Si tratas a los demás como te gustaría ser tratado, pocos valores serían necesarios.

educar en valores

Compartimos este texto incluido en la Guía para el maestro que se reparte junto con el Calendario Escolar de Valores año con año a todos a los salones de primaria del país.

Estrategias de aprendizaje adecuadas a la escuela primaria

1. Las normas y la autorregulación.

En la infancia temprana, los niños se ajustan a las normas porque éstas son establecidas por la autoridad de los adultos, aunque en ocasiones no comprendan el sentido de las mismas.

Si queremos que los niños guarden silencio basta con imponer la norma. Pero necesitaremos un proceso de formación más delicado si lo que nos proponemos es que los niños aprendan que el sentido de la norma se funda en el respeto a los demás.

La convivencia en la escuela exige normas de orden y respeto que ofrecen una enorme oportunidad para que los niños y niñas aprendan a autorregular conductas, palabras y sentimientos. En ese sentido las normas pueden ser sumamente formativas.

Las estrategias de autorregulación buscan que los alumnos aprendan a observarse a sí mismos y a modelar su conducta estableciendo metas propias.
El siguiente es un ejemplo de autorregulación a partir de una norma escolar.

Norma: Mantener silencio en clase
Valor: Respeto
Razones y valores: Pedir a los alumnos que entre todos digan las razones por las cuales es conveniente mantener silencio en clase.
De la lista elaborada resaltar el valor que se encuentra detrás de la norma: respeto a los demás para que puedan escuchar, concentrarse, comprender, etc.
Autobservación: Pedir a los alumnos que durante un día anoten en una libreta cada vez que interrumpen la clase.
Autorregulación: Pedir a los alumnos que establezcan metas personales para mejorar su cumplimiento de la norma: guardar silencio durante media hora, por ejemplo. Las metas deben ser realistas y apropiadas para cada quién.

Como se puede ver, la lógica de la actividad es la siguiente:

• Tenemos una norma
• La norma se justifica en razones
• Esas razones entrañan un valor
• Nos observamos a nosotros mismos para ver qué tanto cumplimos la norma
• Fijamos compromisos para mejorar nuestra actuación en relación a la norma
• Cada cierto tiempo revisamos el cumplimiento de los compromisos

2. Las narraciones y las historias ejemplares

En los primeros años de la primaria, la conducta de los niños se orienta en buena medida por la búsqueda de afecto y aprobación de los adultos, así como por los ejemplos de las figuras que para ellos son relevantes. En la infancia son ampliamente recomendables las historias ejemplares y las narraciones.

Además de facilitar la atención de los alumnos, se puede recurrir a la imaginación, propia del texto literario, para experimentar “en carne propia”, las vivencias y sentimientos de los personajes. Los cuentos son una oportunidad para introducir al niño en el proceso cognitivo y afectivo del aprendizaje valoral.

Esta es la estrategia básica del Calendario: en torno a una breve narración se fomenta la reflexión de los niños a partir de preguntas reflexivas. La lógica es la siguiente:

Los personajes tienen una conducta moral - ¿Qué personajes actuaron correctamente o no?
Esa conducta refleja valores ¿Por qué crees que actuaron así?
La conducta moral siempre involucra sentimientos ¿Cómo crees que se sintieron los personajes?
Hay normas morales que indican lo que es correcto ¿Cuál habría sido la manera correcta de actuar?
La historia se puede trasladar a la vida de los alumnos ¿Alguna vez has visto o vivido una experiencia parecida? ¿Cómo te has sentido en situaciones similares?

3. La clarificación y el autoconocimiento.

Los niños han interiorizado un conjunto de valores como producto de sus experiencias previas. Una estrategia recomendable es realizar actividades que permitan clarificar aquello que el niño valora, cuáles son los valores familiares y de su comunidad. Esta es una vía que contribuye a un mejor conocimiento de sí mismo.

Valor: Amistad

Clarificación:
Pedir a los alumnos que hablen de sus experiencias de amistad.
¿Quiénes son sus amigos?
¿Por qué los consideran sus amigos?
¿Qué hacen por sus amigos?

La lógica de la estrategia de clarificación es la siguiente:

• Las personas tenemos valores.
• Identificamos nuestros valores.
• Identificamos las razones en las que fundamos nuestros valores.
• Identificamos las conductas en las que manifestamos esos valores.

4. La reflexión de dilemas y el diálogo.

La mayor dificultad para actuar con base en valores es que en la vida las disyuntivas no siempre se presentan como elecciones entre lo bueno y lo malo; a veces tenemos que elegir entre dos valores, por ejemplo la amistad y la honestidad.

Desde los primeros años de la primaria habría que plantear la reflexión sobre situaciones conflictivas. Los dilemas éticos hipotéticos o tomados de situaciones de la vida real son las actividades por excelencia en esta estrategia.

Dilema
Ana y Verónica son amigas desde que entraron a la escuela. Se quieren y comparten mucho de su tiempo libre. Han vivido juntas experiencias de todo tipo, se consuelan cuando están tristes y se alegran de sus éxitos.
Un día Ana quería ir al cine con unos amigos pero su mamá no le dio permiso, así que le dijo que entonces iría a casa de Verónica a hacer una tarea. Su mamá estuvo de acuerdo.
Ana fue, en efecto, a casa de su amiga, estuvo un rato con ella y luego decidió irse al cine con sus otros amigos.
En la noche, cuando Verónica se disponía a cenar, la mamá de Ana llamó para preguntar por ella. Estaba preocupada porque no había regresado todavía.

