Celos: ¿patológicos o normales?

 
 
 
por: Gabriela Casavantes
Fuente: esmas.com
 

Distingue la diferencia entre los naturales y los enfermizos, que en la pareja son una emoción sumamente destructiva

 

Haz clic en el test ¿Tu pareja es violenta? y conoce más de tu relación

Freud estaba convencido de que los celos tienen sus raíces en experiencias infantiles que todos vivimos. En el libro Celos en la pareja: una emoción destructiva. Un enfoque clínico, los autores Enrique Echeburúa y Javier Fernández-Montalvo, explican la diferencia entre los celos normales y los celos patológicos. Averigua cuáles son los tuyos y de tu pareja, ¡y a trabajar en ellos!

Miedo a la pérdida

Siempre se ha dicho que los celos se deben a la inseguridad emocional de una persona, sin embargo esto no es así en la mayoría de los casos. Casi siempre los celos son normales y no patológicos, porque son el resultado de un tercer factor real que perturba el equilibrio de la relación.

Los celos normales son justificados porque nos invade un malestar al sentir que nuestra pareja expresa una atracción exagerada por otra persona que no somos nosotros. Los celos son un temor real de perder a la pareja, son nuestra respuesta al percibir un peligro en nuestra relación. Nuestra vida en pareja nos brinda innumerables satisfacciones y es natural sentir que nos domina la rabia ante la idea de perder esa valiosa relación.

Una exaltación dañina

Los celos son patológicos cuando por el contrario, la amenaza es sólo imaginaria y se inventa a ese tercer factor. El problema se da cuando la furia y la intensidad de los celos sobrepasa lo normal, porque esos ataques de rabia y dolor desgastan la relación, la transforman en un infierno y crean una sombra en el amor. Por causa de los celos se puede llegar a la violencia familiar y a crímenes pasionales.

El problema está en que la persona celosa patológica siente la total pertenencia de su pareja y la ve como una posesión, cree que su cuerpo y sus sentimientos le pertenecen. El Dr. Héctor Castillo, sexólogo clínico y especialista en terapia de pareja, afirma que "cuando una persona siente celos, es porque ve a su pareja como algo que le pertenece. Los celos surgen porque dejamos de ver a nuestra pareja como un sujeto y lo empezamos a ver como un objeto de nuestra propiedad. Sin embargo los celos y la infidelidad no son propios del ser humano, sino que son conductas aprendidas".

 
 
 
Esos ataques de rabia y dolor desgastan mucho a tu relación.
Esos ataques de rabia y dolor desgastan mucho a tu relación.
Foto: © Stockbyte
Fotogalería Videos