Limpieza íntima femenina

 
 
 
por: Redacción Esmas.com
Fuente: Agencias
 

Conoce todo lo necesario para mantener tus órganos genitales libres de molestias e infecciones y cuida tu salud sexual todos los días

 

Da clic en la fotogalería Lencería sensual y elige lo mejor para  ti

Como mujer, necesitas tener una atención especial con tu higiene íntima y cuidar tus órganos genitales para evitar enfermedades causadas por infecciones vaginales. Seguramente te preocupas por tener una sensación de limpieza y frescura durante todo el día, pero tu zona vaginal es delicada y es importante que sepas qué cuidados tener para no alterar el pH vaginal y causar irritación, alergias o infecciones.

Para tomar en cuenta

Mantener una correcta limpieza del área externa de la vagina no es sólo una cuestión de comodidad e higiene, sino también de prevención, porque esa zona puede convertirse en el caldo de cultivo para contraer infecciones muy molestas.

El sudor, la humedad de tu ropa íntima, nadar en albercas, los pantalones muy ajustados o la poca ventilación de la zona genital son algunos de los factores que más favorecen al desarrollo de las infecciones vaginales.

Cuando te expones en exceso o permanentemente a estos factores de riesgo, tu protección natural es insuficiente para el proceso de autodepuración. El flujo vaginal que se genera en tu interior se reduce y no actúa de la mejor manera, dando lugar a enfermedades o irritación.

Tips básicos de limpieza

Mantén tus órganos genitales limpios, siguiendo estos consejos de higiene diarios y en situaciones específicas:

  • Hazte un lavado vaginal por la mañana y repítelo por la noche, antes de dormir. Un poco de agua y un jabón suave son suficientes para la higiene cotidiana. Evita el uso de gel corporal para el área genital, ya que sus componentes químicos podrían irritarte.
  • Utiliza ropa interior de algodón, ya que el nailon y otras fibras sintéticas pueden causar irritación y aumentar la sudoración.
  • No utilices esponjas para lavar esta área porque debido a la humedad que acumulan, pueden ser un caldo de cultivo de gérmenes y puedes contagiarte al ponerlas en contacto con tu zona genital durante el baño.
  • Después de ir al baño, limpia muy bien de adelante hacia atrás tu vagina y retira todos los residuos que pueden causar alguna infección.
  • Nunca uses sprays íntimos, toallitas limpiadoras o espumas, estos productos son exclusivamente para las zonas externas.
  • Los antibióticos, sobre todo los tratamientos de larga duración, pueden destruir la flora vaginal y la protección que brinda, facilitando el paso de gérmenes y hongos. Habla con tu médico para que te indique qué hacer en esos casos.
  • Evita el uso de toallas femeninas o tampones durante más tiempo del recomendado por el fabricante y cámbiatelos cada cuatro o seis horas como máximo.

Cuida tu pH natural

El pH en la piel de los seres humanos es ácido. En el caso de la piel vulvar y vaginal de una mujer sana, si este pH ácido se vuelve alcalino, favorece la aparición o continuidad de infecciones. En la vagina normalmente proliferan ciertas bacterias, fundamentales para mantener el pH ácido de esa zona y así evitar la proliferación de infecciones.

Por lo anterior es importante el uso de un shampoo especial que ayude a mantener el equilibrio de este pH y prevenga irritaciones y enfermedades, formulado especialmente para el cuidado de la higiene íntima de la mujer.

Y tú, ¿algunas vez has padecido alguna infección vaginal o tienes dudas sobre limpieza íntima femenina? 

 
 
Usa ropa interior de algodón y evita la aparición de infecciones vaginales.
Usa ropa interior de algodón y evita la aparición de infecciones vaginales.
Foto: EFE
Fotogalería Videos