La Casa Blanca defiende técnica de 'ahogamiento simulado'

 
 
por: Agencia
Fuente: AP
 

Asegura la Casa Blanca que la técnica de 'ahogamiento simulado' o 'submarino', usada durante interrogatorios, es legal y ha salvado vidas de estadounidenses

 


WASHINGTON, Estados Unidos, feb. 6, 2008.- El gobierno estadounidense declaró este miércoles que la técnica de interrogación conocida como 'ahogamiento simulado' o 'el submarino' no es tortura, sino que es perfectamente legal y que ha salvado vidas de estadounidenses.

El presidente George W. Bush podría autorizar la técnica contra sospechosos de terrorismo en el futuro si considera que es necesario, dijo un portavoz.

El martes, el gobierno de Bush reconoció públicamente por primera vez que usaba esa técnica. El director de la CIA, Michael Hayden, interpelado por el Congreso, reveló que tres presuntos terroristas fueron sometidos a ese método: Khalid Sheikh Mohammed, Abu Zubayda y Abd al-Rahim al-Nashiri, en los años 2002 y 2003.

Human Rights Watch, un grupo de defensa de los derechos humanos que ha calificado la técnica del submarino como una forma de tortura, señaló que el testimonio de Hayden "es un reconocimiento explícito de actividad criminal".

El portavoz Tony Fratto dijo, por su parte, que "el consenso en torno a esta técnica en particular es que los funcionarios tendrán la oportunidad de debatirla no solamente en público pero frente al Congreso, y que deberían hacerlo siendo muy claros sobre cómo esas técnicas fueron empleadas y cuáles fueron los beneficios logrados".

El submarino consiste en atar a un sospechoso a una silla o a una mesa, cubrirle el rostro con un trapo y arrojarle agua. A medida que el trapo se empapa, se va ajustando al rostro del detenido y le causa una sensación de ahogo.

Fue uno de los métodos más populares utilizados por la Inquisición en España para interrogar presuntos herejes, y era conocido como la "pena del ansia", por la angustia que causa al que la sufre. Ese tipo de apremio físico ha sido condenado por numerosos países y está prohibido por la Convención de Ginebra, que protege los derechos de los detenidos.

Hayden prohibió la técnica en el 2006 para los interrogadores de la CIA, el Pentágono ha prohibido a sus empleados usarla, y el director del FBI Robert Mueller dijo que sus investigadores no usan tácticas de coerción cuando interrogan a sospechosos de terrorismo.

Demócratas en el Senado exigieron que se realice una investigación penal tras la revelación de Hayden.

Bush personalmente autorizó el testimonio de Hayden, dijo Fratto.

El vocero señaló que interrogadores de la CIA podrían volver a usar la técnica del submarino, pero siempre y cuando cuenten con la aprobación del presidente. Esa aprobación "dependerá de las circunstancias".

Uno de los factores a tomar en cuenta sería "la creencia de que un ataque es inminente", señaló Fratto. En tal caso, se notificaría a algunos miembros del Congreso.

Fratto dijo que el uso de la técnica en el pasado fue también aprobado por el secretario de Justicia, aludiendo presuntamente al ex secretario de Justicia Alberto Gonzales. Eso indicaría que es legal, y no se trata de una tortura.
    

 
Bush podría autorizar la técnica contra sospechosos de terrorismo. (Archivo)
Bush podría autorizar la técnica contra sospechosos de terrorismo. (Archivo)
Foto: AP
Fotogalería Videos