¿Tras el fallo del Tribunal Electoral, le parece correcto que la esposa del mandatario de Tlaxcala contienda por la gubernatura, qué opina al respecto?
¿Qué opinión le merece el uso de balas de goma contra migrantes mexicanos en la frontera de EU?
Especiales
Una princesa que se salió del cuento
por: Adela Micha
Fuente: Noticieros Televisa

Se cumplen siete años de la trágica muerte de Diana de Gales y su novio, el egipcio Doddi al Fayed, tras chocar en el Puente del Alma, en París

CIUDAD DE MÉXICO, México, ago. 31, 2004.- Era el 31 de agosto de 1997; ella tenía 36 años y había sido la mujer más fotografiada de toda la historia.

Érase que se era, una princesa que se salió del cuento; buscó vivir fuera del rancio protocolo y la rigidez de la realeza. Había enfrentado, siendo una celebridad mundial, la infidelidad de un príncipe que no era azul; se divorció y perdió un título pero fortaleció fuera de palacio, la nobleza.

Buscó el amor en el último capítulo y lo perdió en el puente del alma, en París: Lady Di, la princesa que más ha querido el mundo entero, murió un día como hoy, hace ya siete años.

Es noviembre 1977, es Althorp, Inglaterra. Era el prólogo de un cuento de hadas; ella tenía 16 años, era rubia de ojos azules, la hija de un conde que entre sus antepasados hubo dos reyes: Enrique VII y Jacobo I.

Escondida detrás de un árbol, a través de un espejo, veía a su príncipe, durante una partida de caza. A él le gustaba la ópera y las galerías de arte; a ella, ir de compras y la música pop.

Se vieron, se hablaron, se conocieron. Él volvió el 5 de febrero de 1981 y durante una cena en el Palacio de Bukingham, él la pidió en matrimonio. Luego de tres semanas de noviazgo, el heraldo de la casa real anunció al mundo el compromiso: la boda que fue del siglo.

Es julio 1981, es Londres, catedral de San Pablo. Parecía el final de un cuento, pero no fueron felices para siempre. Tuvieron dos hijos: Guillermo en 1982, Enrique en 1984.

Todavía Carlos y Diana son la pareja más famosa del mundo. Asisten juntos a todos los eventos oficiales; 10 años después, llegó la crisis. Ella dejó de ir a recepciones donde la gente le doblaba la edad, a los juegos de caza, a las idas de pesca, le cansó la solemnidad agotadora.

En diciembre de 1992, se anunció la separación inevitable, luego de trascender mundialmente las infidelidades de Carlos con Camila Parker Bowles.

Ellos, los de entonces, ya no eran los mismos. A principios de 1996 Diana accedió al divorcio; el 28 de agosto perdió el título de Princesa de Gales a cambio de 180 millones de dólares. Ganó libertad, conquistó nobleza y carisma.

Hacia octubre de 1996 ella escribe una carta que muchos años después da a conocer Paul Burrell, en el que confiesa que quieren matarla en un accidente automovilístico.

Ella guarda silencio y viaja por el mundo en una campaña contra las minas antipersonales.

Visita a leprosos en Pakistán; a enfermos de SIDA en la india, a huérfanos de guerra en Angola y en junio de 1997, se reúne con la Madre Teresa de Calcuta para visitar en Nueva York a niños mutilados por la guerra de Bosnia.

Diana intentó rehacer su vida sentimental: conoció al egipcio Doddi al Fayed, hijo del propietario de los prestigiados almacenes Harrods. Más de una vez se les vio juntos.

Diana habló de haber encontrado el amor, pero la noche del 31 de agosto de 1997, ella y él murieron en un todavía no aclarado accidente automovilístico en el Puente del Alma, en París.

El mundo había perdido su cuento de hadas y su mejor princesa.



Lady Diana. Foto: AP

IMPRIMIR GUARDAR
ENVÍA ESTA NOTA A UN AMIGO
Inauguran fuente en honor a Diana
La carta que Diana Laura nunca firmó
Las nuevas cintas de Diana
Recuerdos de la princesa más querida del mundo
Decomisos tras las rejas
Narcotráfico entre rejas
Belem Guerrero, la nueva 'Reina de Neza'
Estética del futuro, una forma de ser diferentes
Ciudad Neza se viste de gala
... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS
Ingresa tu mail aquí:
-->