¿Qué opina sobre el conflicto en Xalatlaco?
¿Qué temas le gustaría que se abordaran en los chats de NoticierosTelevisa.com?
:: EsMas :: El SIDA y las mujeres de Malasia
  Especiales
Foto archivo: AP
África, la esperanza del fin del sida
El Sida y la economía
El SIDA y las mujeres de Malasia
por: Sissi Cancino
Fuente: Noticieros Televisa
*Adquiere el libro ‘Bitácora de Guerra’

CIUDAD DE MÉXICO, México, jul. 29, 2003.- En Malasia, las mujeres no sólo son víctimas de la violencia doméstica, además, carecen de casi todos los derechos de género y, por si fuera poco, otro drama que enfrentan es el SIDA, del que muchas veces se contagian conscientemente y sin tener más remedio.

A pesar de que existen varias organizaciones que trabajan en pro de las mujeres malayas, las normas del Islam, bajo las que viven y conviven, están por encima de todo.

Una de esas reglas que definen el comportamiento sexual de la mujer, establece que ninguna esposa tiene derecho a negarse a mantener una relación sexual con su marido, aún si éste es portador del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH).

Para dimensionar el crecimiento de este virus en Malasia, basta decir que en sólo dos años, de principios del 2001 a finales del 2002, el número de contagios de SIDA entre las mujeres aumentó en un 35%. Pero ahora eso podría cambiar.

Las condiciones de higiene y salud que han modificado el mapa social del mundo entero han impulsado a las organizaciones no gubernamentales a hacer más esfuerzos en pro de la mujeres que más padecen.

Y tras años de lucha, esto ha permeado al interior del gobierno, desde donde ha salido la primera voz: es la de la Ministra de Desarrollo Familiar y la Mujer de Malasia, Sharizat Abdul Jalil. Ella ha pedido que a las mujeres malayas se les permita rechazar las relaciones sexuales siempre que sepan que su marido está contagiado.

Abdul Jalil, que publicó este incipiente manifiesto en el diario New Strait Times, ha generado malestar entre las autoridades religiosas del país, sin embargo, ha encontrado respaldo de algunos sectores no gubernamentales.

La presidenta del consejo malayo contra el SIDA, Marina Mahathir, hizo un llamado a los responsables religiosos de este país -de mayoría musulmana- para que apoyen la propuesta.

Además, Sharizat dio a conocer que su ministerio está trabajando en programas para educar a las mujeres sobre sus derechos dentro del hogar y, sobre todo, para que los hombres de la casa sepan que deben respetar sus decisiones.

Varias asociaciones que trabajan por la mujer se mostraron optimistas ante esta propuesta, sin embargo, su lucha va mucho más allá: lo que buscan es una transformación de fondo -no sólo en las leyes particulares, sino en la sociedad en pleno, que permita ver y tratar a la mujer de una forma más digna.

Danos tu opinión.