Incluso el emperador más poderoso requiere la lealtad de sus súbditos

Lealtad

 

Definición

Lealtad. (De leal). f. Cumplimiento de lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor y hombría de bien. 2. Amor o gratitud que muestran al hombre algunos animales, como el perro y el caballo. 3. Legalidad, verdad, realidad.

—Diccionario de la Real Academia Española.

Reflexiona

Hombres de bien.
Las buenas personas cumplen sus promesas, aunque las circunstancias y los intereses cambien. Dan el máximo valor a la confianza que los demás depositan en ellas: actúan de la forma que esperan, a pesar de que les resulte difícil. Cuando se comprometen a algo con otra persona están dispuestas a darlo todo sin fijarse en su propio provecho y a tener actitud respuesta valiente y creativa para llevar a cabo la misión que les pidieron. El mejor ejemplo está en la unidad de la familia: los matrimonios fieles se esfuerzan por seguir juntos, aunque a veces tengan problemas y diferencias; los padres fieles se comprometen a hacer lo mejor por sus hijos pequeños y el conjunto se esfuerza para mantener unida a la familia. La misma experiencia puede ampliarse al compromiso que debemos tener con México: ser leales con el país es promover la paz, la justicia, la honestidad y la tolerancia en cada acción.
La lealtad es que no se paga, se corresponde. Si alguien nos ayuda en una circunstancia difícil, no habrá ningún objeto o cantidad de dinero suficientes para darle las gracias. La única alternativa es apoyarlo cuando se vea en una circunstancia difícil, sabiduría que se resume en la frase “hoy por ti, mañana por mí.” De esta forma, la lealtad contiene y lleva al máximo los valores más importantes de la convivencia y es una expresión de amor. Al practicarla no sólo beneficiamos a los demás: también le vamos dando forma a nuestra vida y poco a poco no convertimos en hombres y mujeres de bien.

Mini-relato

Los tres amigos

Juan, Jorge y Cristina compartían juegos, diversiones y deportes. En una ocasión Juan y Jorge se disgustaron por un torneo de canicas y decidieron no hablarse. Juan fue con Cristina y le dijo: “Si quieres seguir siendo mi amiga, no te juntes con Jorge.” Cristina le respondió: “No me pidas eso porque yo soy fiel a mis amigos.” Al rato Jorge se presentó para pedirle que no se juntara con Juan y ella le contestó: “Prefiero que ni tú ni Juan se junten conmigo a traicionar a cualquiera de los dos por un asunto que no vale la pena”. Admirados por su ejemplo, los niños se contentaron y su amistad fue más bonita que nunca.

Problemas para pensar

Un mensaje para los padres

La lealtad es un valor que puede expresarse en todas las relaciones humanas y en cualquier situación. Uno de sus aspectos más interesantes es convertirla en un valor correspondido: que tú tengas lealtad por otra persona y esa persona tenga lealtad por ti. En el siguiente apartado ubica cómo se presenta la lealtad en tu vida.

¿Cómo expreso mi lealtad por…

¿Cómo me expresan su lealtad…

mis padres?

mis padres?

mis hermanos?

mis hermanos?

mis amigos?

mis amigos?

mis compañeros de clase?

mis compañeros de clase?

mi maestro?

mi maestro?

Quizá en alguno de estos ejemplos encuentres que tú o los demás no expresan suficiente lealtad. Es momento de construirla ¿Qué maneras se te ocurren para lograrlo?

Lo que dicen los libros


“Lealtad significa fidelidad, franqueza, nobleza, honradez, sinceridad y rectitud. Servir con lealtad es servir con la verdad por delante. No somos leales si engañamos, si no decimos la verdad o si decimos sólo medias verdades. Tampoco lo somos si nos limitamos a decir lo que agrada a los demás, lo que éstos desean oír, o si escondemos situaciones y hechos por cualquier motivación que tengamos.”

—Luis Fuenmayor, La lealtad y su significado.

Frases

“Incluso el emperador más poderoso requiere la lealtad de sus súbditos.”
Gladiador, 2000

“La lealtad es un asunto de vida o muerte.”
El hombre araña, 2008.

“Una prueba de lealtad es también una muestra de amor y amistad.”
Oz, 1997

“Si quieres la lealtad de alguien dale su absoluta libertad.”
La mujer biónica, 2007