Descubren 'sistemas solares bebés'

 
 
por: Agencia
Fuente: EFE
 

Astrónomas de Michigan descubren algunos de los sistemas solares más jóvenes detectados hasta ahora en las proximidades de la Tierra

 
WASHINGTON, Estados Unidos, nov. 28, 2007.- Un equipo encabezado por dos astrónomas de la Universidad de Michigan encontró algunos de los sistemas solares más jóvenes detectados hasta ahora en las proximidades de la Tierra, informó este miércoles la Universidad de Michigan (UM).

"Lo que buscábamos era conocer las primeras etapas de un sistema solar como el nuestro", dijo la profesora venezolana Nuria Calvet, en conversación telefónica desde Ann Arbor (Michigan).

"Y lo que encontramos fueron surcos, brechas en el disco de gas y polvo que indica la formación de planetas en torno a estrellas todavía rodeadas por el gas y el polvo protoplanetario", añadió.

La edición del 1 de diciembre de la revista Astrophysical Journal Letters publica estas conclusiones en un artículo de la estudiante de doctorado de astronomía Catherine Espaillat, la profesora Nuria Calvet y sus colegas.

Espaillat explicó que los sistemas se encuentran en torno a las estrellas jóvenes UX Tau A y LkCa 15, ubicadas en la región de formación estelar Tauro, a apenas 450 años luz de la Tierra.

"Con un telescopio que mide los niveles de radiación infrarroja detectamos brechas en los discos protoplanetarios de gas y polvo que rodea a estas estrellas", añadió. "Estas brechas, probablemente, las causan los planetas infantes que barren de escombros esas áreas".

Calvet dijo que la lectura de las mediciones de rayos infrarrojos muestran "disminuciones de la radiación, como si en uno de los viejos discos vinílicos (long-play) faltaran las canciones en los surcos dos, tres, cuatro".

Espaillat, que es la primera autora del artículo, señaló que "los astrónomos ya habían visto estos hoyos en torno al centro de los discos protoplanetarios y una de las teorías era de que podría ocurrir que la estrella estuviese fotoevaporando ese material".

La fotoevaporación es un proceso por el cual se calienta el polvo y el gas en la nube que rodea una estrella hasta que se evaporan y disipan.

"Encontramos que en algunas estrellas, incluidas estas dos, en lugar de un hoyo hay una brecha", continuó Espaillat.

"Es más parecido a una senda abierta, una franja barrida dentro del disco. Eso no se corresponde con la fotoevaporación. La existencia de planetas es la teoría más probable que puede explicar esta estructura".

Los investigadores usaron el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA para este estudio. El telescopio infrarrojo orbital observa la energía en longitudes de onda invisibles para los telescopios ópticos.

Eso permitió que los astrónomos estudiasen estas "estrellas previas a la secuencia principal" de una forma más profunda.

Una estrella de secuencia principal es una estrella adulta promedio, como el Sol, que arde mediante la conversión de hidrógeno en helio. Las estrellas previas a la secuencia principal como UX Tau A y LkCA 15 no han establecido aún este proceso de conversión, y derivan la energía de la contracción gravitacional. Tanto la UX Tau A como la LkCA 15 tienen una edad aproximada de 1 millón de años.

"Son bebitas estelares", dijo Calvet.

Por comparación, el Sol es una estrella de edad mediana con unos 4.500 millones de años.

Calvet dijo que esta investigación agrega nuevos elementos al conocimiento del estudio de los sistemas solares.

"Buscamos la historia de los sistemas solares para comprender cómo se forman", dijo Calvet.

El Laboratorio de Propulsión de la NASA en Pasadena (California) maneja la misión del Telescopio Espacial Spitzer para el Directorio de Misión Científica de la NASA en Washington.

Las operaciones de telescopio se llevan a cabo en el Centro Científico Spitzer en el Instituto de Tecnología de California, asimismo en Pasadera. Caltech maneja el Laboratorio de Populsión para la NASA.

 
Especialistas buscan descifrar los misterios del Universo.
Especialistas buscan descifrar los misterios del Universo.
Foto: AP
Fotogalería Videos