Una blanca sirena

 
 
 
por: Gabriela Casavantes
Fuente: Agencias
 

Llega extraordinariamente bella al altar y con un maravilloso vestido de las nuevas tendencias de la temporada

 

Da clic en la galería Peinados para tu boda

Si estás emocionada porque te casas este o el otro año, debes llegar al altar con un maravilloso vestido de color blanco o marfil, muy ajustado al cuerpo, cubierto de bordados, encajes antiguos, toques de oro y plata, lentejuelas y perlas, como si fueras una blanca sirena.

Cortes

Estarán presentes con mucha fuerza los cortes más audaces, talles ajustados y piel al descubierto. La espalda gana protagonismo y se alargan las caudas de los vestidos. Creaciones con poco volumen, líneas cómodas y vestidos superpuestos. Pantalones muy anchos y trajes de chaqueta con alguna nota de color. Regresa la faja a la cintura para realzar tu talle y las cintas de raso trabajadas en red. Destacan los diseños sencillos, con la simplicidad de la época moderna: vestidos totalmente arquitectónicos, trazados con la pureza de las líneas.

Tejidos

Los tejidos protagonistas son muselina, organza, mikado, raso, encaje, tul, seda, organdí, texturas que realzan las líneas y adornan con detalles de épocas pasadas. Se lleva mucho el tul plisado y los tejidos naturales para dar un efecto vaporoso.

Colores

Destacan telas como el raso blanco, crudo y rosado. Algunos diseñadores dejan de lado el blanco y proponen trajes dorados, grises y fondos blancos con rosas rojas. El color rosa está muy presente, al igual que las matices muy suaves como los beiges y los tonos pastel, pero que no sustituyen en absoluto al marfil de toda la vida.

Detalles

Predominan las flores de tela para adornar y los estilos bordados con flores silvestres. Los tejidos brocados reflejan tu espíritu viajero e inquieto, mientras que las flores y las formas abstractas manifiestan tu interés por las diferentes culturas.

El vestido de la abuela

¿Estaba destinado al olvido en un armario? Pues ahora puedes extender su caducidad, pues ha adquirido un gran protagonismo. Con retoques realizados por manos expertas, lo adaptarás a tu personalidad. Está de moda, pero además es un gran acierto modificar un vestido de novia de generaciones anteriores si está realizado con telas delicadas y únicas, y además es más económico. La mantilla española también se rescata de los baúles para enriquecer vestidos de corte romántico. Algunas de las propuestas de los diseñadores incluso reflejan un regreso a los siglos XVII y XVIII.

Accesorios

Para conseguir una imagen acertada en un día tan especial, es imprescindible que hagas una cuidadosa selección de tus accesorios nupciales. Ahora hay mayor libertad en detalles glamorosos como plumas y flores en el cuello. Velos de encaje que lucen al máximo sobre melenas con apariencias informales. Chales en tejidos de gran caída como raso y muselina de seda, rematados con destacados flecos.

Peinado

Antes de decidir qué peinado llevarás, es básico que pruebes dos o tres distintos. Procura que coincidan con la prueba de tu vestido para ver el estilo en conjunto. Lo más importante es que sigas siendo tú misma, es decir, si eres lacia, ¿por qué rizarte el pelo ese día? Si optas por un recogido, huye de los peinados recargados. La sencillez es un valor seguro, con una melena lisa o una sencilla media cola acertarás.

Maquillaje

Tu maquillaje debe ser discreto, natural y debes evitar los tonos fuertes, los expertos coinciden en que la intensidad de color lleva a la vulgaridad. Lo primordial es lucir un cutis fresco, y para ello es necesario aplicarte con armonía y sutileza corrector, base de maquillaje y blush. No pueden faltar unas pestañas muy largas y gloss en los labios.

 

 
 
 
Ahora hay más libertad en detalles glamorosos como plumas y flores.
Ahora hay más libertad en detalles glamorosos como plumas y flores.
Foto: EFE
Fotogalería Videos