Muere Ángel Fernández, leyenda de la crónica deportiva



por: Agencia
Fuente: NOTIMEX




A causa de complicaciones renales muere Ángel Fernández, leyenda de la crónica deportiva en radio y televisión; deja de existir a la edad de 80 años






Visite el sitio especial de Diálogos por México

CIUDAD DE MÉXICO, México, mayo. 23, 2006.- Ángel Fernández, leyenda de la crónica deportiva, falleció la mañana de este martes en el Hospital Ángeles de esta ciudad, a los 80 años, víctima de una prolongada enfermedad.

El comentarista y cronista deportivo nació el 2 de agosto de 1925 y desde pequeño mostró inclinaciones por el balompié, al grado de que acuñó la frase "A todos los que quieren y aman el futbol...", que lo llevó, junto con su particular estilo narrativo, a la popularidad.

Hace dos semanas su esposa tomó una llamada de Notimex para explicar que "ahora no tiene deseos de hablar, está un poquito cansado... la verdad es que su enfermedad no lo deja, de pronto está bien y de pronto no...". Su añeja y crónica enfermedad ganó la batalla.

Ángel Fernández es el último gran cronista deportivo de la vieja guardia (Jorge "Sonny" Alarcón, Pedro "El Mago Septién", Fernando Marcos..). “Angelito”, como le decían sus amigos más cercanos, tuvo la dicha de transmitir partidos de su hijo Alí Fernández en el Puebla.

Ángel, quien será recordado por llamar al futbol “el juego del hombre”, llegó a ser una importante figura televisiva. Hace años conducía "El precio es blanco" vestido de smoking con una enorme corbata de moño y un micrófono largo y delgado que bien sabía usar.

Luego con ropa más cómoda, abría el juego del domingo con un grito a todo pulmón, invocando al primer silbatazo "a todos los que quieren y aman el futbol". Sus crónicas eran por mucho apasionantes.

Cambió el mote de los "Cementeros del Cruz Azul" por "La Máquina Celeste" y el de "Chivas del Guadalajara" por el de "Rebaño Sagrado".

Corrigió a la historia cuando afirmó que el América descubrió a Cristóbal Ortega y otorgó "el sentido épico a situaciones nimias".

Aun más, reinventó la palabra gol, por un "enorme bang que horada la cabaña encomendada al supermán Marín: kriptonita pura".

Sus últimos días los vivió en compañía de su inseparable Gris y sus hijos que aunque mayores y con compromisos, siempre lo vieron.

Sin embargo, en una de sus últimas entrevistas comentó jocoso que ahora nadie me presenta mujeres, como en mi época de gloria, ja ja ja."

Sus últimas crónicas fueron en "El futbol y otras galaxias" que transmitía a diario por el 730 de AM, a las 17:00 horas, siempre asistido por su enfermero Robert. La memoria lo abandonaba por momentos, lo vencía el sueño con frecuencia y hoy por la mañana, dijo adiós para siempre.

A la leyenda de la crónica deportiva le sobreviven su esposa Lucrecia Gris y sus hijos Aldo, Alí y Ari.


... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS

Ingresa tu mail