Cutis de princesa

 
 
 
por: Jimena Carmona
Fuente: Agencias
 

El oxígeno es vital para nuestro cuerpo y a la vez es uno de los responsables de la aparición de arrugas, poros dilatados y piel opaca

 

Da clic en el test ¿Eres sencilla o te crees la cereza del pastel?

Factores como la contaminación, tomar el sol sin protección o en exceso, fumar o vivir bajo estrés excesivo le causan efectos agresivos a tu cutis, que a la larga se reflejan en arrugas.

Tu piel sufre un proceso de doble oxidación debido a:

Factores internos: No dormir bien, estrés o no comer de manera balanceada afectan a las células de tu piel.

Factores externos: El daño a la piel es causado por los rayos UV, la contaminación y el cigarro.

Cuando el oxígeno se combina con estos factores, hace que tu piel envejezca prematuramente, tus poros se dilaten, aparezcan las primeras arrugas y tu cutis pierda resplandor.

Tipos de arrugas

Hay dos tipos de arrugas: las que aparecen por los gestos cotidianos de tu rostro, como la sonrisa y se conocen como líneas de expresión y las producidas por el paso del tiempo, que se conocen como arrugas.

Ambas son inevitables, pero una alternativa para prevenir su aparición es utilizar a partir de los 20 años de edad un tratamiento antiarrugas, que debe consistir en una crema hidratante, nutritiva, protectora y rica en antioxidantes.

El oxígeno y la piel

El oxígeno es el principal componente de los tratamientos antioxidantes y es por eso que las casas cosméticas no han pasado por alto sus beneficios, ya que purifica la piel, la descongestiona, le aporta luminosidad y estimula la regeneración de células muertas.

Elige una buena opción antioxidante para prevenir la aparición de arrugas, un sérum perfeccionador de la piel y protector celular que brinde a tu cutis una juventud prolongada, radiante y voluptuosa con ingredientes que proporcionen una sensación de frescura y ligereza extrema es la mejor opción.

 
 
 
No dormir bien, el estrés o no comer de manera balanceada afectan a tu piel.
No dormir bien, el estrés o no comer de manera balanceada afectan a tu piel.
Foto: Cortesía
Fotogalería Videos