directo a... e-mail chat compras otros servicios ayuda registro









los reporteros
 

19 de Junio, 2001
Por: Alberto Tinoco Guadarrama

La Mara Salvatrucha1a parte

La actividad de la Mara Salvatrucha en la frontera sur de México

  SONDEOS DE OPINION

   




Les dicen "guanacos" son de la "Mara Salvatrucha", de la MS13, la primera pandilla "made in El Salvador", la más grande de Centroamérica, la más violenta, la más peligrosa de Estados Unidos. Y están en México, en el sur. Ahí, donde la frontera es de nadie. Ahí, donde la Mara Salvatrucha rifa, para, controla, asalta, viola.

LA FRONTERA SUR DE MÉXICO

Se le conoce como la puerta de México, es el Suchiate y es su río que bien podría ser la puerta trasera, abierta de par en par, para los migrantes centroamericanos y también para la Mara Salvatrucha.

El municipio de Suchiate, en el estado de Chiapas es el principal cruce fronterizo con Guatemala. Su alcalde advierte que el flujo migratorio de centroamericanos comienza a ser un problema.
“Se ha aumentado el flujo precisamente de personas que se dedican a estar delinquiendo, al grado de que se han formado ya organizaciones, "maras", como les llaman ellos en su país. Hemos agarrado a miembros de esta organización de la "Mara Salvatrucha" son personas que están tatuadas”, comenta Cesalmiro Reyna, presidente municipal de Suchiate.

Todos los días, 300 indocumentados cruzan la frontera sur de México. Cinco mil kilómetros los separan del sueño americano.
“Mientras esté Estados Unidos y esté el dólar por encima de nuestros países, pues sigue la guerra, no paramos” afirma Johnny, un inmigrante de República Dominicana.

El alcalde de Suchiate, asegura que la frontera sur de México, se ha convertido en tierra de nadie y explica: “la solución sería definitivamente hacer como en Estados Unidos, poner un cerco en toda la franja del río Suchiate”.

En los centros de detención del Instituto Nacional de Migración en la frontera sur, abundan las historias sobre la "Mara Salvatrucha".
De acuerdo con Martín, un inmigrante salvadoreño, (sic) “Los mareros, es un tropiezo para todos, porque ellos de Tapachula hasta la frontera de Estados Unidos están y le roban a uno... Le quitan el "pisto" a uno, le quitan todo y si uno no tiene nada, le pegan su machetazo, lo avientan del tren a uno.”

La migración no les dice nada. La mayoría de los indocumentados centroamericanos que cruzan la frontera sur de México, desconocen que tienen marcado su destino.

LA MARA SALVATRUCHA Y SUS VICTIMAS Y SUS LÍDERES

Ramón, un inmigrante peruano narra el procedimiento (sic): “En el río hay gente así, que te esperan como buitres, tu como no conoces cruzas, con el revolver te paran y te quitan todo tu dinero...”.

Sobre la tenue línea de la frontera agazapados detrás de un vagón o sobre las vías del tren, la Mara Salvatrucha acecha a su próxima victima.
Son los cazadores de indocumentados, y no son un mito, tienen nombre y apellido:
Jovany López Cárdenas, alias: "el liro", salvadoreño.
David Meléndez, alias: "el perro", salvadoreño.
Charly López Mesen, alias: "el bugs bunny", salvadoreño
Marvin Cifuentes, alias: "el venado", guatemalteco.
Jorge Alfaro Gómez, alias: "el bombilla", salvadoreño
Juan José Álvarez Fernández, alias: "el Juan", hondureño.
William Alfaro Martínez, alias: "el Wisper", salvadoreño.

Todos son miembros de la Mara Salvatrucha, acusados de homicidio, violación, asalto con violencia... Pero siguen en la frontera sur de México, sin que nadie les diga nada.

En Tapachula, en la vieja estación del tren encontramos a un grupo de indocumentados. La Mara les quito lo poco que tenían.

