Aspartame: mitos y realidades

 
 
 
por: Canderel
Fuente: Cortesía
 

Es un ingrediente bajo en calorías que ayuda a tu salud sin perjudicarte y cuida el buen funcionamiento de tu organismo

 

Dulce cuidado para tu organismo

Si utilizas aspartame para endulzar tus alimentos, eres una de las más de 163 millones de personas que según el Consejo de Control de Calorías (Calorie Control Council), consumen bebidas y comidas bajas en calorías o libres de azúcar, lo que representa más del doble que hace 10 años atrás. 

No importa que lo uses en el café, en el cereal, lo mezcles con yogurt, hagas un delicioso postre o una bebida, este endulzante light puede ayudarte a reducir el consumo calórico o reservar calorías para darte un gusto sin sobrepasar las calorías permitidas.

Sin embargo, a pesar de ser un producto aprobado por la FDA (Food and Drugs Administration) y la EFSA (Autoridad Europea sobre Seguridad de los Alimentos), todavía existen mitos y desinformación sobre el aspartame.

1. Causa problemas de salud.

La mala información sobre el aspartame circula gracias a personas que se han convencido que este endulzante bajo en calorías es la raíz de todo mal para el organismo. La realidad es que está respaldado por más de 200 estudios científicos desde hace más de tres décadas y organizaciones de salud como la Asociación Médica Americana y la Asociación Americana de Diabetes, que avalan que no daña la salud.

2. Produce dolores de cabeza.

No existe evidencia que relacione el consumo de este endulzante y la jaqueca. En 1984, el Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos de Norteamérica ( Center for Disease Control ) investigó algunas quejas que incluían dolor de cabeza, ataques, malestar gastrointestinal y mareos, atribuidos al consumo de aspartame, lo cual no fue comprobado.

3. No es seguro para personas con diabetes.

Al contrario, los endulzantes bajos en calorías son buenos para personas con esta enfermedad porque representan una disminución en la cantidad total de calorías que pueden consumir. además ayudan al control de peso y satisfacen el sabor dulce, sin afectar los niveles de azúcar en la sangre o insulina.

4. Niños y mujeres embarazadas no pueden ingerirlo.

La FDA aprobó al aspartame como seguro para la población en general, incluyendo a los niños y a las mujeres embarazadas, respetando la ingesta diaria admitida, que es de 40 mg por cada kg de peso. La leyenda se estableció con fines nutricionales, pero fue erróneamente interpretada, atribuyéndole al aspartame un efecto dañino.

La seguridad de su consumo en niños, mujeres embarazadas y mujeres lactantes ha sido plenamente demostrada mediante numerosos estudios científicos. Incluso la marca Canderel que contiene aspartame es la única avalada por la Asociación Mexicana de Pediatría.

5. ¿Por qué los productos con aspartame tienen la leyenda ¨Fenilcetonúricos: contiene Fenilalanina¨?

La fenilcetonuria es un raro desorden hereditario que impide al organismo metabolizar la fenilalanina por falta de la enzima conocida como fenilalaninahidroxilasa. Los individuos que nacen con esta deficiencia genética son llamados fenilcetonúricos y requieren restringir el consumo de fenilalanina, no sólo la que se encuentra presente en los alimentos cotidianos, sino la proveniente de cualquier fuente.

En muchos países, la fenilcetonuria se identifica por lo general al nacer, mediante un examen de detección neonatal rutinario. En México este examen se practica como parte del tamiz neonatal desde 1995, tanto en hospitales públicos como privados. Y la cantidad de fenilalanina es muy superior en otro tipo de alimentos que en un sobre endulzando bajo de calorías.

 
 
 
Al endulzar tu café con aspartame ayudas a reducir tu consumo calórico.
Al endulzar tu café con aspartame ayudas a reducir tu consumo calórico.
Foto: AP
Fotogalería Videos