Bienestar físico y emocional

 
 
 
por: Gabriela Casavantes
Fuente: esmas.com
 

El Shiatsu es un placentero masaje que estimula tu cuerpo para aprovechar la energía y mejora tu salud física, mental y emocional

 

Da clic en el test ¿Qué tanto disfrutas de la soledad?

Las tensiones de la vida cotidiana se van acumulando en nuestro cuerpo, creándonos malestares y enfermedades. Por lo tanto es necesaria una terapia alternativa que nos ayude a recuperar el equilibrio y la energía.

¿Qué es?

El shiatsu es una terapia manual antigua, desarrollada en Japón, basada en la acupuntura, en el masaje y en la medicina tradicional china. Shiatsu significa ‘presión con los dedos’ y es un masaje muy placentero que se usa para fomentar el bienestar, mantener una buena salud y tratar enfermedades.

Esta terapia es completamente natural y carece de efectos secundarios. En la actualidad es reconocida y apreciada por los estudiosos de las antiguas formas curativas naturales, y son cada vez más las personas que se acercan al shiatsu como un medio sencillo y efectivo para mantener el bienestar físico, mental y emocional.

En casi todas las culturas se ha usado el masaje como terapia porque se sabe que la estimulación de las zonas del cuerpo mejora ciertas dolencias. El shiatsu se remonta a hace más de cinco mil años, cuando en las montañas de China los sacerdotes taoístas practicaban el Do-In. Y recientemente se han hecho adaptaciones del shiatsu, como practicarlo en el agua (‘watsu’).

¿Cómo actúa?

Consiste en ejercer una suave presión sobre 354 puntos del organismo, haciendo énfasis en ambos lados de la columna vertebral. La presión se coordina con la respiración del paciente para fluir y equilibrar la energía de cada órgano y conseguir la relajación.

Para aplicar presión sobre la piel se utilizan las palmas de las manos, dedos, codos, antebrazos, rodillas y pies, sin instrumentos ni cremas. Para movilizar a nivel energético se hacen estiramientos, rotaciones de articulaciones, fricciones, levantamientos, rodamientos y percusiones.

El shiatsu se basa en la idea de que la salud está relacionada con el flujo de energía que circula a través de senderos o ‘meridianos’ a lo largo del cuerpo, conectados con los órganos internos y con las emociones, y a lo largo de estos canales se ejerce la presión.

¿Cómo ayuda?

El shiatsu estimula la capacidad del organismo de autocurarse naturalmente. Puede ser utilizado por quienes estén pasando por un momento de tensión emocional que repercute en todo el organismo.

Es muy efectivo para aliviar alteraciones del sueño, ansiedad, cansancio crónico, depresión, estrés, insomnio, nerviosismo, neurosis, tensiones musculares, dolores de espalda o de cabeza, estreñimiento, colitis, alergias, asma, contracturas, lesiones deportivas, lumbalgias, desórdenes metabólicos, de menstruación, endócrinos, urinarios y reproductores, entre otras cosas.

También mejora el tono de la piel, la flexibilidad muscular, la claridad mental, la concentración, los ligamentos, los sistemas digestivo, respiratorio y linfático, los problemas menstruales, la circulación sanguínea, fomenta un embarazo sano, facilita el parto, ayuda a mejorar la postura y a crear conciencia del propio cuerpo.

¿Cómo es una sesión?

Un tratamiento de shiatsu consiste en una serie de varias sesiones de una hora cada una. Es necesario recibir más de una sesión pero los resultados son evidentes desde la primera.

El terapeuta y el paciente se visten con ropas cómodas, preferiblemente de algodón. El lugar debe ser una habitación amplia, aireada y silenciosa para que se sientan a gusto. Se trabaja en silencio o con música. El paciente no necesita desvestirse y permanece sobre el suelo o una superficie no muy blanda.

El terapeuta produce una movilización corporal y energética para reconocer las causas del problema de salud. La presión con los dedos no deber ser muy fuerte ni muy débil, sino justa para proporcionar calor a las zonas.

Después de cada sesión, paciente y terapeuta deben expresar cómo se sienten. El paciente suele alcanzar un estado de bienestar general que se prolonga por varias horas o incluso días.

Recomendaciones

Consulta siempre a un terapeuta experimentado. Se debe tener precaución en caso de padecer osteoporosis, fiebre, lesiones o inflamaciones. No existe ninguna limitación de edad para acercarse a esta terapia.

Practica shiatsu para aprovechar la energía de tu cuerpo y mejorar tu salud física, mental y emocional. Además, tener conocimientos generales de shiatsu te dará la posibilidad de alcanzar con tu pareja niveles de placer, bienestar personal, armonía natural y expresión de todos los sentidos.

 

 
 
 
Alcanzarás un bienestar que durará varios días.
Alcanzarás un bienestar que durará varios días.
Foto: EFE
Fotogalería Videos