¿Quieres hacerte un tatuaje?

 
 
 
por: Gabriela Casavantes
Fuente: esmas.com
 

Cada vez son más las chicas que adornan su piel con un dibujo eterno. Infórmate bien para que el tuyo sea de tu total satisfacción

 

Da clic en el test ¿Qué tanto te preocupas por tu imagen?

Cada vez son más las chicas que se animan a adornar su piel con un dibujo original, bello y sexy. Pero si decides hacerte un tatuaje, debes estar consciente de que esa imagen te acompañará el resto de tu vida y preguntarte si en el futuro estarás contenta con llevarlo o si puede ocasionarte algún problema.

A continuación te damos algunas recomendaciones para que logres un tatuaje de tu entera satisfacción.

El dibujo

Antes de elegir el dibujo que te acompañará de por vida, debes pensarlo bien. Hay modelos para todos los gustos, desde una romántica rosa, hasta las tradicionales letras orientales. En la tienda de tatuajes te mostrarán motivos de todo tipo, pero si sabes dibujar, sería una gran satisfacción lucir un tatuaje diseñado por ti.

Si quieres tatuarte el nombre de tu pareja, toma en cuenta la posibilidad de que en un futuro ya no estés con él, y ese símbolo de amor puede volverse un amargo recuerdo. Toma en cuenta que las modas son pasajeras y elige algo que sabes que no te dejará de gustar.

Si quieres ir a lo seguro, puedes realizarte un tatuaje de henna, un colorante que se aplica sin pinchazos y a las pocas semanas desaparece completamente. Si quedas satisfecha, podrás hacerte un auténtico tatuaje, conociendo de antemano el resultado final.

La zona

Si decides tatuarte porque vas a presumirlo, háztelo en una parte del cuerpo que quede al descubierto: hombros, espalda, piernas, muñecas, brazos y tobillos. Pero también considera que puede haber ocasiones en que puedas verte obligada a ocultarlo.

La tienda

Existen muchas tiendas de tatuajes, pero debes acudir a una seria donde estés segura de que te proporcionarán toda la higiene y la seguridad de que quedarás satisfecha con el resultado. Observa bien la calidad de los dibujos que hacen ahí.

Si sabes bien qué es lo que quieres, llévales el dibujo o explícales claramente el motivo, la zona, las tonalidades, etc. Recuerda que tu tatuaje será para toda la vida.

El proceso

Dependiendo de la zona donde te lo harás, será necesario que te sientes o acuestes. El tatuador te aplicará vaselina en la zona, y usará una máquina con una aguja que hace pequeños orificios en la piel e inyecta la tinta que quedará incrustada entre dos capas de piel.

El dolor

Es común escuchar que el dolor es insoportable, ‘sí duele pero no es algo intolerable, se siente como si te rasgaran’, asegura una colaboradora de esmas.com.

El dolor depende de la zona, es más dolorosa la cadera, el omóplato y el tobillo por tener más nervios y menos grasa. Y es menos doloroso el glúteo, la pierna o el abdomen. También depende del tipo de dibujo: las zonas sombreadas que requieren rellenarse de tinta duelen más.

Los cuidados

Debes estar bien informada en relación a los cuidados de tu nuevo tatuaje para evitar infecciones, pues a fin de cuentas es una herida que debe cicatrizar.

* Al llegar a casa, lava el tatuaje con espuma de jabón neutro, enjuaga perfectamente y seca con cuidado.
* Ponte un poco de crema humectante 2 ó 3 veces al día durante cinco días.
* No apliques en tu tatuaje alcohol, agua oxigenada ni mertiolate, ya que podrías irritar la zona y cambiar el dibujo.
* No toques el tatuaje con las manos sucias, y procura que no tenga ningún contacto con saliva, sudor, semen, agua de mar o de alberca.
* No te quites las costras que se formen sobre el área, deben caerse solas.
* Durante la cicatrización evita rozaduras con la ropa pero no lo cubras con gasas, ni te expongas al sol.

¿No te gustó?

Si no fue de tu entera satisfacción, puedes regresar a uno o varios retoques, en los que aplicarán tinta encima, modificando el dibujo hasta que quedes totalmente satisfecha. Pero si quieres borrar el nombre de tu ex o un dibujo que ya no te agrada, sólo podrán cubrirlo con tinta para ocultar el tatuaje.

Actualmente se investigan nuevas técnicas para hacer desaparecer estas imágenes eternas, pero lo más que se consigue es sustituir el dibujo original por una cicatriz.

Si deseas eliminar por completo el tatuaje, hay tres métodos: cortar la piel tatuada y coser de nuevo dejando una cicatriz, hacer un injerto con tu misma piel de otra zona, o borrar el pigmento con láser. Sin embargo estos métodos son muy caros y dejan rastros del dibujo.

 

 
 
 
Recuerda que tu tatuaje será para toda la vida.
Recuerda que tu tatuaje será para toda la vida.
Foto: AP
Fotogalería Videos