Déficit de atención e hiperactividad

 
 
 
por: Redacción Esmas.com
Fuente: Agencias
 

Un problema de salud frecuente en México en el que el niño presenta violencia, delincuencia o depresión

 

Da clic en el test ¿Conoces el carácter de tu bebé?

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es uno de los problemas de salud mental que con más frecuencia se presentan en México. Alrededor del 6% de los niños y jóvenes de 6 a 16 años padece TDAH, es decir, un millón 600 mil niños, de los cuáles sólo el 8% está diagnosticado y tratado. Las personas con TDAH que no han sido atendidas propiamente, sufren impactos negativos a lo largo de su vida, entre ellos accidentes, violencia intrafamiliar, resentimiento social, mayores posibilidades de caer en la delincuencia, deserción escolar, preparación deficiente, fracaso laboral, embarazos no deseados o depresión.

Los padecimientos

El TDAH es un síndrome neurobiológico que se caracteriza principalmente por falta de atención y concentración, impulsividad e hiperactividad, síntomas que afectan el desarrollo y la calidad de vida de las personas que lo padecen, particularmente si este trastorno no es detectado y manejado a tiempo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que uno de cada tres niños que solicitan atención lo hace por TDAH. En el Hospital Psiquiátrico Infantil de México la primera causa de atención en la consulta externa es el TDAH.

Sin embargo, el sistema de salud nacional es insuficiente para atender debidamente a todos estos niños. La OMS recomienda un paidopsiquiatra por cada 10 mil niños y en México tenemos sólo uno por cada 142 mil niños. Además, sólo 150 neurólogos están especializados en neuropediatría y 200 en paidopsiquiatría. Por si fuera poco, el 41% de los psiquiatras y psicólogos se concentra en el D.F. Peor aún, cada año sólo egresan 10 neuropediatras y 5 paidopsiquiatras. Por todo esto, surge el Proyectodah de la Fundación Cultural Federico Hoth, A.C., que tiene como propósito ofrecer una solución continua de desarrollo a las familias con un miembro que padece Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

La atención adecuada

La Maestra María Elena Frade Rubio, Presidenta de la Fundación Federico Hoth, comenta: “En mi experiencia como madre de un niño con TDAH, puedo decirles que el diagnóstico oportuno es fundamental para que la calidad de vida de quien lo padece y de sus familiares no se vea reducida. Un niño con TDAH, con un buen diagnóstico y un adecuado tratamiento, puede tener una vida plena y funcional en todos los ámbitos”.

Por su parte el Dr. Juan Carlos Pérez Castro, Vicepresidente del Proyecto TDAH comenta: “Para la Fundación Federico Hoth, la labor de sensibilización sobre el TDAH es primordial, por eso presentamos hoy nuestra campaña Todos los niños, un buen diagnóstico, el mejor tratamiento, dirigido a padres de familia, maestros y doctores, con el fin crear conciencia sobre el derecho que tienen todos los niños con TDAH a ser diagnosticados oportunamente y a recibir el mejor tratamiento. Para esto las instituciones públicas de salud juegan un papel clave para brindar la atención adecuada, con el conocimiento adecuado del tema, así como del suministro y la inclusión en el cuadro básico de todos los medicamentos para tratar el TDAH”.

Datos sobresalientes

  • El 50% de los niños no diagnosticados reprueban por lo menos un año escolar.
  • El tratamiento adecuado del TDAH reduce el riesgo de desarrollar problemas de uso y abuso de substancias en la adolescencia.
  • El TDAH sin tratamiento aumenta el riesgo de accidentes de tránsito en adultos jóvenes.
  • Los casos más severos se presentan a menor edad, hacia los siete años o antes y suelen presentarse con más síntomas de hiperactividad e impulsividad.
  • Los casos menos severos habitualmente se presentan o se identifican más tarde y suelen presentarse con más síntomas de inatención.
  • En varones se presentan más casos de TDAH de tipo hiperactivo-impulsivo. Por cada niña afectada, hay 4 niños con el mismo padecimiento.
  • En mujeres se presentan más casos de TDAH de tipo de inatención.
  • Los padres de niños con TDAH experimentan altos niveles de estrés, preocupación, ansiedad, frustración, enojo, sentimientos de culpa, aislamiento social, depresión, conflicto familiar, desvanecimientos maritales, aumento en el consumo de alcohol y drogas, y problemas crecientes en el empleo.
  • Los hijos de padres con TDAH tienen 50% más probabilidades de presentarlo.

    El diagnóstico

    Este padecimiento sólo puede diagnosticarse si se reúnen 4 elementos:

    1. Por lo menos seis síntomas de inatención y/o seis síntomas de hiperactividad/impulsividad.
    2. Algunos de estos síntomas aparecen antes de los siete años de edad.
    3. Tienen una duración de por lo menos seis meses.
    4. Afectan significativamente el funcionamiento en por lo menos dos ámbitos en la vida del sujeto, por ejemplo la escuela y la casa.

