¿Qué opina del programa alcoholímetro?
¿Matar a Yasser Arafat es una opción para la paz entre Israel y los palestinos?
¿Qué temas quieres en el chat de noticieros?
:: EsMas :: <b>Todo sobre el alcoholímetro</b>
  México
Alcoholímetro Foto:AP
VIDEO
Arranca programa de alcoholímetros en el DF
Rechazan hoteleros programa ‘alcoholímetro’
Comenzarán a usar 'alcoholímetro' en el DF
Todo sobre el alcoholímetro
por: Redacción
Fuente: Noticieros Televisa
COMPRAS Adquiera el libro: 'Las bebidas alcohólicas y la salud', del Centro de Estudios sobre Alcohol y Alcoholismo

CIUDAD DE MÉXICO, México, sep. 19, 2003.- Debido a que el año pasado, los accidentes automovilísticos dejaron una cifra estratosférica de mil 544 muertos, la mayoría a causa del influjo de bebidas alcohólicas, este viernes arranca el operativo “Alcoholímetro”.

Este programa, implementado por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina, tiene la finalidad de disminuir los accidentes viales en la ciudad de México.

Pero, ¿cómo funciona el Alcoholímetro?, o bien, ¿para qué nos sirve?

La mañana de este viernes, en el estudio de En Contraste, Manuel Mondragón Ykalb, subsecretario de Participación Ciudadana y Prevención del Delito, y Armando Canseco Flores, gerente de ventas de Latinoamérica de la empresa Suppliers de México, realizaron pruebas y explicaron el funcionamiento de este polémico aparato que la noche de este viernes comenzará a operar en calles de la capital de la República Mexicana.

En primer lugar, los expertos definieron –en concreto- el objetivo del alcoholímetro: se trata de una prueba que determina el grado de alcohol en las personas, que en este caso, se utilizará específicamente en automovilistas.

El alcoholímetro –conocido como TH 403-, se trata de un aparato altamente preciso, diseñado para cuantificar la concentración de alcohol en la sangre a través del aliento aspirado.

El equipo contiene una boquilla desechable, para protección del ciudadano, y que se abre de un modo específico, para que la parte a través de la cual se pretende recuperar la muestra, no se toque con los dedos.

Todo el aliento aspirado se introduce al aparato.

Para realizar la prueba, se le pide a la persona que emita un soplido por medio de la boquilla –como si estuviera inflando un globo-, durante tres o cuatro segundos.

Una vez que el alcoholímetro realiza el análisis de la prueba, los resultados se imprimen en una hoja que registra los siguientes datos:

  • Número de serie del equipo.

  • Número del examen.

  • La última calibración del equipo.

  • Fecha del examen.

  • Hora.

  • Resultado de la prueba.

El novedoso aparato es capaz de medir miligramos de alcohol, por cada litro de aire aspirado.

Sin embargo, el alcoholímetro tiene también sus desventajas. La más importante: la equivalencia de los niveles de alcohol no siempre es exacta, pues también depende del metabolismo de cada persona.

EL OPERATIVO

Para la realización del programa alcoholímetro se pondrán 10 puntos de vigilancia en la ciudad, sobre todo, cerca de bares y discotecas.

En cada punto se contará con policías, acompañados por un médico, quien se encargará de aplicar la prueba.

Para procurar que el trato con los automovilistas se lleve a cabo con dignidad y respeto, se decidió que el personal policíaco fuera femenino. La aplicación de las pruebas se realizará en dos tiempos:

Primero, se aborda al conductor para comentarle la finalidad del programa alcoholímetro. Si durante la conversación, hay sospecha de que la persona ha ingerido bebidas alcohólicas –situación que determinará el médico-, se le invita a que descienda del vehículo para hacerle la prueba.

Si los resultado rebasa la norma permitida, que es de 0.4, se le pregunta al conductor la hora aproximada en la que ingirió la última copa. En caso de que la persona responda que lo hizo momentos antes de salir, se le pide que espere 10 minutos para que el alcohol se disipe.

Si pasados los 10 minutos el resultado vuelve a salir positivo, la persona es remitida ante un juez cívico, quien le impondrá una sanción, que puede ser de 12 a 36 horas de arresto, sin derecho a fianza.

“Este es un programa que no debe entenderse como un programa coercitivo, que vaya contra la gente, contra las garantías, sino todo lo contrario, debe de entenderse como un programa de apoyo a la sociedad que dé confianza y que nos permita prevenir, en todo caso, lo que está ocurriendo”, comentó Mondragón Ykalb.

Cabe resaltar que de los 15 alcoholímetros que fueron donados a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina, sólo 10 entrarán en función, ya que cada aparato cuesta alrededor de 23 mil pesos.

LA CONTRAPARTE

Desde el punto de vista de Raúl Carracá y Rivas, reconocido jurista emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Constitución dice que nadie puede ser privado de sus derechos, solo mediante juicios, seguidos por la autoridad.

En entrevista telefónica con Adela Micha y Leonardo Kourchenko, para En Contraste Carrancá aclaró que, de acuerdo con el artículo 16 constitucional, nadie peude ser molestado en su persona, sino a virtud de mandamiento de autoridad judicial.

“De hecho, yo he recomendado a muchos alumnos míos que circulen con un amparo en la bolsa”, comentó sarcásticamente el jurista.

Carrancá y Rivas dijo que para que un conductor sea detenido y sometido a la prueba del alcoholímetro, debe haber evidencia seria de las condiciones físicas de la persona, y como ejemplo mencionó, ir zigzagueando el vehículo de manera peligrosa o poner en riesgo a la circulación.

Señaló que el programa alcoholímetro debe afinarse con el mayor cuidado y evitar que se llegue al borde la violación de la garantía individual.

“Salvo que pretendan modificar la Constitución, que no es atribución del Gobierno de la ciudad de México”, agregó.

El jurista insistió en que lo preocupante de este operativo recae en el hecho de detener a una persona sin fundamento, valoración o criterio.

“Ningún artículo de ley secundaria puede rebasar el mandato de la Constitución”, resaltó.

Finalmente, Raúl Carrancá y Rivas advirtió que la persona que sea detenida sin que haya prueba de que se encuentre alcoholizada, puede presentar, desde el punto de vista jurídico, una denuncia “gravísima” en contra de la autoridad, porque hubo una violación flagrante y evidente de derechos constitucionales.

Danos tu opinión
(por favor indica a qué nota te refieres).