¿Qué opina de las nuevas reformas al Código Penal del DF?
Diego vs. AMLO
Habla de Política
:: EsMas :: Los nuevos narcos en México
  Especiales
Osiel Cárdenas, uno de los narcotraficantes mexicanos más famosos.
Los nuevos narcos en México
por: Carlos Loret de Mola
Fuente: Noticieros Televisa
CIUDAD DE MÉXICO, México, jun. 18, 2003.- El narcotráfico luce nuevos rostros. La caída de los capos famosos hace surgir otros nombres que a fuerza de su poder serán pronto tan conocidos como los del “señor de los cielos” o los hermanos Arellano Félix.

Un colombiano, un michoacano y un oaxaqueño, se han logrado posicionar dentro de los ocho Cárteles que dominan el narco en México.

Es el caso de Juan Diego Espinoza Ramírez, en su tierra le dicen "el Tigre", pero aquí en México se le conoce simplemente como "el Colombiano".

Aprendió a ser narco en el Cártel de Calí.

Junto con su hermano Mauricio, se ha convertido en uno de los principales hombres de enlace entre las organizaciones criminales de Colombia y las de Mexico.

En un principio se especializó en las zonas norte y occidente del país.

Era aliado invaluable de Osiel Cárdenas Guillén hasta que lo apresaron; ésto le permitió expandirse hasta la península de Yucatán, que controla desde la paradisiaca isla de Cozumel, en el estado de Quintana Roo.

ESPINOZA RAMÍREZ SÍ QUE ES "UN TIGRE"

En su organización, la mayoría son mujeres. La mas conocida es su esposa, Sandra Ávila Beltran, sinaloense, la reina del Pacífico; resulta tan parecida a la Reina del sur, de Pérez-Reverte.

"El tigre" no es el único colombiano instalado en el país.

La Unidad Especializada en Delincuencia Organizada (UEDO) de la Procuraduría General de la República (PGR) tiene ubicados por lo menos 5 grupos más.

El Departamento de Estado norteamericano habla concretamente de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), un grupo palamilitar sumamente violento.

Luis Valencia ya lleva mucho tiempo operando pero nunca había sido tan importante; es jefe del Cártel de Michoacán. Su influencia invade ya Jalisco y Colima.

Su primo, Armando, le ayuda en el negocio.

Su crecimiento se debió a que supieron aprovechar las costas de su estado, Michoacán.

Hicieron tratos con los colombianos para que les mandaran droga por mar y luego ellos la llevaran por los caminos de México hasta Estados Unidos.

Desde Estados Unidos, la operación milenio, en 1999, les representó un duro golpe pues puso al descubierto sus relaciones internacionales.

Más recientemente, la PGR sospecha que mandaron matar a Edelio López Falcón "El Yeyo".

La hipótesis es que los Valencia competían con "los yeyos" para heredar lo que Osiel Cárdenas dejó al ir a prisión.

Para esto, los michoacanos habrían buscado ya alianzas con "los chachos" y "los texas", enemigos jurados de Osiel.

El narco en Oaxaca no tiene rostro si no es el de este hombre, Pedro Díaz Parada.

Una anécdota revela el poder del personaje; ha sido arrestado dos veces, y las dos, se ha escapado.

Él y su familia esconden su verdadera actividad con tiendas de telas, videojuegos y platerías.

Su fuerte fue siempre la mariguana; en dos rutas: la primera en el norte, Durango, Tamaulipas y Chihuahua; la segunda, al sur-sureste, desde Oaxaca, a Guerrero, Chiapas y Veracruz.

Se han aliado con los colombianos, de los que reciben bombardeos de cocaína en la zona de Zoquitlán, Oaxaca.

Así, llegaron a formar lo que entre los investigadores se conoce ya como el Cártel del sureste o el Cártel de Petén.

Apréndase estos nombres, pues van a seguir sonando junto a los Arellano de Tijuana, los Amezcua de Colima, “el Chapo” de Sinaloa, “el Azúl” de Ciudad juárez, los de Osiel en el Golfo de México y sume ahora a “el Tigre” de Colombia, los Valencia de Michoacán y los Díaz Parada de Oaxaca.

Son ocho, para ellos, el número de la suerte.