Náufragos mexicanos llegan a Islas Marshall



por: Saúl Sánchez Lemus
Fuente: Noticieros Televisa




Mexicanos que estuvieron nueve meses a la deriva en el mar, pisaron tierra en las Islas Marshall; esperan poder salir en las próximas horas rumbo a México






MAJURO, Islas Marshall, ago. 21, 2006.- De repente apareció en el horizonte el barco atunero Kuskaooss, todavía venía en altamar, iba en dirección a las Islas Marshall.

Noticieros Televisa captó las primeras imágenes de los tres pescadores mexicanos que fueron rescatados por la tripulación de este barco, cuando se encontraba pescando en aguas del Océano Pacífico.

Lucio, Jesús y Salvador se veían en buenas condiciones, contentos y es que como no estarlo si prácticamente volvieron a nacer.

Estas fueron las primeras impresiones Jesús Vidaña, náufrago mexicano:

Saúl Sánchez Lemus (S):¿Cómo los encontraron?
Jesús Vidaña (J): Por medio del radar, el radar nos captó.
S: ¿Ustedes los vieron o ellos los vieron a ustedes?
J: Ellos a nosotros.
S: Ustedes… ¿qué estaban haciendo cuando los encontraron?
J: durmiendo.

Los tres pescadores dijeron sentirse afortunados porque historias como estas no cualquiera vive para contarlas.

Lucio Randón, otro de los náufragos, relató también su travesía.

Saúl Sánchez Lemus (S): ¿Pensaron en la muerte?
Lucio Randón (L): Sí.
S: ¿Cómo están de los pies?
L: Hinchadones.
S: ¿Muy hinchados?
L: Sí.
S: ¿Pero pueden caminar?
L: Sí.
S: ¿Y sus zapatos?
L: No, no traemos, los tiramos al mar.
S: ¿Y esa ropa de quién es?
L: Aquí, nos la regalaron.

El barco atunero arribó a las ocho de la mañana a Majuro, la capital de las Islas Marshall. Un equipo de médicos subió para avalar las condiciones de salud de los tres náufragos mexicanos y afortunadamente los tres se encuentran en buenas condiciones físicas.

Sobre su estado nutricional Jesús Vidaña.

Saúl Sánchez Lemus (S): ¿Y ahorita, ya soportas más alimentos?
Jesús Vidaña (J): Ya.
S: ¿Qué has comido?
J: Pues la comida de aquí.
S: ¿Arroz?
J: Sopa, apio, repollo.
S: ¿Y te ha caído bien en el estómago?
J: De maravilla.
S: ¿Te sientes listo para regresar a México?
J: Sí.

Ninguno de los tres sabía hacia donde los había llevado el mar, hasta tierras extrañas que no cabían en su imaginación.

Se le cuestionó a Salvador Ordoñez sobre su vivencia.

-S: ¿Cómo se sientes? pues son 8 mil kilómetros de travesía.
-S: "No, no sabíamos nada de eso".
-S: Están prácticamente en Asia, atravesaron todo el Océano Pacífico.
-S: "No, hasta ahora que lo está diciendo, no tenía idea".
-S: ¿Usted sabía que existía este lugar, había visto en un mapa las Islas Marshall?
-S: Pues estas islas no, yo sabía que para este lado quedaba China.

A las 9:52 de la mañana, los tres náufragos mexicanos pisaron tierra firme en el otro lado del mundo, a 8 mil kilómetros de las costas mexicanas, a donde los trajo el mar en una pequeña lancha.

Después fueron conducidos en ambulancias al hospital de Majuro para completar su revisión médica para asegurar que puedan regresar sin complicaciones a sus lugares. Para poner punto final a esta historia que va más allá de la ficción.



... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS

Ingresa tu mail