Las Islas Marías, prisión con muros de agua



por: Alberto Tinoco
Fuente: Noticieros Televisa




Este año se cumplen 100 años de que el presidente Porfirio Díaz creo por decreto la Colonia Penal de las Islas Marías






CIUDAD DE MÉXICO, México, 18, 2005.- Mediante un decreto del presidente Porfirio Díaz, las Islas Marías comenzaron a a funcionar como colonia penal en 1905. El objetivo era desconcertar a la población de la prisión federal de San Juan de Ulua en Veracruz.

Desde entonces esta colonia penal fue tejiendo su propio mito, ‘Los muros de agua’ los llamó alguna vez José Revueltas.

Durante muchos años las Islas Marías fueron el peor de los infiernos. Reservado para los reos más peligrosos y los presos políticos.

A partir de los años setenta la colonia penal cambió su rostro, ahora como colonia penal de seguridad media. Comenzaron a la isla reos de bajo perfil criminal mediante un sistema de libertad reglamentada bajo convivencia familiar, un modelo de readaptación social, único en su tipo.

El traslado a las islas es voluntario, para acceder a este beneficio los internos deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Buen comportamiento en sus penales de origen
  • Ho estar sentenciados por crimen organizado, delitos sexuales o secuestro
  • Tener un perfil socioeconómico bajo

En su mayoría purgan condenas en las Islas Marías, internos procesados por delitos contra la salud, en su modalidad de transportación.

Actualmente viven en la colonia penal federal alrededor de 630 internos , de los cuales 150 viven con sus familias.

Para esos 630 reos existen un promedio de 30 custodios, además de personal administrativo que vigilan y organizan las actividades de los internos.

Aunque viven bajo una libertad reglamentada los internos deben pasar lista durante tres veces al día , desde las cinco de la madrugada hasta las ocho de la noche.

A partir de las 9:30 de la noche hay toque de queda y no se permite que los internos salgan de sus dormitorios .

En la isla madre, con una extensión de 14 mil hectáreas, operan 11 campamentos, como si fueran 11 crujías, sólo que sin rejas. El campamento más grande es el de Balleto y al de castigo de le conoce como ‘papelillo’.

Existe un campamento de la Secretaría de Marina conformado por 131 efectivos de la Armada que resguardan la Isla , pero que intervienen en la vigilancia ni tienen contacto con los internos. En los cuatro puntos cardinales existen puestos de observación.

Por disposición federal cualquier embarcación tiene prohibido acercarse a menos de 12 millas náuticas.

Sus heladas son infranqueables y además están infestadas de tiburones.

Desde el 2001 no se había registrado una fuga de la colonia penal , incluso abundan las historias de los reos que una vez cumplida su sentencia se niegan a abandonar las Islas Marías.


... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS

Ingresa tu mail