“Tienes que sacar la feria sino luego que te miran, que te mochan, te pegan un "filazo" con el machete o sino te matan ahí pues...” narra Juan Ramón, un Hondureño.

“Los mareros hay andan a la ley de ellos... Aquí la gente nos pone dedo a nosotros, ahí esta una bola de mojados... ahí vienen a perseguirnos a nosotros. Pero si dicen ahí esta una bola de mareros, esos ahí los dejan que se vayan”, reafirma José, otro Hondureño, “nosotros nos vamos... ellos siguen esperando el tren...”

Sobre el puente de la "arrocera" encontramos a otro grupo de indocumentados. Los acaban de asaltar.
“Uno traía una 32, dos traían una 38, el otro no sé que calibre que calibre era el que tenía. Traía una R-15” describe Oscar.

Agentes del grupo beta sur, atienden las denuncias pero es muy poco lo que se puede hacer.

Aylwin, un hondureño, cuenta:”A mí me han puesto machetes aquí, en el pescuezo, aquí me lo han corrido con toda la punta y me han puesto pistolas aquí (en la sien). Así me han puesto contra las vidas del tren y bueno a media noche cualquier cosa pasa aquí... Pero algo vamos a hacer porque no nos vamos a dejar matar. No me importa que vengan con machete. Aquí nos vamos a matar.

Seguimos nuestro recorrido en los puntos de alto impacto. Llegamos al “El Manguito" en Talismán, Chiapas. Aquí, Julio Cesar Cancino, del Grupo Beta Sur nos explica que estos son los puntos llamados estratégicos para el asaltante, porque la autoridad ya no entra.
Los agentes del beta-sur, saben del peligro, saben que el problema de la inseguridad, de los asaltos, de las maras es muy fuerte, por lo menos en el cruce del kilómetro 6, en La Arrocera.

En la línea fronteriza la vigilancia no existe pero la impunidad sí. Gabino Ochoa, agente del Grupo Beta Sur nos contó como en una ocasión hubo 13 asaltantes que violaron a una niña hondureña con tres meses de embarazo, que tenia 16 años.

LOS LÍDERES DE LA MS13

Por la noche seguimos el recorrido en la zona conocida como "Las Huacas". EL tren esta por salir, los indocumentados centroamericanos, se alistan en los vagones. Hay adultos y jóvenes y algunas mujeres que van arriesgando todo.
- “A que le tienes más miedo, ¿a la policía mexicana o a las maras? Preguntamos a Apolonia, una hondureña.
- “A las maras, que nos vayan a violar... A eso si le temo, que me roben no, que me roben lo que quieran... pero ya que la vayan a tomar a fuerza a uno eso si no”. Contestó.

El Pijotas

Es de madrugada sobre las vías del tren encontramos a Aníbal, un hondureño, mejor conocido como "El Pijotas" o "El Grandote". Es uno de los líderes de la "Mara Salvatrucha" en Tapachula, antes fue jefe de la Mara en California.
-“¿Por qué entraste a la mara? Preguntamos.
- Yo, porque me mataron a unos primos.
- ¿En dónde te mataron a los primos?
- En Los Ángeles.
- ¿Y de ahí te metiste a la mara?
- Si...
- ¿Cómo los mataron?
- Ah.. con una USI..
- ¿Mareros también?
- Sí, de otra pandilla...

"El Pijotas", ha estado preso en varias cárceles de Estados Unidos... Hace más de siete años que fue deportado, pero encontró su forma de vida en la frontera sur.

El grupo Beta-Sur lo tiene plenamente identificado. Presuntamente, esta involucrado en, por lo menos, siete asaltos con violencia, y sigue libre, viviendo, como él dice, “la vida loca”.

- los tres puntos en tus puños ¿qué significan?
- Ah... ¡la vida loca!... ¡la vida loca!...

