81% de los mexicanos, de acuerdo con la Ley Antitabaco

 
 
por: Consejo Mexicano Contra el Tabaquismo/Redacción
Fuente: esmas.com
 

El Consejo Mexicano Contra el Tabaquismo dio a conocer los resultados de la encuesta de opinión pública sobre tabaquismo y la ley de protección a los no fumadores

 

El Consejo Mexicano Contra el Tabaquismo, es un órgano no gubernamental enfocado a fomentar políticas públicas eficaces y coordinadas en la lucha contra el tabaco, así como en construir alianzas y generar sinergias entre los diversos sectores interesados en el combate al tabaquismo. 

Está integrado por instituciones gubernamentales, académicas y de la iniciativa privada como: La Facultad de Medicina de la UNAM, Instituto Nacional de Cancerología, Cinemex, Manpower, Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Pfizer, INER, Parametría y el Instituto Nacional de Salud Pública. 

En conferencia de prensa, miembros del Consejo Mexicano Contra el Tabaquismo (CMCT), dieron a conocer los resultados de la encuesta de opinión pública sobre tabaquismo, aplicada a nivel nacional y realizada del 9 al 16 de febrero de 2008. Dos propuestas de ley, una a nivel federal y otra de la Asamblea Legislativa del D.F. han elevado el interés público en relación al tema del tabaquismo. 

Los opositores de la ley han intentado generar confusión, alegando una supuesta confrontación entre fumadores y no fumadores. Sin embargo, hasta la aplicación de la encuesta de opinión pública del CMCT, realmente nadie sabía qué opinaba la sociedad mexicana sobre estas dos propuestas de ley. 

Los resultados de dicha encuesta muestran que el 94% de la población considera peligrosa o muy peligrosa la exposición al humo de tabaco. De ahí que 81% de los encuestados apoye una ley que prohíba fumar en espacios cerrados y lugares de trabajo. Estos números confirman el apoyo de la sociedad mexicana, fumadores y no fumadores, a las iniciativas que protegen la salud. 

¿Cómo reaccionan los ciudadanos ante el humo de segunda mano? 

De cada 10 encuestados, 4 se retiran del lugar, 3 se alejan de la persona que está fumando, 2 solicitan que no fume y sólo 1 asegura que no le molesta. En otras palabras, el humo de segunda mano aleja al 70% de las personas del lugar, mientras el 20% defiende su derecho a la salud. 

Se argumenta que la aprobación de las iniciativas de ley afectarían negativamente a ciertos sectores industriales. Sin embargo además de la experiencia internacional de países como Irlanda y Uruguay, la encuesta del CMCT muestra que este argumento es falso. Basados en la encuesta podemos afirmar que no tendría un impacto negativo establecer espacios libres de humo en la frecuencia de asistencia a lugares como centros comerciales, salones de juego, playas, bares, restaurantes, hoteles, hospitales, etc. Pues el estudio muestra que en términos de la población en general la asistencia tendería a mantenerse igual (entre 51y 60%) o incluso aumentar entre 22% y 29%, dependiendo del lugar.

La investigación revela que el 85% de los encuestados demanda que en el caso de que se llegue a aprobar una ley de espacios libres de humo, como primera medida se les dé un aviso a los dueños de los establecimientos que violen la norma, en caso de que reincidan, se les sancione con multas y a la tercera violación a la ley, se clausure el lugar que el monto recaudado de este ejercicio se destine a las instituciones de salud en general. 

Un informe de la Organización Mundial de la salud (OMS) señala que actualmente 5.4 millones de personas mueren anualmente en el mundo por enfermedades secundarias al tabaquismo, el informe también advierte que de continuar las condiciones actuales, para el 2030, esta cifra aumentará a 8 millones de muertes, 80% de ellas se darán en países en vías de desarrollo, como México y uno de los sectores más afectados son sin duda los niños, ya que los efectos del humo del cigarro, son más fuertes en ellos. 

El cigarro contiene más de 4000 sustancias tóxicas, de las que 70 son cancerígenas, siendo los principales daños: cáncer pulmonar, enfisema y bronquitis, eventos cerebro vasculares y enfermedades izquémicas del corazón. También se comentó que la edad promedio de inicio de esta enfermedad son los 12 años y por ello la adicción es más rápida. 

El cambio geográfico de la epidemia obedece a la modificación de la estrategia de mercadotecnia de la industria tabacalera; la cual ha tenido que cambiar, pues las leyes que apenas estamos discutiendo en países en desarrollo llevan 10 o más años en los países desarrollados.

En México anualmente mueren más de 60 mil personas por enfermedades causadas por el tabaco. El estado invierte más de 29 mil millones de pesos en la atención de estas enfermedades. Como indica la OMS, si la población mexicana continúa desprotegida por la ausencia de leyes que defiendan su salud, estos números pueden aumentar dramáticamente. 

En México, la creación y aplicación de políticas públicas destinadas a disminuir el consumo de tabaco y a proteger a los no fumadores han sido hasta ahora de impacto limitado. "De acuerdo a estos resultados, sabemos que la sociedad está de acuerdo en que se regulen los sitios públicos y que se creen leyes que garanticen, lugares libres de humo de cigarro, de tal forma que como lo muestra la encuesta, la sociedad apoya las iniciativa que se han planteado la  Cámara de Diputados en relación a la Ley Antitabaco", comentó del Dr. Juan Zinser, Presidente del CMCT.

 

 

 

 

 
Los espacios libres de tabaco protegerán la salud de todas las personas.
Los espacios libres de tabaco protegerán la salud de todas las personas.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos