¿Qupe opinas del plan migratorio de Bush?
¿Cómo acabarías con la discriminación en México?
¿Qué temas prefiere en el chat de noticieros?
México
El día de la Candelaria
por: Agencia
Fuente: NOTIMEX

El 2 de febrero, se 'levanta al Niño Jesús', se ofrecen tamales y se bendicen velas

CIUDAD DE MÉXICO, México, feb. 01, 2004.- El 2 de febrero, Día de la Candelaria, constituye cada año el final del periodo navideño, pues es cuando el Niño Jesús fue presentado en el Templo por sus padres, según la costumbre judía.

En el Día de la Candelaria se hace el "levantamiento del Niño Jesús", que consiste en llevar la imagen a bendecir al templo, así como levantar y quitar todas las figuras de los nacimientos para guardarlas hasta la celebración de la próxima Navidad.

También es costumbre popular que ese día, quienes el 6 de enero anterior durante la partida de Rosca de Reyes les tocó el "muñeco", ofrezcan a amigos y familiares atoles y tamales, que es el alimento que podían adquirir las personas más humildes.

El nombre Candelaria viene de la tradición de bendecir velas y distribuirlas entre los adoradores. Las velas recuerdan las luces de Navidad y simbolizan las palabras de Simeón a José y María en Lucas 2:32 de que Jesús sería "la luz para revelación a los Gentiles y gloria del pueblo de Israel".

Al principio, el Día de la Candelaria honraba la purificación de María después del nacimiento de Jesús, pero las observancias modernas han movido el énfasis hacia Jesús.

En muchos lugares este día marcaba el principio del año, por lo cual los indígenas tienen la costumbre de llevar a bendecir las mazorcas que servirán de semillas en la próxima siembra; también se bendicen las velas o candelas, de ahí el nombre de "Candelaria", que son consideradas como buenas para apartar el mal y las enfermedades.

El sacristán mayor de la Catedral Metropolitana, José de Jesús Aguilar Valdés, explicó que la fiesta de la Candelaria y la presentación del Niño Jesús al templo tiene sus orígenes en el libro del levítico, que pide a las madres judías que cuando tengan un niño varón lo presenten 40 días después de su nacimiento y si es niña 80 días posteriores para que los purifiquen.

Así, aseguró el prelado, sólo en México y "en algún otro lugar podemos decir que la gente lleva al niño Jesucristo vestido distinto cada año y para que sea bendecido conjuntamente con los niños de carne y hueso".

Cuestionado sobre si esta tradición está perdiéndose, el sacerdote subrayó que "permanece firme la tradición, sin embargo, va teniendo algunas desviaciones".

Si alguna persona viera que un sacerdote viste a un Cristo de Sagrado Corazón, de San Judas Tadeo o de San Martín Caballero, "se molestaría, pues Jesucristo fue niño, entonces, ¨por qué vestirlo de San Judas Tadeo, de San Juan Diego o de otra cosa? sigue siendo... dos... cosas.

Aquí, dijo, es donde puede haber un error, el cual se da porque las personas que venden el vestuario no tienen la capacitación suficiente y a veces sólo les interesa vender.

Asimismo, destacó que cuando este hecho se da sin mala intención no se comete ninguna falta, "sólo esperamos que la gente reflexione y no caiga en estos excesos".

Además, recomendó que la mejor forma de vestir la imagen es como a un niño, con una vestimenta blanca bonita o de Cristo Rey, Jesús de Nazareno o Señor de la Misericordia, pero no vestirlo de santo "y mucho menos de futbolista"

Aguilar Valdés aclaró que para no desviar la fe de los creyentes "Cristo nació y fue niño, pero también murió por nosotros en la Cruz y resucitó, de tal manera que la imagen del Niño Jesús que tenemos en nuestra casa es sólo eso, nos recuerda que el hijo de Dios se hizo hombre por nosotros".

No obstante, precisó: "aunque no tengamos una imagen en nuestra casa, Dios está con nosotros; lo que pasa es que estas imágenes nos ayudan a sentir más presencia y a pensar siempre en el” Por ello, abundó, las imágenes del Niño Jesús deben ser bellas, dignas, así como tratadas con decoro, "por eso, las cuidamos, las limpiamos y hasta las vestimos, como una forma de rendir homenajes a Dios y a sus santos".

Hizo un llamado a los católicos a seguir con el amor a Dios, a Cristo y a los santos; "Sintamos que Cristo es parte de nuestra familia, pero no caigamos en errores que desvíen nuestra fe y se conviertan en motivo para que los católicos seamos criticados como idólatras".

Por su parte, Elizabeth Galindo, de 31 años de edad, reconoció que no sabe en qué consiste la celebración del 2 de febrero, por lo cual -dijo- no acostumbra a celebrar ese día, pues "nunca me lo inculcaron y yo siento que esta tradición ya se está perdiendo".

Esperanza Pérez, de 53 años de edad, relató que su mamá aún continúa con esta tradición; "viste al Niño, incluso le busca una madrina durante tres años, lo lleva al templo y lo arrulla, y luego hace una gran fiesta, como si fuera el bautizo de cualquier niño".

Sin embargo, Galindo dijo que ella ya no continúa con esa tradición, debido a los tiempos modernos y a diversas necesidades que se deben de cubrir antes que nada -argumentó-.

Finalmente, Adairis Moreno, de 22 años de edad, quien dice que no es seguidora de ninguna religión, recuerda con gran cariño la tradición del Día de la Candelaria, de vestir y llevar al Niño Dios al Templo, de los tamales y el atole, que le inculcó su abuela.


Día de la candelaria. Foto: NOTIMEX

Recuerde el primer aniversario de la tragedia del Columbia
IMPRIMIR GUARDAR
ENVÍA ESTA NOTA A UN AMIGO
Aplicará SSP operativo Reyes Magos 2004
Elaboran Rosca de Reyes de más de un kilómetro
Día de Reyes... día de contrastes
Reyes para niños con cáncer
Investigan a federales en Chihuahua
Arrancones, responsabilidad de padres
Narcotráfico, grave problema: Rivera Carrera
Muere niño de 11 años al volante
Padres contra ‘píldora de emergencia’

... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS
Ingresa tu mail aquí:
-->