El Blacky

Nos dirigimos hacia Guatemala. En la Frontera de El Carmen encontramos a "el Blacky". Su nombre real es Juan Carlos Bonilla Fonseca y es de origen Salvadoreño. Hace un año que le seguimos la pista. Nuestro compañero Saúl Sánchez Lemus, lo conoció durante la elaboración del reportaje de "La Bestia". Es otro de los líderes de la Mara Salvatrucha en la frontera sur de México. Esta fichado desde que tenía16 años.

"El Blacky", accedió a hablar con el equipo de Los Reporteros. La cita es, al día siguiente, en El Paso De Abajo, Guatemala, una de las zonas de cruce de indocumentados en la frontera de Guatemala.

- “Esto (la creación de la Mara Salvatrucha) fue de allá de Estados Unidos. De allá lo comenzó una familia salvadoreña, de ahí fue regado en El Salvador, en Honduras y ahora esta aquí en México.” Nos explica.
- “Esta pandilla esta dividida en "clicas" o bandas. Las más importantes son la "MS13" y la "Mara 18" o "M18"; (las dos) son rivales, pelean territorio y la pelea es a muerte.”
- ¿Se es Marero para toda la vida?
- Para toda la vida, hasta que Dios lo quite.
- ¿O hasta que la 18 lo quiera?
- No cual. La "panuchada" no trae nada. Paramos y controlamos.
- ¿Es a muerte con la 18?
- Es a muerte...

COMO PERTENECER A LA MARA

Para ingresar a la "Mara Salvatrucha", el aspirante debe soportar una golpiza de 13 segundos por otros miembros de la pandilla. Después de ser brincado, como se le conoce, se le pone un tatuaje con las siglas: MS13.

Para ellos defender el barrio es sagrado, tan sagrado que están dispuestos a morir por la Mara Salvatrucha.
Según “El Blacky”, lo fundamental es “... no tenerle miedo a la muerte, para morir nacimos...”.

Sin ningún remordimiento "El Blacky" nos confiesa que las lagrimas tatuadas en su rostro, son por cada persona que ha matado.
- ¿Te haz quebrado a algún vato?
- No pues la mera verdad si, pero ya esta pagado, eso fue en Honduras, por eso perdí todo, casi todo, pero ya esta pagado, no temo, yo sé que estoy saliendo.

Las reglas La Mara Salvatrucha, tiene sus propias reglas, su propio lenguaje, sus propios símbolos, su propio código de honor.
"Tirar la Mara" o "tirar barrio" significa identificarse como miembro de la clica...
Cada tatuaje o placazo, quiere decir algo: Las telarañas, son para identificar a los que han estado en la cárcel. Los tres puntos, significan "la vida loca". Y la frase: "perdóname madre mía" simboliza un mea culpa por todo lo que han hecho.

- Esto me cuesta, dice “El Blacky”
- ¿Qué te cuesta Blacky?
- Mucho. Lo que he sufrido, que ha habido tiempo que he dejado de ponerle atención a mi jefa, por andar en otros jales.
- ¿Te duele?
- Sí, gacho. Ya no la tengo, lastima que así fui...

Junto al Blacky se encuentra Ana Elisa, "La flaca", su novia. Es una joven que fue violada en Tapachula, por miembros de la Mara 18.
- Me les quise escapar, pero...narra Ana Elisa.
- No pudiste.. ¿Cuantos eran?
- No recuerdo bien, pero eran bastantes.

“El Blacky” ha sido deportado 20 veces de Estados Unidos. Estuvo preso, traficaba con heroína en Los Ángeles. Ahora vive en la frontera, dice que ya no asalta a los migrantes, pero asegura que nunca dejara de ser de la Mara Salvatrucha.

LA MARA EN GUATEMALA

Dejamos a "El Blacky" en la frontera sur y nos dirigimos hacia la ciudad de Guatemala. En este país, la Mara Salvatrucha, se ha convertido en el mayor problema de seguridad pública.
Faustino Sánchez, Policía Nacional Civil, explica: “Sólo acá, en la ciudad capital hay más de 100 maras, 104 maras aproximadamente, (cada una) de estas, aproximadamente de 300 a 400 integrantes. Hay varios jefes de Maras que están siendo buscados por la justicia guatemalteca que deben hasta 60 muertes...”.

