Pescados azules

 
 
 
por: Gabriela Casavantes
Fuente: Agencias
 

En estos días aprovecha y come pescados azules, no sólo son deliciosos, sino además contrarrestan el envejecimiento celular

 

Da clic en el test ¿Qué tanto cuidas tu salud y tu belleza?

Los pescados se clasifican en blancos y azules, y según su contenido en grasa:

Blancos: Contienen muy poca grasa (2%). A esta familia pertenecen la merluza y el bacalao.

Azules: Su proporción en grasa es alta (del 5 al 15%). Su color es entre plateado y azul.

Magros: Son peces magros y muy poco energéticos (100 gramos de merluza aportan sólo 80 calorías).

Grasos: Aportan más calorías que los blancos pero también más proteínas (16-20%).

Menos médico, más pescadería

Los pescados azules viven en aguas marinas superficiales y reciben mayor irradiación solar, convirtiéndose en una fuente de sustancias protectoras de tu salud.

El doctor Claudio Mariscal de Gonzalo, especialista en Endocrinología y Nutrición, asegura que ‘los ácidos grasos omega-3 del pescado azul ayudan a disminuir en nuestro organismo las grasas llamadas triglicéridos, y a prevenir coágulos en la sangre, artritis reumatoide, colitis ulcerosa, ciertos cánceres e incluso sida’.

Es aconsejable incluir pescado azul en tu alimentación, por lo menos dos veces a la semana, cantidad que puede aumentar según el gasto energético de cada persona. Además el pescado azul no amenaza a tu silueta, porque aunque aporta más calorías que el blanco, no son demasiadas.

Sin embargo, las personas que tienen el colesterol alto no deben abusar de los pescados azules porque contienen más colesterol. Las sardinas pueden contener más grasas saturadas que las carnes, embutidos o lácteos.

Hay para todos los gustos

La familia de los peces azules es muy grande:

Atún: Cómpralo fresco en filete y prepáralo a la asado, en escabeche, con salsa de tomate y papas, o con tocino y jamón.

Sardina: La exquisitez de su carne depende de su frescura y época de captura. La puedes cocinar en barbacoa o abrir una lata y servirla sobre tostadas.

Anchoa: En conserva viene con mucha sal y aceite, por eso es preferible conseguirla fresca y prepararla asada, en vinagre o en adobo.

Salmón: El mejor es el de Noruega; prepara su carne a la plancha, o acompáñala con salsas suaves; también es deliciosa ahumada o marinada al eneldo.

Otros nutritivos peces azules son el bonito, la anguila, la trucha, el arenque, el cazón, el lenguado y el pez espada. La mejor forma de almacenarlos es en aceite de oliva o escabeche, en frascos de vidrio esterilizados, incluso mejor que congelándolos, ya que su grasa puede enranciarse fácilmente si no está bien aislada del aire.

 

 
 
 
Compra atún fresco y prepáralo asado y en ensalada.
Compra atún fresco y prepáralo asado y en ensalada.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos