Declara la hermana de Érika Peña Coss



por: Iván González
Fuente: Noticieros Televisa




Declara Azura Peña, no explica por qué no se percató del doble homicidio de sus hermanos, ocurrido entre las 6 y las 8 de la mañana






Visite el sitio especial de Diálogos por México

CIUDAD DE MÉXICO, México, mar. 14, 2006.- Continúan las interrogantes en el caso del homicidio de los hermanos de Erick y María Fernanda Peña Coss, de 7 y 3 años de edad, en Monterrey, Nuevo León.

Esta es la declaración ministerial de Azura Peña Coss, de 19 años de edad. De los cuatro hermanos es la única que no sufrió ninguna agresión el pasado 2 de marzo.

Ante la procuraduría de justicia del estado, aseguró que fue hasta la una o una y media de la tarde-cuando se encontraba en su cuarto- cuando recibió una llamada telefónica de un amigo de su mamá, de nombre Fernando Elizondo Santa Cruz.

Según la declaración, él le preguntó donde estaba, Ella le respondió que estaba en su casa.

Él le dijo: "que haces en tu cuarto, parece que tu hermana se accidentó, parece que chocó.

En ese momento, Azura se asomó por la ventana que daba a la oficina de su mamá, dentro de la misma propiedad, y vio tirada en el piso a su hermana Érika.

Azura señala que la vio sangrando mucho.

Que bajó hasta donde estaba ella y ahí se encontró a la secretaria de su mamá, Linda Marentes, quien estaba llamando por teléfono a la policía.

Al ver Azura que su hermana tenía mucha sangre, pensó que no era normal, por lo que le preguntó si la había acuchillado Diego, y que Érika le contestó con un movimiento de la cabeza que sí.

Al poco tiempo llegaron los policías y paramédicos.

En su declaración, Azura dijo que al llegar los rescatistas, ella vio que el teléfono celular de Érika tenía un mensaje de Diego Santoy, en el que le decía a Érika: "Gracias por aceptar recibirme el día de hoy”.

En la declaración ministerial, resalta el hecho de que en ningún momento Azura explica, ni el agente del Ministerio Público le pregunta por qué ella no escuchó ni percibió nada extraño entre las 6 y 8 de la mañana de ese día, cuado según la declaración de Diego Santoy, él asesinó a Erick y María Fernanda Peña Coss.

La justicia de Nuevo León espera que pronto se resuelvan todas las dudas de caso y que el, o los responsables, paguen su culpa.


... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS

Ingresa tu mail