Octubre, mes contra el cáncer de mama

 
 
 
por: Gabriela Casavantes
Fuente: esmas.com
 

Es esencial realizarte una autoexploración mensual, tú mejor que nadie para descubrir cualquier irregularidad en tus senos

 

Octubre es el mes dedicado al cáncer de seno, por eso un gran número de empresas y personas se han unido para luchar de distintas formas y crear conciencia sobre esta agresiva enfermedad.

En los últimos años el cáncer de seno ha aumentado devastadoramente y las cifras son realmente alarmantes: una de cada ocho mujeres desarrollará cáncer de seno en algún momento de su vida. Esta enfermedad ha acabado con muchas vidas y sigue haciéndolo, incluso es la primera causa de muerte en la mujer de 25 a 55 años.

El cáncer de seno suele ser diagnosticado en etapas ya avanzadas de la enfermedad, sin embargo si se diagnostica pronto, se cura en un alto porcentaje. Piensa que también puede pasarte a ti, así que es imprescindible realizarte una autoexploración de seno mensual a partir de los 20 años, una semana después de iniciada tu menstruación. Tú mejor que nadie para descubrir cualquier anormalidad en tus senos. 

Hallazgos importantes

* Los antibióticos. Pueden favorecer el desarrollo de los tumores mamarios, ya que son hongos, bacterias o químicos que matan a los gérmenes o impiden que se reproduzcan, pero también son un gran enemigo de la salud.
* El estilo de vida actual. En las ciudades cada vez se producirán más cánceres y tumores de seno. El estrés habitual influye en la predisposición al cáncer, es un enemigo invisible que debilita tus defensas.
* Tamaño de senos. Es un mito que si tus senos son pequeños eres menos propensa a esta enfermedad. El tamaño no importa, cualquier mujer la puede padecer.
* La aspirina. no sólo alivia el dolor, la fiebre y previene el infarto, también te ayuda a protegerte del cáncer de seno. Tomar una aspirina todos los días puede reducir el riesgo de cáncer de seno.
* El ejercicio. Puede prevenir el cáncer de seno porque se quema la grasa que se acumula en el cuerpo y que eleva la producción de estrógeno, una hormona que alimenta a los tumores de seno.
* El sueño. Las noches largas y reparadoras son otra forma de protegerte. Durante el sueño segregas melatonina en respuesta a la oscuridad y te protege de desarrollar cáncer de seno.

Factores de riesgo

Genes. Si tu abuela, madre o hermana han tenido cáncer de seno o de ovario, tu riesgo es cuatro veces mayor. Por lo tanto hazte la autoexploración de seno cada mes.
Embarazos. Hay más riesgo en las mujeres que no han tenido hijos, en quienes los han tenido después de los 30 años y en quienes no han amamantado.
Menstruación. El riesgo aumenta si tu primera regla fue a muy temprana edad o no has dejado de menstruar antes de los 55 años.
Peso. El sobrepeso es muy perjudicial para los senos, también lo es el exceso de grasa en el abdomen y en la cintura, pues la grasa acumulada eleva la producción de estrógenos.
Alimentación. Una dieta alta en grasas, cafeína o refresco de cola, o pobre en frutas, verduras y pescado, aumenta tu riesgo. Infórmate sobre qué alimentos pueden combatir el cáncer de seno.
Ejercicio. Las mujeres atléticas tienen la mitad del riesgo que las sedentarias.
Alcohol. El consumo de alcohol aumenta el riesgo.
Cigarro. En mujeres fumadoras el riesgo aumenta.
Implantes. Las prótesis de silicona comprimen el tejido mamario, haciendo que la interpretación de las mamografías sea mucho más difícil.

Reduce tus posibilidades

* Evita exponerte a rayos X sin necesidad.
* Evita tomar hormonas si no las necesitas, sobre todo si no te las receta tu médico.
* Elige el dispositivo intrauterino (DIU) en lugar de la píldora.
* No fumes y reduce tu consumo de alcohol al mínimo.
* Haz ejercicio diario.
* Lleva una alimentación saludable y baja en grasas, no consumas alimentos procesados.

El cáncer de seno no discrimina edades, razas ni condiciones sociales, ninguna mujer está libre de peligro, así que un descuido puede ser mortal. Es importante que te llenes de responsabilidad y aprendas a hacerte la autoexploración de seno. Te tienes que cuidar.

 

 

 
 
Chécate, puedes hacer una gran diferencia.
Chécate, puedes hacer una gran diferencia.
Foto: EFE
Fotogalería Videos