60 países mantienen la pena de muerte



por: Agencia
Fuente: EFE




De los 191 países miembros de la ONU, 60 mantienen la pena de muerte; entre ellos, 47 son dictaduras o regímenes dictatoriales






MADRID, España, feb. 22, 2005.- Sesenta de los 191 estados miembros de la ONU mantienen la pena de muerte en sus legislaciones y 29 la aplicaron en 2003, año en el que en todo el mundo se llevaron a cabo más de 5 mil 600 ejecuciones capitales.

Estos datos figuran en el libro "Que nadie toque a Caín. La pena de muerte en el mundo. Informe 2004", presentado en el Senado, en Madrid, por su presidente, Javier Rojo; por el diputado de Convergencia (CiU) Jordi Xuclá y por una de las dos autoras de la obra, la italiana Elisabetta Zamparutti.

De los 60 países que aplican la pena de muerte, 47 son dictaduras o regímenes autoritarios, y en ellos tuvo lugar el 98.6 por ciento de las ejecuciones.

Entre esos estados destaca China, que con más de 5 mil ejecuciones en 2003 acumula el 89,2 por ciento de todas las llevadas a cabo en el planeta, aunque Zamparutti subrayó que Irán, donde fueron ajusticiadas al menos 154 personas, "mata tanto como China en proporción a su población".

De los seis países calificados como "democracias liberales" donde fue aplicada la pena de muerte en 2003, el que realizó un mayor número de ejecuciones fue Estados Unidos: 65 en 2003 y 42 en los primeros ocho meses de 2004.

Estados Unidos es también, junto a China e Irán, uno de los únicos tres estados en los que se ejecutó a reos que no tenían los 18 años cumplidos en el momento de cometer el delito.

En la presentación del libro, Rojo admitió que no sabía si transmitir "un mensaje positivo por el avance del abolicionismo (en 1977 sólo 16 países habían suprimido la pena de muerte para todos los delitos) o un mensaje de desolación por la continuidad de la barbarie".

Rojo aseguró que la pena de muerte "es la mayor de las violaciones de los derechos humanos", y expresó su postura contraria "por una cuestión de principios y no de motivos".

Por su parte, Zamparutti, que junto a la española Begoña Antigüedad ha compilado los datos que aparecen en el libro, afirmó que "la situación es positiva desde el punto de vista del incremento del número de países abolicionistas" y añadió que, cada año, cuatro nuevos países se suman a la lista de los estados que suprimen o no aplican la pena de muerte.

Los últimos en sumarse a ese grupo han sido Senegal y Tayikistán, según la autora, miembro de la organización "Que nadie toque a Caín", una liga internacional de ciudadanos y parlamentarios por la abolición de la pena de muerte en el mundo.


... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS

Ingresa tu mail