En Guatemala, la Mara Salvatrucha se ha convertido en un semillero del crimen organizado. Todos los días la Policía Nacional Civil, realiza operativos antimaras. Aunque estas pandillas están formadas en su mayoría por jóvenes, este es parte del arsenal que utilizan para pelear con otras bandas o cometer diversos delitos. Y la Mara Salvatrucha, sigue creciendo...

LA MARA EN SU LUGAR DE ORIGEN: EL SALVADOR

Nos dirigimos hacia El Salvador. La Mara Salvatrucha surge en los años 70's, en el éste de los Ángeles, en Estados Unidos y cierra su círculo en El Salvador.

Fue creada por inmigrantes salvadoreños para delimitar su territorio en la calle 13 y defenderse de otras pandillas como la "EME" o Mafia Mexicana, los "Crips" y "Bloods", integradas por afro-americanos.

En Estados Unidos, la Mara Salvatrucha es la más numerosa. Extraoficialmente se habla de más de 20 mil miembros y se presume que, en el este de Los Ángeles, controla la falsificación de documentos oficiales como micas de residencia, el tráfico de drogas y el robo de tarjetas de crédito.

Después de 12 años de guerra civil, en el Salvador la pobreza se huele en cada esquina. La falta de empleo, una economía dolarizada por la fuerza y los desastres naturales han sumido a este país centroamericano en una profunda crisis.

La M y la S, la que controla El Salvador, los guanacos 13, miles de jóvenes se han refugiado en las maras o pandillas. Esta, la MS13, la M18, los Mao Mao, todos maras Salvatrucha, todos dispuestos a vivir y morir por el barrio.

“Ellos asumen actitudes, se puede decir de un soldado, de un guerrero. Para ellos hasta cierto punto, matar dentro de los códigos de la pandilla es normal, porque están defendiendo su barrio.”Comenta Edwin Martínez del Centro Reeducativo De Menores en Tonacatepeque.

Gustavo Adolfo Morales, conocido como "El Directo", se ha convertido en un mito en El Salvador. Es miembro de la Mara Salvatrucha, y esta acusado de haber asesinado a 17 personas. En 1999, fue capturado, está en prisión como miles de jóvenes mareros, pero "El Directo" sigue "sonando” por lo menos en una canción prohibida.

En un país como El Salvador, "El Directo" ya tiene quien lo sustituya. Se trata de Manuel. Apenas tiene 12 años, es de la Mara Salvatrucha y ya esta acusado de violación.
- ¿Cuándo entraste a la Mara? Le preguntamos.
- Ah.. ya hace un puño...
- Y ¿cómo entraste?
- bien fácil...

LAS POSIBLES SOLUCIONES

Estuvimos en el centro reeducativo de Tonacatepeque, una cárcel para menores infractores en la capital de El Salvador. La característica de este centro es que la mayoría de la población que se encuentra aquí, es de la Mara Salvatrucha, la MS13.

En El Salvador las cárceles están saturadas de maras. Hay cárceles en donde solo se permite el ingreso de miembros de una misma mara.
“La causa de que ellos sean mareros o que estén identificados con la Mara es porque han tenido un problema familiar” afirma Raúl Ramírez, del Centro De Rehabilitación "Don Bosco".

Las autoridades saben que estos jóvenes tienen marcado su destino. La única salida que tienen es la Mara Salvatrucha, pero no llegaran muy lejos. La vida para ellos se ha acabado no vale nada. El problema es grave. La Mara Salvatrucha se ha convertido en un verdadero ejército de la delincuencia.

