Estreñimiento: ¿Desde cuándo no vas al baño?

 
 
 
por: Jimena Carmona
Fuente: Agencias
 

No sólo afecta a tu organismo, sus consecuencias pueden romper tu ritmo de vida

 

Si experimentas hinchazón de vientre, dificultad para evacuar, retención de líquidos e incomodidades físicas como cansancio, seguro padeces estreñimiento, un malestar de tu organismo que además causa un impacto psicológico severo si no es atendido a tiempo.

Para combatir el estreñimiento existen varios alimentos que pueden ayudar a regular tu función intestinal, como los cereales de fibra, las galletas de salvado, los panes integrales, las ciruelas pasas, los yogurts con activos y tomar dos litros de agua diarios, pero sin duda lo mejor es acudir al médico y conocer tu organismo para contrarrestar sus efectos.

Qué es el estreñimiento

Para saber que es el estreñimiento, es necesario que comprendas que no es necesario evacuar una vez al día, algunas personas saludables van al baño únicamente tres veces a la semana, por lo que si presentas este cuadro con menor frecuencia y sientes molestias al evacuar, se puede hablar de estreñimiento.

Estos son algunos factores para identificar si padeces esta enfermedad:

• Evacúas menos de tres veces a la semana.

• Te esfuerzas mucho para liberar tu intestino.

Al presentar estos síntomas, la acción muscular de tu colon no es apropiada o funciona muy lentamente. Existen varias causas, como la edad y el sexo, que te hacen más propensa al estreñimiento.

Factores físicos

  • Si estás mucho tiempo sentada o tienes poca actividad física.
  • El embarazo y la menopausia, pues los cambios hormonales pueden alterar tu flora intestinal.
  • La falta de ejercicio no es buena, ya que tu organismo necesita estar en acción para estimular tu intestino.
  • Padecer deshidratación.

Factores psicológicos

  • El estrés impide la liberación de tu intestino de manera adecuada.
  • No ir al baño de inmediato cuando sientes ganas.

Cuida tu salud

Si llevas una vida sana y equilibrada, podrás contrarrestar los efectos del estreñimiento de manera sencilla y evitarás que sus malestares rompan con tu estilo de vida y te produzca una baja autoestima.

Sigue estos seis hábitos sencillos que te ayudarán:

1. Toma muchos líquidos. Para mejorar tu digestión es necesario que tomes dos litros de agua natural diarios, los médicos recomiendan consumir un vaso en ayunas para limpiar el sistema digestivo desde la mañana.

2. Sigue un horario estable. Es necesario que establezcas tiempos precisos tanto para ir al baño como para las comidas. Un horario constante ayuda al intestino a habituarse a seguir una rutina.

3. Haz ejercicio diariamente. El movimiento corporal favorece los movimientos intestinales, por lo que si tienes oportunidad, practica algún deporte o acude al gimnasio con regularidad. Si tu problema es el tiempo o el dinero, camina al menos dos veces a la semana.

4. Come mucha fibra. Consume cereales integrales, verduras, ensaladas, legumbres o frutas.

5. No dejes de ir al baño. Si evitas ir al baño cuando sientes la necesidad, puedes padecer problemas a largo plazo. El cuerpo tiene su propio horario y aunque a veces no coincida con el que deseas llevar, la salud tiene prioridad absoluta frente a cualquier otra tarea que estés realizando.

6. Descansa bien. Relajarte y dormir facilitan la evacuación intestinal. Procura dormir al menos ocho horas diarias, no sólo para prevenir el estreñimiento.

 
 
 
La baja autoestima es una de las consecuencias de la mala digestión.
La baja autoestima es una de las consecuencias de la mala digestión.
Foto: © Stockbyte
Fotogalería Videos