    El especialista

    El Dr. Félix Hilario Higuera Romero es Médico Cirujano con especialidad en Psiquiatría y Maestría en Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia, certificado por el Consejo Mexicano de Psiquiatría y Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia, por la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México. Su práctica como profesional es extensa, realizó su residencia de Psiquiatría en hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social como: Hospital Psiquiátrico San Fernando, Hospital de Especialidades CMN s. XXI y Hospital de Pediatría CMN s. XXI.

    Fue adscrito al departamento de Salud Mental del Hospital de Pediatría del CMN s. XXI en el periodo de septiembre de 1996 a julio del 2001 y adscrito a la Clínica de Adolescentes del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, de agosto del 2001 a septiembre del 2002. También ha sido asistente de dirección en el Hospital Psiquiátrico Infantil Dr. Juan N. Navarro de septiembre de 1999 a septiembre del 2002 y fue Subdirector de Servicios Ambulatorios en el Hospital Psiquiátrico Infantil Juan N. Navarro de octubre del 2002 a septiembre del 2003.

    Actualmente es el Director del Hospital Psiquiátrico Infantil Dr. Juan N. Navarro.También tiene experiencia en la docencia y en la investigación.

    El chat

  • Mi hija presenta síntomas del TDAH, ansiedad, frustración, tristeza y aislamiento. Por la poca ética de la maestra que abusó psicológicamente de ella, la tuve que sacar de la escuela. Ahora la tengo en casa buscando una nueva opción y me es difícil.
    Qué lamentable que haya sido sacada de la escuela y llegado a ese grado. Se agrega otro elemento que empeora los síntomas de tristeza y frustración al perder un entorno escolar donde ella se veía identificada, además de perder algunos amiguitos con quienes estaba vinculada. Requiere de una intervención inmediata enfocada a resolver este problema de inadaptación al perder la escuela y presentar este cuadro, además de la continuidad que debe dar al tratamiento del TDAH.

    ¿Cuáles son los parámetros para considerar la visita a un especialista?
    Cuando un niño o niña tiene este problema de déficit de atención e hiperactividad, el grado de severidad está fuera de control, ya pasó de leve a moderado. En un rango leve, las medidas de control en casa y escuela pueden ser exitosas, en ese caso no se requiere a un especialista, sino la orientación psicológica sobre el control del comportamiento del niño para incrementar su atención o memoria.

    Soy una mamá que trabaja todo el día, dejo a mis tres hijos en guardería y por la tarde los cuidan sus abuelos, para posteriormente llevarlos a casa, donde juegan, cenan y platicamos, y se van a dormir. ¿Qué pasa si mi hijo no pone atención cuando le hablo?
    En ese contexto, con sus tres hijos que pasan la mayor parte del tiempo, por su condición especial de estar trabajando durante el día y ser cuidados por sus abuelos, seguramente están en la etapa preescolar o de menor edad y tienen la necesidad de desarrollar el vínculo que les transmite confianza y respaldo de una figura significativa como lo es la mamá. Lo que entiendo es que la poca atención de sus hijos cuando les habla es una reacción de protesta por una dificultad para desarrollar ese vínculo y no tanto la posibilidad de desarrollar el TDAH.

    Tengo un hijo de cuatro años, es muy inquieto , pero lo que veo en él es que estando conmigo y su papaá está muy bien, tranquilo y obediente. Pero cuando llegan visitas a la casa se pone como loco, pesado y a veces hasta medio grosero.
    Es probable que tu hijo de cuatro años tenga inicios de este problema, sin embargo si es selectiva la impulsividad ante determinadas situaciones, se trata probablemente de una reacción característica de los niños, propia de su desarrollo cuando buscan ser el centro de atención como parte de su estructuración, de su modo de ser. Cuando está tranquilo, obediente y se mantiene así por más de una hora, prácticamente no hay deficiencia de atención por hiperactividad, sino que se trata de una conducta normal.

    ¿Los niños índigo padecen TDAH?
    Los niños índigo son una forma especial de categorizar a los niños que tienen inteligencia superior a la normal. No necesariamente tienen TDAH sino que al tener una inteligencia superior son más proclives al rechazo o maltrato, pues como los demás no pueden ir a su propio ritmo, el niño genera aburrimiento o frustración; esto es lo que conozco de los niños índigo. Los niños con inteligencia normal o brillante pueden tener TDAH, que se manifiesta en la inquietud, la dificultad para seguir instrucciones, contestan anticipadamente cualquier pregunta, son desordenados, pierden cosas con facilidad, se someten a riesgos por conductas impulsivas. Son cuadros que presentan estos niños, al igual que cualquier otro con inteligencia normal.

    Entra al transcript del chat

     

     
     
     
    Los casos más severos son a los 7 años de edad con hiperactividad e impulsividad
    Los casos más severos son a los 7 años de edad con hiperactividad e impulsividad
    Foto: AP
    Fotogalería Videos