Freddy es de la Mara fue sentenciado por secuestro a cambio de la cárcel, aceptó integrarse a un programa de rehabilitación.
Hoy, Freddy narra: “Más que todo secuestrábamos a las personas, las llevábamos, las teníamos tres días en la montaña, pedíamos un rescate por ellas y si la familia lo entregaba todo salía bien, y si no, había que matar a esa gente.”

Carlos también intenta rehabilitarse, es de la Mara Salvatrucha: “Soy de la clica de los Western locos salvatruchas. Estando ahí haces lo que te dé la gana. Ahí dentro de la Mara también te dicen que tenés que robar, tenés que matar, tenés que violar...”
- ¿Que es lo peor que hiciste cuando estuviste en la Mara?
- matar..
- ¿A cuantas personas mataste?
- tres...
- ¿Por qué mataste a estas tres personas?
- Porque eran de otro barrio.

Parece un juego de jóvenes pero no lo es “Detrás de toda esa gama de soberbia, de fuerza, de agresividad que existe en ellos, existe también una soledad” explica Raúl Ramírez del centro “Don Bosco”, “Quien entra a la Mara sabe que primero esta el barrio.”

Carlos nos aclara: ”Ahí en el barrio si te dicen, mira quiero a uno de tu familia pa’ abajo, osea muerta, lo tenés que hacer...Quien entra a la Mara Salvatrucha.. ya no puede salirse nunca, salirse significa "luz verde", una sentencia de muerte...”
- Si te quieres salir de la Mara ¿qué pasa?
Te matan, te buscan y te matan

De acuerdo con Edwin Martínez, tratar de salirse es una especie de sentencia anunciada por los mismos miembros de la pandilla, porque es como romper algún código de ellos.

Dentro de la Mara, también hay jóvenes mujeres. Encontramos a un grupo de ellas que buscan rehabilitarse, aunque parece demasiado tarde.
- A las bichas, cuando son hembras, las que van a entrar, tienen dos opciones: si no les dan duro, las pisan.
- ¿Que es pisarlas?
- Violarlas.

El Polígono “Don Bosco” es el primer esfuerzo institucional para rehabilitar a los mareros. El problema es que muy pocos lo consiguen.

La Policía Nacional Civil, se muestra cautelosa, rechaza dar cifras sobre el número de miembros de la Mara Salvatrucha. Pero en El Salvador todos saben que se cuentan por miles. Se habla de 30 mil jóvenes, convertidos en soldados de la Mara Salvatrucha. Durante muchos años, la corrupción policiaca le permitió a la Mara Salvatrucha operar con impunidad. Así germinó el problema.

Pedro González, oficial de la Policía Nacional Civil advierte que lo mismo podría estar sucediendo en la frontera sur de México. Según él, “llegan a México, y encuentran posibilidades de cometer delitos... Ya no se van a los Estados Unidos, se quedan en los lugares que les ofrecen mayor oportunidad para cometer hechos delictivos. Inclusive hay policías que les piden hasta tarifas a las bandas o a las maras: de lo que vas a ganar dame tanto. Eso es tierra fértil”.

Esta es una advertencia a tiempo.. porque no hay duda... la Mara rifa.. Para.. controla... y ya esta en México...

La marea roja
Los cadáveres de Ensenada
Indigentes en riesgo
Muertas por la incapacidad
Las muertas del DF
Juárez y sus muertas


La Herida de Paulina
Donde los árboles lloran
La Mara Salvatrucha1a parte
La Mara Salvatrucha
2a parte
Azúcar amarga
Ciudad robada

dia: mes: año:
*El buscador es sensible a letras mayúsculas y minúsculas


página principal |  noticieros |  opinión |  deportes
negocios |  espectáculos |  tecnología |  vida | cultura |  niños |  salud

e-mail   chat   compras   otros servicios   ayuda   buscar   mi cuenta

escríbenos : convenio del usuario : política de privacidad : datos de la empresa : anúnciate


  EN VIDEO
Consulte los videos del dia

  EN AUDIO
Lo ultimo en noticias


  QUIÉNES SOMOS

  LOTERIA