los mamíferos como zorras, coyotes, pumas y tigrillos, quienes ocupan la posición más alta en la cadena alimenticia, es decir, ya nadie se los come a ellos.

 

Sin embargo, las plantas en el desierto también han desarrollado sus estrategias de supervivencia, ya que en algunas especies existen hojas tóxicas o con filosas espinas que las protegen. Por ejemplo, la gobernadora (especie de planta muy abundante en el desierto) tiene hojas tóxicas y el ocotillo (planta del desierto con largas ramas) protege sus hojas con espinas.

Derechos Reservados Fundación Televisa