Curso psicoprofiláctico

 
 
 
por: Gabriela Casavantes
Fuente: esmas.com
 

Es la preparación para lograr un embarazo que termine bien, un parto más tranquilo, cómodo y seguro, y un posparto mejor

 

Da clic en el test ¿Estás lista para ser mamá? y conoce más de ti

La parte teórica consiste en darte información clara y detallada sobre el embarazo, parto, lactancia y cuidados del recién nacido. La parte física incluye técnicas de respiración para hacer más fácil y cómodo el parto, técnicas de relajación para ayudarte a lograr una mejor relajación muscular y mental, y ejercicios de fisioterapia para lograr una más rápida recuperación.

Muchas ventajas

La preparación consiste en aprender ejercicios físicos para mejorar el tono muscular y la elasticidad, activar la circulación, reducir la tensión y favorecer la postura. Además, a ti y a tu pareja se les informa de todo el proceso del trabajo de parto y posparto, para hacerlos conscientes de lo que deben esperar. De esta forma enfrentas el nacimiento del bebé tranquila y sin temor, y gracias a esto puedes colaborar mucho con tu médico.

Estos conocimientos trascienden la información de tu ginecólogo, porque con ellos comprendes los cambios que tu organismo va experimentando a lo largo del embarazo, y gracias a esto puedes prevenir o corregir cualquier molestia que tengas, y vencer temores que te impidan disfrutar del embarazo o que te orillen a correr riesgos a ti y al bebé.

Parto o cesárea

Una de las grandes ventajas que te da la psicoprofilaxis es que te libera de todo temor, angustia e ideas erróneas respecto al parto. Muchas veces la idea que tenemos de un parto no es sino una distorsión de la realidad, que nos llena de temores y prejuicios. Muchas mujeres entienden el término parto como sinónimo de sufrimiento y creen equivocadamente que la cesárea es mágica y maravillosa.

“Actualmente la mayoría de las cesáreas se llevan a cabo sin justificación alguna; esto debe combatirse con la información, ejercicios y técnicas que favorezcan el control de tu cuerpo en el parto”, señala Angélica Chávez, presidenta de la Asociación Nacional de Instructores en Psicoprofilaxis (ANIPP). Por lo tanto, con la psicoprofilaxis se reducen las probabilidades de que el parto termine en cesárea.

Trabajo de equipo

Así como se necesitó de los dos para originar a ese nuevo ser, será de gran ayuda que ambos estén juntos en su llegada al mundo. La psicoprofilaxis es un trabajo de equipo en el que ambos padres deben entrenarse y colaborar en todo lo necesario, para lograr que el tránsito de su hijo hacia la vida sea lo más pleno posible.

Con este aprendizaje, tu esposo también se involucrará como padre en el proceso del embarazo y parto, y olvidará sus propios temores y prejuicios. También será preparado para darte su valioso apoyo moral durante el gran momento, porque si ustedes lo desean y el hospital y el médico lo permiten, tu esposo también puede estar presente durante el parto.

Cursos psicoprofilácticos

El mejor momento de iniciar con un programa de psicoprofilaxis es entre el cuarto y quinto mes del embarazo. Antes de inscribirte en cualquier curso necesitas el visto bueno de tu médico, debido a que el acondicionamiento físico no es posible o conveniente en todos los casos. Si tu embarazo es normal, seguramente tu médico estará de acuerdo en que te inscribas.

Antes de inscribirte en un curso, te recomendamos hacer una búsqueda intensiva, porque puedes encontrar instructores poco preparados. Busca un instructor certificado por instituciones reconocidas, la ANIPP puede ayudarte a verificar la seriedad del instructor. Revisa las materias que se imparten en el curso para que veas si es un programa completo o no.

Asociación Nacional de Instructores en Psicoprofilaxis
Paseo de la Reforma No. 1020, Lomas de Chapultepec, México, D.F., C.P. 11000. Tel. 5520-1855.

 

 
 
 
Ambos deben participar en el proceso del parto. Foto: Revista Padres e Hijos.
Ambos deben participar en el proceso del parto. Foto: Revista Padres e Hijos.
Foto: Televisa
Fotogalería Videos