La carretilla

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Una posición del Kamasutra, reconocida por dar grandiosas y excitantes sensaciones. Con ella ambos disfrutan el instinto de dominación

 
La posición

Ésta es una deliciosa variante de la posición de la ofrenda. Con los pies en el suelo y dándole la espalda a tu amante, tú apoyas los codos sobre la cama para tomar una postura más cómoda. Él está de pie y te levanta tomándote por los muslos, separándolos como si fueras su carretilla, se introduce entre tus piernas y te penetra.

El control

En esta postura tú eres pasiva pero gozas del placer que te da tu amante. Él es quien lleva el control de la cadencia y dirige el ángulo de penetración del pene. Él debe tener la suficiente fuerza para sostenerte sin rendirse durante el coito, pero además debe mantener el ritmo y su erección.

Las sensaciones

Esta dominante postura a él lo enloquece porque le permite una penetración muy profunda y un contacto muy estrecho entre los genitales de ambos. Además tu vagina encierra estrechamente su pene, ejerciendo una intensa presión en él. Pero también a ti te fascinará esta posición porque permite lograr sensaciones muy intensas en tu punto G, entrada y paredes frontales de la vagina.

Mejora la excitación

Las sensaciones de las penetraciones pueden aumentar considerablemente si:

* Tú modificas el ángulo de la pelvis de arriba hacia abajo.
* Tú aprietas las piernas para sentir más en el clítoris y en los labios menores.
* Él realiza movimientos ascendentes y descendentes de tu pelvis durante la penetración.

 
 
Desde el centro genital de placer, nace el deseo hacia los cuerpos.
Desde el centro genital de placer, nace el deseo hacia los cuerpos.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos