La limpieza del cutis

 
 
 
por: Redacción Esmas.com
Fuente: Agencias
 

Una piel pulcra habla de tu cuidado personal y es el primer paso para estar bella, pues luce oxigenada y llena de luminosidad

 

La piel está expuesta a infinidad de agresiones externas como la contaminación, la radiación solar, las temperaturas extremas, los productos cosméticos y el exceso de sebo en algunos tipos de cutis. Pero la limpieza es un hábito fundamental para la salud de tu cutis, pues elimina los barros, espinillas y el exceso de grasa.

La herencia genética, ciertos factores hormonales y la alimentación también juegan un importante papel en la aparición de impurezas en la piel. Consumir abundantes grasas saturadas hace que te salgan exceso de sebo y granos. Para evitar esas imperfecciones, lleva una dieta equilibrada y saludable, libre de grasas saturadas, además de limpiar tu piel dos veces al día.

¿Cómo mantener la limpieza?

Las esteticistas aconsejan lavarte la cara dos veces al día. Por la noche para eliminar la grasa, el maquillaje, el polvo, la contaminación y todas las impurezas depositadas en tu piel a lo largo del día. Y por la mañana para quitar la grasa, sudor y toxinas eliminados por los poros la noche anterior. Para tener la piel limpia, fresca y resplandeciente, te aconsejan hacer el siguiente ritual en casa:

1. Desmaquíllate con una crema, pues por ser liposoluble, elimina mejor el maquillaje y la grasa.

2. Después lávate con un producto jabonoso en gel o espuma, para eliminar las impurezas hidrosolubles como el polvo, la contaminación, el sudor y las células muertas.

3. Una o dos veces por semana, hazte una exfoliación o peeling suave.

4. Si tu piel tiene mayor tendencia a las impurezas, aplícate cada tercer día una mascarilla purificante que evitará que te hagas limpiezas profundas frecuentes.

5. Utiliza un maquillaje de buena calidad para proteger tu piel de la contaminación. Evita aplicarte polvos o rubor sin base de maquillaje antes, porque penetran en tus poros y los tapan.

La limpieza profesional

Los expertos en el cuidado del cutis recomiendan acudir cada uno o dos meses a una estética para que te realicen una limpieza facial profunda.

Unas pieles se ensucian más que otras, por ejemplo las pieles grasas suelen necesitar faciales más a menudo. Los faciales profesionales se deben hacer cuando la piel los necesite y se pueden realizar desde los 13 años de edad en adelante. Éstos son los pasos:

1. Realizan un diagnóstico de tu piel y sus necesidades y eligen los productos limpiadores, la loción, la emulsión final y la crema de masaje, específicos para tu tipo de piel.

2. Te desmaquillan, te aplican primero una loción tónica para regular el pH de tu piel y luego vapor para reblandecer la queratina de los poros y facilitar la extracción de los comedones. Además el vapor ayuda a absorber los activos que te aplican en el tratamiento.

3. Te extraen manualmente los comedones y puntos negros.

4. Te dan un masaje relajante en el rostro, con productos específicos para el estado de tu piel en el momento.

5. Te aplican una mascarilla con propiedades calmantes, anti-inflamatorias y bactericidas.

6. Encima te aplican un producto para hidratar y proteger la piel de los rayos UV.

 
 
 
Nadie relaciona la belleza con una piel llena de impurezas y puntos negros.
Nadie relaciona la belleza con una piel llena de impurezas y puntos negros.
Foto: EFE
Fotogalería Videos