“La cortesía hace que el hombre aparezca exteriormente tal como debería ser en su interior.”—Jean de la Bruyère

civilidad

Definición y material relacionado sobre la bondad que te ayudará acomprender mejor este valor.

Definición

Civilidad. Sociabilidad, urbanidad. Orden. Colocación de las cosas en el lugar que les corresponde. Concierto, buena disposición de las cosas entre sí. Urbanidad. Comedimiento, atención y buen modo. Cortesía. Demostración o acto con que se manifiesta la atención, respeto o afecto que tiene alguien a otra persona.

Continúa

El valor en la historia

El poder de la civilidad. La Revolución de terciopelo.

Por diferentes razones, las sociedades del mundo deciden dar nuevo rumbo a su historia. A veces esos cambios producen guerras con cuantiosas pérdidas materiales y humanas. La máxima expresión de civilidad es lograr la transformación evitando esos daños. El ejemplo más reciente de un cambio pacífico ocurrió en Checoslovaquia, en 1989.

Después de sufrir la ocupación de los nazis, en 1948 la libertad de los ciudadanos de aquel país se vio suspendida de nuevo por el golpe de estado del Partido Comunista, apoyado por la Unión Soviética. Comenzó así un periodo en que el gobierno controlaba todos los aspectos de la vida política, prohibía la libertad de expresión, impedía los viajes al extranjero y encarcelaba a los opositores.
Dos décadas más tarde, en 1968, los estudiantes organizaron un movimiento en busca de democracia. Sin embargo, la Unión Soviética envió tropas militares a invadir el país y aplacó la rebelión con el poder de las armas. Los comunistas siguieron gobernando con mano dura por dos décadas más.

Cuando llegó al poder, en los años ochenta, el presidente soviético Mijaíl Gorbachov consideró que el comunismo generaba condiciones de vida muy difíciles para su propio país y otras naciones de Europa del este. Por eso dio inicio a una política de apertura democrática.

Inspirados por ese ánimo, el 17 de noviembre de 1989 los estudiantes checoslovacos organizaron un mitin para solicitar el fin del gobierno comunista, la posibilidad de que hubiera varios partidos y la libertad de los presos políticos. La policía trató de controlarlos, pero no fue posible.

Miles de habitantes más se sumaron al movimiento cuya filosofía fue la resistencia pacífica. El 19 de noviembre muchos se declararon en huelga y los teatros cancelaron sus funciones. Al día siguiente se llamó a un gran Foro Cívico para pedir la renuncia de las autoridades comunistas y elevar propuestas para organizar un nuevo país.
El gobierno optó por no usar la fuerza, pues la intervención militar hubiera provocado una enorme masacre. Las movilizaciones pacíficas, respetuosas y bien organizadas, lograron su cometido pocos días después: las autoridades comunistas renunciaron a sus puestos y en todo el país se oyó un grito de júbilo: “¡Qué viva Checoslovaquia libre!” El 29 de diciembre de 1989 Vaclav Havel, un antiguo preso político, fue elegido como el primer presidente democrático de ese país.
Durante este gran movimiento no hubo muertos ni heridos. La prensa extranjera reportó, sorprendida: “No se rompió ni una botella”. Por esa razón se le llama la “Revolución de terciopelo”.

Mini-relatos

La lección del coscorrón
 
En una ocasión David, el dueño de una modesta hostería en el este de Rusia llamó a la puerta de Yitzchak Levi, un hombre mayor, famoso por la sabiduría de sus consejos y el poder de sus buenos deseos.
—Maestro, vengo a pedirle un consejo. ¿Está permitido defender las propiedades? —le preguntó.
—Desde luego que sí, ¿qué necesitas defender? —preguntó, a su vez, Yitzchak Levi.
—Mi negocio. Deme sus buenos deseos —repuso David.
—Explícame mejor —solicitó el sabio.
—Todas las noches, una pandilla de jóvenes campesinos entra a robarme la comida.
—¿Y cómo piensas defenderte?
—Mi paciencia llegó al límite. Les grité que no volvieran. Incluso compré un perro guardián, pero no sirvió de nada. Sólo queda un remedio: hoy mismo iré a comprar un rifle. Deme sus buenos deseos.
—¿Y cómo usarás el rifle para proteger tu propiedad? —preguntó Yitzchak Levi.
—Cuando oiga que se acercan dispararé al aire, y si alguno se aproxima, le apuntaré. Esos rufianes sólo entienden la fuerza.

Continúa

Actividades

Ponte en acción
Revisa tu actividad diaria y detecta los “focos rojos” que ponen en riesgo la convivencia armónica. Atiende cinco puntos principales: el respeto a los demás, el respeto a sus derechos y libertades, el buen funcionamiento de los servicios públicos,  la conservación del medio ambiente y el respeto a los bienes públicos como los jardines y unidades de transporte.
Empieza por ti y corrige lo necesario. Luego trabaja con los demás. Con amabilidad invita a tus vecinos y compañeros de clase a que respeten las normas de convivencia, por ejemplo, la limpieza de áreas comunes, los turnos para participar en alguna actividad, el pago de cuotas por algún servicio que reciben. Invítalos siempre a crecer contigo.

• Prefiere los juegos relacionados con la participación y el trabajo en equipo (voleibol) y no con el conflicto (policías y ladrones).
• Organiza, con tu maestro y tus compañeros, un acuerdo común para mejorar la convivencia. Éste debe incluir una lista de acciones prohibidas y otra de acciones recomendadas.
• En tu barrio, con el apoyo de chicos de tu edad, hagan planes para elevar la calidad de vida y diviértanse al llevarlos a cabo. Salgan juntos a barrer la calle, recojan las hojas secas, lleven a vacunar a sus mascotas.
• Participa en las votaciones infantiles, cuando se organicen, y acompaña a tus padres cuando ellos vayan a votar.
• Promueve, en tu escuela, una “campaña de desarme”: todos las armas de juguete y los juguetes bélicos deben depositarse en la basura.

Lo que aprendiste
El sentido de civilidad es el principio clave para transformar a una sociedad, desde sus aspectos más sencillos (como una calle limpia), hasta los grandes cambios políticos. Lo fundamental está en procurar que tus acciones tomen en cuenta a los demás, y que las acciones de los demás te tomen en cuenta a ti.

Amplía tu visión
◦ La Ley de Justicia Cívica para el Distrito Federal, promulgada en 2000, es un reglamento modelo para lograr la convivencia armónica en una de las ciudades más complejas y emocionantes del mundo. Búscala y lee algunas partes.
◦ Ubica en el radio o la televisión de tu localidad algún programa de debates. Observa cómo se organizan las personas para expresar sus ideas.
◦ Localiza, en tu comunidad, a la instancia responsable de los servicios públicos (limpia, alumbrado, etcétera).  Investiga cómo trabaja y cuál es la forma de solicitar su ayuda para algún problema.

FRASES

“Hay que saber extender la atención, la cortesía y urbanidad incluso a los enemigos.”
—Antonio Nariño
 
“Cuando se rompen las reglas de la civilidad queda poca esperanza de volver a la amabilidad y la decencia.”
—Samuel Johnson

“La escalera ha de barrerse empezando por arriba.”
—Proverbio rumano

“Las buenas formas están hechas de sacrificios insignificantes.”
—Ralph Waldo Emerson


Continúa