Reflexión personal
Los alumnos deben decir lo que el protagonista debe hacer. Cada alumno reflexionará individualmente y escribirá su respuesta.
¿Debería Verónica decir la verdad? ¿Por qué sí o por qué no?”

Diálogo
Identificar las distintas respuestas de los alumnos.
Propiciar la discusión entre los alumnos sobre las consecuencias de cada alternativa.
Posteriormente habrá una discusión que puede empezar en pequeños grupos o directamente en la clase.
Puede concluirse la actividad de alguna de las siguientes maneras: reconsiderar la propia posición, argumentar la posición opuesta, resumir posturas, encontrar situaciones donde los mismos argumentos se encuentran en conflicto.
A los alumnos mayores se les puede pedir que identifiquen los valores en conflicto: honestidad, amistad, lealtad, etc.

La lógica de los dilemas morales es muy distinta a las anteriores. Esta estrategia se basa en las teorías psicológicas del desarrollo moral:

• El desarrollo moral está relacionado con el desarrollo cognitivo de las personas y se organiza en etapas evolutivas.
• La discusión de dilemas propicia el paso de una etapa a otra superior a través del razonamiento moral.
• En los dilemas no hay una salida única, no hay moraleja, lo que importa es la reflexión del problema
• Cada opción tiene unas consecuencias que la persona implicada en el dilema deberá afrontar. Lo importante es identificarlas y reflexionar sobre ellas.

5. El análisis de situaciones sociales

Esta estrategia es muy pertinente para analizar las situaciones del mundo contemporáneo o los hechos históricos: los problemas del medio ambiente, la revolución mexicana, etc.

Puede recurrirse a las lecciones del libro de texto para reflexionar sobre temáticas de los programas de estudio. También es útil al análisis de medios de comunicación: revistas, periódicos, páginas web, etc.

El objetivo es reconocer que los valores tienen consecuencias en la vida de las personas no sólo desde el punto de vista individual sino para la comunidad, el país e incluso para el planeta.

La lógica es la siguiente

• Los grupos sociales (familias, comunidades, naciones) tienen valores
• Desde el punto de vista social, hay valores compartidos y valores en conflicto
• Hay decisiones que afectan a grupos sociales
• El diálogo entre grupos sociales es tan necesario como el diálogo entre individuos

6. Actividades vivenciales y experiencias formativas.

Definitivamente, los valores que se aprenden son los que se viven. Promover el diálogo requiere que el salón de clases sea un espacio en el que se practica el diálogo. La tolerancia, el respeto y el resto de valores tratados deben permear las relaciones entre el maestro y sus alumnos.

Las actividades vivenciales son muy importantes porque contribuyen a generar empatía con otras personas y a desarrollar sentimientos morales. Por ejemplo, los juegos de roles pueden ser útiles para que los niños y niñas traten de ponerse en el lugar del otro.

Adicionalmente, si las condiciones lo permiten, sería importante que los alumnos se involucren en experiencias de la vida real que les lleven a movilizar los valores: campañas de solidaridad, encuentros o correspondencia con niños de otras escuelas, tareas de mejoramiento de la escuela y comunidad, etc. El objetivo es poner en práctica los valores.

La lógica es la siguiente:

◦Las personas tenemos sentimientos
◦Me imagino y trato de percibir los sentimientos de los demás
◦Hago lo que puedo para evitar que los demás sufran

Recomendaciones para un ambiente escolar de participación y confianza

La experiencia demuestra que en la enseñanza de valores, el profesor reafirma aquellos en los que cree, y al ejercitarse en ellos propicia que la vida de la escuela se haga corresponder con los enunciados formales.

1. Consideración del alumno como un ser único

Atender y respetar los distintos ritmos, estilos y necesidades de aprendizaje de todos y cada uno de los alumnos y propiciar el gusto por aprender y saber más.

Aprender a conocer a los alumnos desde el punto de vista afectivo y evitar lastimarlos emocionalmente, admitiendo que existe una gran diversidad de sensibilidades.

2. Ambiente de diálogo

Establecimiento de las condiciones para que los niños y las niñas aprendan a escuchar, a tomar la palabra por turnos, a preguntar y debatir, a ser tolerantes y respetuosos con sus maestros y compañeros, a comprender la conveniencia de cooperar y colaborar, a reconocer, expresar y manejar sus sentimientos.

Utilización del diálogo como herramienta para la discusión y solución de conflictos apelando a la razón, al buen uso del lenguaje y a la erradicación de la violencia.

3. Respeto y colaboración entre todos y todas en la escuela.

Respetar la dignidad de todas las personas que integran la comunidad escolar, independientemente de su rol: personal docente, administrativo, de limpieza; alumnos y alumnas; padres y madres de familia.

Propiciar la ayuda mutua y la colaboración entre los miembros de la comunidad para desarrollar proyectos escolares.

Desarrollar empatía y prestar ayuda a las personas que integran la comunidad escolar.

Facilitar la participación de todos los miembros de la comunidad escolar para expresar sus necesidades, intereses e inquietudes.

4. Normas transparentes y compartidas.

Procurar normas claras, justas y compartidas que permitan regular el comportamiento individual y colectivo para facilitar una convivencia armónica.

Informar y justificar las reglas y normas escolares con toda claridad.

Precisar a quién compete definir las normas, cuándo y cómo fueron establecidas.

Finalmente diremos que los esfuerzos de los maestros serán más eficaces si:

Fortalecen su convicción de la importancia de educar en valores.

Si cuentan con el apoyo de la escuela y la familia.

Si se familiarizan con estrategias de aprendizaje apropiadas.

Si se practican los valores en la escuela.

Para pensar

Los valores son actitudes del querer del hombre, de la voluntad, iluminada por la inteligencia.