Zapatos de tacón alto

 
 
 
por: Gabriela Casavantes
Fuente: Agencias
 

Nos añaden estatura, elegancia y sensualidad, pero debemos usarlos con prudencia, porque pueden ser nocivos para la salud

 

Los zapatos de tacón alto son sensuales y glamorosos. Las mujeres los adoramos porque le añaden centímetros a nuestra estatura y hacen que nuestras piernas luzcan mejor torneadas y más largas. Generan tal sensualidad, que todas hemos comprobado el efecto que provocan en los hombres. Los tacones en sus infinitas formas, de aguja, cuadrados o de cuña, son un complemento exquisito para nuestra ropa y accesorios.

Los zapatos más famosos son los Manolos. Los tacones más cotizados son los tacones de aguja. Los diseños más deseados son las sandalias, los mules, los pumps, los donatella y los de plataforma.

Embellecen el atuendo, afean los pies

Debemos usar los zapatos de tacón alto con prudencia, porque de lo contrario pueden ser peligrosos. De hecho no son nada benéficos para la salud y usarlos con frecuencia puede llegar a ser una tortura, ocasionarnos cansancio, problemas circulatorios, dolor de pies, juanetes, “dedos de martillo” o deformaciones de la columna.

Las mujeres somos los pacientes más habituales de los podólogos debido a que los tacones altos son el enemigo principal de los huesos, articulaciones, músculos, tendones y nervios de los pies. Mientras el tacón bajo distribuye el peso del cuerpo, el tacón alto no lo equilibra sino que lo desplaza hacia adelante, creando una gran tensión en la espalda que puede llegar a convertirse en deformaciones de la columna o lesiones de la articulación de la rodilla.

Consejos

• Aunque la moda siempre es tentadora y los diseños son cada día más atrevidos, es importante que compres los zapatos buscando la mayor comodidad, ya que un zapato adecuado te proporciona bienestar físico y no te causa hinchazón ni molestias.

• Los especialistas aconsejan usar los tacones altos sólo en ocasiones especiales, nunca todos los días, ni por mucho rato.

• Evítalos si tendrás que caminar demasiado o estar parada.

• Para el uso diario, los médicos aconsejan usar tacones de una altura que no supere los 2.5 centímetros.

• Los modelos cerrados son mejores que las sandalias abiertas, pues dan mayor apoyo y equilibrio al pie.

• A lo largo de la semana usa diferentes zapatos para evitar tensión muscular o dolor.

• Si sientes molestias con los tacones altos, no dejes de usarlos de forma repentina, sino poco a poco, ya que los músculos de los pies se acostumbran a cierto ángulo anatómico.

Tipos de pies

Los especialistas aconsejan comprarte zapatos en relación al tipo de pie tengas:

Egipcio: El dedo gordo es el más largo y los demás le siguen en orden decreciente. Es el tipo de pie más afectado por los tacones altos.

Griego: El segundo dedo es más largo que el dedo gordo. Te convienen los zapatos de punta redonda.

Cuadrado: Los dedos son del mismo tamaño y están a la misma altura. El tacón alto no es tan terrible para este tipo de pie, pero evita los zapatos amplios.

 

 
 
 
Los tacones sirven para seducir y gustarse a una misma.
Los tacones sirven para seducir y gustarse a una misma.
Foto: EFE
Fotogalería Videos