16 Formas de estar en forma

 
 
 
por: Gabriela Casavantes
Fuente: Agencias
 

Aumenta tu bienestar físico y mental sin ejercicios agotadores ni dietas estrictas, y mantén tu cuerpo en línea y con energía

 

Da clic en la fotogalería Ponte en movimiento

Para aumentar tu bienestar físico y mental no necesitas entrenamientos agotadores, dietas estrictas, medicamentos, psicoterapia ni libros de autoayuda. A continuación te damos 15 estrategias de bienestar para mantenerte en línea, tener más energía, levantar tu ánimo y mejorar tu estilo de vida.

1. Muévete en casa. Las tareas domésticas también benefician tus músculos. Para tonificar pectorales y glúteos: limpia los vidrios haciendo grandes círculos con los brazos, moviendo la cintura y contrayendo los glúteos. Para adelgazar la cintura y costados: limpia las superficies con las piernas ligeramente separadas, las rodillas algo flexionadas, el tórax levemente inclinado hacia enfrente y los glúteos y el vientre contraídos, abarcando la mayor superficie sin desplazarte.

2. Fortalécete en el trabajo. Para tonificar piernas: de pie y con los pies separados, flexiona las piernas hasta apoyarte en los tobillos y quédate así diez segundos. Levántate, ponte de puntas y mantén la posición diez segundos. Para tonificar brazos: sentada ante tu escritorio con la espada apoyada y recta, estira los brazos por encima de la cabeza, entrelaza las manos e intenta llegar lo más alto posible. Mantente así 10 ó 20 segundos. Repite diez veces.

3. Haz gimnasia en la compra. Ve al súper caminando lo más rápido posible y al volver a casa con las bolsas, equilibra el peso en partes iguales. Mientras caminas, separa los brazos del cuerpo por 20 ó 30 segundos, luego déjalos apoyados en tus costados un minuto y después balancea tus brazos hacia adelante y atrás sin que toquen tu cuerpo.

4. Ejercítate en la naturaleza. El contacto con el aire libre, el sol, el agua y la tierra estimula el ánimo, la oxigenación y la eliminación de toxinas. Amontona arena en la playa, sube pendientes de montañas, recoge piedras y troncos, aprovéchalo para mejorar tu forma física.

5. Camina regularmente. Hazlo por 30 ó 40 minutos, tres veces por semana. Comienza con 5 ó 10 minutos diarios. Muévete a paso regular y constante, sin forzarte. Deja que los brazos se muevan naturalmente, los hombros estén relajados, la espalda recta y los pies paralelos.

6. Muévete, salta y patea. Una lata, una piedra, un balón. ¡Vive intensamente! Atrévete a sudar la camiseta, porque cuentas con una bebida que te rehidrata, repone y reactiva: Gatorade, con sus increíbles sabores, que te hidrata y te permite entregarte por completo al deporte sin sufrir.

7. Respira a todo pulmón. Revitaliza y desintoxica tu cuerpo respirando correctamente. Haz respiraciones al aire libre tres veces al día, inhalando y exhalando a fondo. Al inhalar envía el aire al abdomen inflándolo y baja el diafragma.

8. Consume alimentos crudos. Evita los productos refinados y manipulados, y consume alimentos naturales y frescos, como frutas, verduras y cereales integrales; te aportan vitaminas, minerales, agua, fibra y mucha vitalidad.

9. Despídete de las toxinas. Ayuda a tu cuerpo a depurarse, con alimentos saludables y una dieta rica en fibra que combata el estreñimiento. También toma dos litros diarios de agua natural para ayudar a los riñones a eliminar los desechos.

10. Modifica tu ambiente. Decora tu casa y oficina y renovarás tu forma de sentir las cosas. Conoce otros lugares y te desconectarás del estrés del trabajo. Introduce nuevas prendas en tu vestuario y romperás tu rutina. Cambia de peinado y de maquillaje y te refrescarás por dentro. Haz nuevas amistades y renovarás una parte de ti.

11. Evita cables y enchufes. Mantente alejada de emisores de ondas electromagnéticas, porque se han asociado a ciertas enfermedades del sistema nervioso, de la piel y al cáncer. No tengas televisión ni computadora dentro de tu recámara; usa el celular sólo lo indispensable y evita vivir cerca de líneas de alta tensión, estaciones y vías eléctricas.

12. Ríete más. La risa es una medicina natural que reduce el estrés y beneficia tu salud, aprovéchala. Descubre qué comedia o humorista prefieres y disfrútalos más seguido; reúnete con los amigos y familiares que te hacen reír; ríete de ti misma y de tus fallas; descubre el origen de tus preocupaciones y exagera la situación, verás que no son tan terribles.

13. Duerme ocho horas diarias. Es uno de los mejores antídotos contra el estrés, la ansiedad y el agotamiento. Acuéstate media hora antes de lo usual y después de una semana añade otra media hora a este horario. Antes de apagar la luz relájate leyendo o meditando. Evita productos con cafeína seis horas antes de irte en la cama.

14. Elimina el estrés. Acuéstate boca arriba con los brazos a lo largo del cuerpo o siéntate en una silla cómoda. Cierra los ojos y respira hondo. Relaja los pies, concentrando tu mente en ellos. Ve subiendo por tu cuerpo, parte por parte, haciendo lo mismo con los tobillos, piernas, muslos, glúteos, estómago, espalda y hombros. Sigue con las manos, brazos, mandíbulas, mejillas, ojos, frente y cuero cabelludo. Quédate cinco minutos así.

15. Limpia tu mente. Evita acumular conflictos que te desequilibren emocionalmente, escucha tu voz interior e identifica tus malestares. Busca momentos de reposo, silencio y soledad para reflexionar en tus defectos, cualidades, actitudes, sentimientos, necesidades y recursos. Búscate estímulos culturales y sociales. Regálate un día lejos de tu rutina y dedícalo a actividades que te complazcan y te hagan reencontrarte contigo misma.

16. Piensa positivo. El optimismo puede mejorar tu salud, tu éxito en el trabajo y tu esperanza de vida. Si reaccionas negativamente ante los contratiempos puedes atraer derrotas. Cambia tus pensamientos negativos por positivos y en lugar de decir esto saldrá mal, piensa haré todo lo posible para que salga bien.

 

 
 
 
Ejercita tus brazos cargando las bolsas de las compras.
Ejercita tus brazos cargando las bolsas de las compras.
Foto: © Stockbyte
Fotogalería Videos