Zumba: baila para adelgazar

 
 
 
por: Redacción Esmas.com
Fuente: Agencias
 

Esta actividad física es divertida, te ayuda a fortalecer los músculos y a tener un mejor funcionamiento cardiovascular

 

Cuando un fenómeno toma un segundo aire y cambia para mejorar por completo, sin duda su éxito está asegurado por mucho tiempo más. Y esto es lo que sucede con la rutina física que le ha dado la vuelta al mundo: Zumba.

Para quemar calorías, mejorar tu ritmo al bailar, divertirte y tener una mejor salud, nada como moverte al compás de los ritmos más animados como la cumbia, salsa y merengue, con una clase de esta disciplina.

Baile = buen humor

La idea del Zumba es activar tu cuerpo con ritmos latinos que transmiten la energía y la pasión necesarias para acabar una clase y mejorar tu condición física en todos los aspectos, de manera gradual.

Ritmos como la salsa, bachata, merengue, samba o reggaeton se adaptan a la sesión para lograr un sistema de acondicionamiento simple y efectivo, que utiliza los principios del entrenamiento en rutinas y resistencia para aumentar el consumo de calorías.

Movimientos felices

Al animarte a practicar Zumba, los beneficios se notan a todos los niveles:

1. Quemas calorías. Mejora tu sistema cardiovascular y la pérdida de grasa aumenta hasta eliminar de 600 a 800 calorías por sesión, gracias al ritmo de sus ejercicios.

2. Trabajas tu cuerpo. Los efectos más visibles son la pérdida de peso, la tonificación de brazos y piernas y el mejoramiento de la coordinación corporal.

3. Haces movimientos felices. Lo mejor es que los ejercicios de la Zumba te hacen sonreír. Y es que al combinar ritmos divertidos con movimientos que exigen la coordinación de brazos y pies, mejoras tu coordinación y en tu organismo aumentan los niveles de diversas hormonas y sustancias.

El incremento de endorfinas en la sangre estimula tu buen humor y el aumento de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, estimulan la relajación. Y todo en conjunto, mejora tu autoestima.

De la rumba al Zumba

Alberto “Beto” Pérez creó este programa de acondicionamiento físico a mediados de los años noventa, y ahora toma un segundo aire en Europa, él reflexiona que todo fue por una casualidad de la vida.

Este bailarín daba clases de aerobics en Cali, Colombia y un día olvidó llevar la música que utilizaba normalmente para sus sesiones. De repente, con una de sus cintas de música de bachata y merengue, tuvo que improvisar una clase que fuera igualmente productiva para sus alumnos. Así nació lo que él llamó rumba, que a partir de ese momento se convirtió en la clase más demandada en el gimnasio dónde trabajaba.

Su técnica dio la vuelta al mundo y de repente Estados Unidos se contagió con la rumba, una palabra difícil de pronunciar para los estadounidenses, ya que la “r” no era fácil de decir para ellos y así le cambiaron el nombre a Zumba. Este término, según el diccionario, es una broma o burla sin mala intención.

La cuestión en definitiva es reír y pasarla bien, mientras ejercitas y logras la figura que deseas.

 

 
 
 
Esta disciplina te entretiene y te pone de muy buen humor.
Esta disciplina te entretiene y te pone de muy buen humor.
Foto: Sitio Oficial
Fotogalería Videos