Combate el mal aliento

 
 
 
por: Gabriela Casavantes
Fuente: Agencias
 

Algunas personas no se dan cuenta de que lo tienen, otras sí pero no le dan importancia. Te damos 15 tips para acabar con él ¡ya!

 

Da clic en la galería Ríete mucho

El mal aliento afecta con mayor o menor intensidad a más de la mitad de las personas, provocándoles rechazo social o una severa inseguridad, porque tener mal aliento nos impide relacionarnos con los demás. Hay quienes no le dan importancia a su mal aliento y quienes lo exageran, por lo tanto es necesario que lo diagnostique un médico.

A veces ni tú misma te das cuenta de que tienes mal aliento, y si lo haces sólo lo consideras un problema muy tuyo. Pero es más que eso, porque ya se considera una enfermedad llamada halitosis, y es necesario que acudas con un especialista para que acabes con él de inmediato.

Diagnóstico médico

Hasta hace poco tiempo, el mal aliento se le atribuía erróneamente al estómago. Pero ahora hay aparatos que localizan el origen del mal olor en toda la boca, pues el aliento se produce en la boca cuando la cantidad de bacterias necesarias para la digestión aumentan en la lengua, encías, dientes, paladar y garganta, produciendo sustancias químicas llamadas sulfuros que aún en bajas concentraciones crean un olor desagradable. En el examen médico se hace un análisis químico y se analiza el olor de la boca, lengua y saliva.

Razones del mal aliento

La principal causa del mal aliento es tener una boca que no está limpia y fresca. Las siguientes razones no son enfermedades de la boca ni dientes, y por lo tanto son sencillas de prevenir:

• Cepillarse de forma deficiente los dientes y la lengua.
• Mantener mucho tiempo la boca cerrada, por ejemplo, al dormir.
• Respirar por la boca, pues crea una falta de salivación.
• La edad, pues provoca una disminución de saliva.
• Tener hambre.
• Consumir tabaco o alcohol.
• Consumir alimentos condimentados, especialmente con ajo o cebolla.
• Ingerir medicamentos, sobre todo para la hipertensión, diuréticos, descongestivos, anfetaminas, antidepresivos y ansiolíticos.

Las siguientes razones sí son enfermedades de la boca u otros órganos que también provocan mal aliento:

• Dentales (gingivitis, periodontitis, candidiasis)
• Gastrointestinales
• Nasales (rinitis, sinusitis)
• Pulmonares (bronquitis, neumonía, tuberculosis)
• Sistémicas (diabetes, cirrosis, hepatitis, reuma, uremias)
• Psicosomáticas (estrés, depresión, hipocondría, esquizofrenia)
• Cáncer o tumores

Armas para combatirlo

• Ten una correcta higiene bucal tres veces al día.
• Cepilla tus dientes, pero también tu lengua con pasta, pues el mal aliento es provocado por compuestos de azufre producidos por bacterias que crecen en la lengua, sobre todo en la parte de atrás.
• Toma dos litros diarios de agua natural entre comidas para mantener tu boca hidratada.
• Toma té verde, porque sus enzimas actúan contra las bacterias, caries e infecciones, y descomponen los restos de comida entre los dientes.
• Toma té de menta, perejil, toronjil, poleo, ajenjo o acebo, porque previenen el mal aliento.
• Consume aceite de oliva, que inhibe el mal aliento.
• Limita tu consumo de platos muy condimentados.
• No fumes ni bebas alcohol.

 

 
 
 
Existen centros especializados para tratar la halitosis.
Existen centros especializados para tratar la halitosis.
Foto: AP
Fotogalería Videos