Supermercados y estrategias publicitarias



por: Dulce Lomelí
Fuente: Noticieros Televisa




Las estrategias de venta en los supermercados están calculadas para que las mercancías no pasen desapercibidas, aunque no le hagan falta






CIUDAD DE MÉXICO, México, ene, 2006.- La gran mayoría de mexicanos preferimos comprar en tiendas de autoservicio. Si es de los que sólo va a comprar un artículo y sale con el carrito lleno, no se preocupe, existen estrategias publicitarias dentro del súper para llamar su atención y la de su bolsillo.

Entre sus actividades cotidianas seguramente incluye la visita al súper. Le podría seguir a la tienda de abarrotes y como última opción, el mercado.

Y es que nuestras necesidades han cambiado. Los mexicanos tenemos marcada la preferencia por los supermercados. Gracias a que cada vez hay más apertura de tiendas de autoservicio con interesantes horarios, competencia de precios, lo que implica un aumento en sus ventas y la facilidad de contar con estacionamiento.

Uno de los grandes atractivos es la posibilidad de encontrar prácticamente todo lo necesario para alimentarse, vestirse, entretenerse, embellecerse, decorar la casa o arreglar el auto.

Ahora bien, si siente culpa por comprar más de lo necesario, no es totalmente responsable.

Las estrategias de venta y colocación de la mercancía están calculadas para que no pase desapercibida, aunque no lo necesite.

Desde que llega, encuentra cartelones promoviendo las ofertas del día; también encontrará stoppers, esos cartelitos colocados entre los productos que están de oferta en los anaqueles.

Los productos ancla son los bien posicionados en la mente del consumidor; junto se colocan otros similares pero a un precio menor. En la parte central de los anaqueles están las marcas líderes, lugar de mayor impacto porque ahí enfocamos los ojos de manera natural.

Las tarimas en el centro de los pasillos contienen mercancía que a la tienda le interesa vender pronto. Para equilibrar, a veces se colocan productos de alto consumo cerca de los "puntos fríos", es decir, mueblería, jardinería, mercería y deportes entre otros.

En las cabeceras o parte externa de los anaqueles que da a los pasillos se encuentran productos que se están promoviendo. Los sitios cercanos a las cajas son de los mejores, de hecho, funcionan para que el consumidor realice compras de impulso.

Un carrito lleno no siempre sugiere que nuestra alacena esté vacía, sino que llenaron nuestra curiosidad con artículos que seguramente no necesitamos.

Aunque los porcentajes varían de cadena en cadena, en general los productos alimenticios superan las ventas contra los productos restantes como abarrotes no comestibles, artículos para higiene personal, y los catalogados como mercancías generales que, entre otros, incluyen ropa, calzado, revistas, películas, discos compactos incluso artículos para su auto.

De hecho, un punto fundamental en la preferencia es que los supermercados cuentan con estacionamiento.


... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS

Ingresa tu mail