¿Qupe opinas del plan migratorio de Bush?
¿Cómo acabarías con la discriminación en México?
¿Qué temas prefiere en el chat de noticieros?
Especiales
Historia real de la pareja dispareja
por: Adela Micha
Fuente: Noticieros Televisa

El anciano que quería casarse con una niña de 13 años, estaba acusado de abuso sexual

CIUDAD DE MÉXICO, México, feb. 19, 2004.- Primero, intentaron casarse: ella de 13 años y él de 81. Los padres de la novia dieron su consentimiento y no, no la habían vendido. Dijeron que aprobaban esa unión, porque sostenían que para el amor, no hay edades.

Total, a ella le gusta su novio y él sólo se dejaba querer. Pero la verdadera historia de la cándida María Concepción y el anciano desalmado, era otra.

Podría ser una ligera variación de un romance de 40 y 20, pero no, hay 68 años de diferencia y otra cosita. El caso es que la historia nos dijeron inicialmente, comenzó así: la niña María Concepción y el anciano Aristeo, querían casarse.

“Va a ser mi esposa, si me acompaña ella va a ser mía y yo de ella”, aseguró el novio, don Aristeo Valdez Adame.

“Me pidió con mi papá y mi mamá y mi abuelita. Me siento bien contenta”, aseguró la novia, María Concepción Maganda Núñez.

El amor que se juraron sólo tenía una puerta. Por eso fueron ante la Juez del Registro Civil. Escogieron el 14 de febrero, el Día del Amor y la Amistad. y todo parecía estar listo, pero le salieron con que no, la Juez se opuso.

La razón: él era casado.

El primer capítulo de lo que prometía ser la novela rosa de una pareja dispareja, se venía abajo, sin embargo, como dice la poesía, sino por amor, por la fuerza, si no es con el cura ni con el juez, cambiarían el matrimonio, por la unión libre.

“Le prometo lo que le prometí, sí como no, pero que me ayude a vivir hasta la muerte”, expresó do Aristeo.

“Ya no nos vamos a casar. Así nada más vamos a estar juntos”, aseguró, por su parte, María Concepción.

Total, los padres de la novia seguían de acuerdo.

“Si ellos se quieren si tienen cariño, se aman hasta que la muerte los separe, ni modo”, comentó son Juan Maganda Loaeza, el padre de la novia.

“Sí, pues mi yerno pues la quiere y ella también y pues yo no me puedo oponer, porque pues para el amor no tiene edad y ella lo quiere”, dijo Rosa Núñez Olivares, madre de la novia.

De lo que nadie quería acordarse, ni los padres de ella, ni los novios, era de los antecedentes, y es que resulta, ahora se sabe, que el novio de 81 años había sido acusado de violación contra la niña. Y ahora aparecía la verdad, de que con el matrimonio, él quería pagar la culpa, proponiendo un matrimonio, que sabía de antemano, no se podía realizar.

“María Concepción, el día 2 de enero del año en curso, dio inicio a la averiguación, por el delito de violación. Ella hace referencia de que fue agredida en dos ocasiones”, explicó Alicia Díaz, agente del Ministerio Público especializada en delitos sexuales.

El amor entonces, era el maquillaje de una tragedia y no era una comedia de amor disparejo, sino un verdadero drama. No obstante, ella, la niña novia, intentó todavía salvar a su prometido.

“Yo vine a retirar la demanda ahora, porque ya voy a vivir con él”, aclaró María Concepción. Los padres de la novia quisieron explicar los hechos.

“Es que ella estaba confundida, antes no sentía nada por él y ahora que ella que se ha dado cuenta, pues me dijo que la acompañara para que retiráramos la demanda”, explicó doña Rosa Núñez.

Pero, la propia familia del novio, ya había descalificado esta unión libre.

“Le dije a mi papá que eso no estaba bien”, dijo Inés Valdez Cruz, hija de don Aristeo.

Además, la Iglesia también se había opuesto.

“Creo que unir a un anciano, ya decrépito, de más de 80 años, con una niña, bueno de 13, yo creo que es un error muy grande y cualquiera detecta que no está bien”, comentó el sacerdote Abel García.

Esa era la realidad, de una historia fría, en tierra caliente y la verdad es que: ni es tan largo el amor, ni es tan corto el olvido, porque para la justicia, la novia, la niña abusada sexualmente a los 13 años, es una víctima, y el novio, de 81 años, es un pederasta.

“El delito de violación es un delito grave, es un delito donde no procede el perdón, un delito que no alcanza fianza y además es un delito que se persigue de oficio”, resaltó Alicia Díaz, titular de la Agencia de Delitos Sexuales en Acapulco, Guerrero.

Así, se acerca el epílogo de la comedia que se convirtió en drama, la de la cándida Concepción y el anciano desalmado. Hoy, porque el amor hiere menos que el olvido y principalmente porque la justicia no olvida, ni perdona, a Aristeo le espera la cárcel.


Aristeo Valdez Adame y María Concepción Maganda Nuñez. Foto: Noticieros Televisa

Vea las imágenes de los funerales de José López Portillo
Visite la videogalería de José López Portillo
IMPRIMIR GUARDAR
ENVÍA ESTA NOTA A UN AMIGO
Ancianos en el abandono total
Descarta Annan elecciones en Irak
Pide OMS no bajar guardia ante gripe aviar
Vive el Ejército para la democracia: Fox
Reprueba Bátiz declaraciones de ex embajador
Nazar Haro en Topo Chico

... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS
Ingresa tu mail aquí:
-->