El espectáculo se está presentando en este importante recinto cultural
Foto: Sitio Oficial
HERRAMIENTAS


IMPRIMIR GUARDAR


ENVIA ESTA NOTA A UN AMIGO


Inicia la Opera ‘Orfeo, Eurídice y Amor’ en Bellas Artes



por: Agencia
Fuente: NOTIMEX




En este montaje escénico participa la agrupación de bailarines "Contempodanza"






MÉXICO, Ciudad de México. feb, 07, 2005.- La ópera más antigua del repertorio universal "Orfeo y Eurídice", inició temporada este fin de semana en el Palacio de Bellas Artes, después de 28 años de ausencia del escenario nacional.

Las cantantes Carla López-Speziale, Lourdes Ambriz e Irasema Terrazas, quienes encarnan los personajes de "Orfeo, Eurídice y Amor", respectivamente, son las encargadas de recrear la obra Christoph Willibald Gluck.

La historia que recrea el mito de Orfeo lleva al podio de la ópera nacional, tras 11 años de ausencia, al director de la Orquesta Sinfónica Nacional, Enrique Arturo Diemecke, quien regresa con este título al Palacio de Bellas Artes como director concertador al frente de la Orquesta del Teatro.

Con este montaje escénico, en el cual participa la agrupación de bailarines "Contempodanza" que dirige la coreógrafa Cecilia Lugo, el argentino Alejandro Chacón, quien es fundador de la Compañía Opera Hoy, debuta también como director de escena y de diseño.

Por espacio de dos horas con 30 minutos, el espectador puede disfrutar de una historia de amor la cual está basada en episodios de las "Metamorfosis" de Obidio y de las "Geórgicas" de Virgilio, que dan por resultado una versión recortada de la leyenda del cantor "Orfeo".

Lo que presentará a lo largo de la temporada la Compañía Nacional de Opera, los días 6, 8, 10 y 13 de febrero, es la versión italianizada de la ópera en tres actos que en esta ocasión se resumen a dos. Contiene la ejecución del solo para flauta más famoso del mundo, así como el ballet de las furias.

La actuación de las cantantes refleja el trabajo vocal y la basta trayectoria en los escenarios nacionales y extranjeros de cada una de ellas, sin embargo algunos requerimientos escénicos para dar paso de un cuadro a otro provocan una risa involuntaria que rompe con lo dramático de la puesta.

Para llevar a cabo el montaje, cuya principal característica es el hecho de que más allá de necesitar pocos cantantes, en este caso una messosoprano y dos sopranos, radica en que casi no necesita escenografía o bien es muy sencilla, pero que a su vez es vestida por la excelente música de Gluck.

Una proyección hacia el fondo del escenario que recrea los campos Elíseos de donde Orfeo rescata a Eurídice, así como el fuego de los infiernos donde viven las furias que impiden el camino a semi dios, son las visiones que el espectador podrá apreciar al momento que las cantantes actúan en escena.

Otro de los atractivos que puede resultar curioso para los fanáticos de la ópera es el vuelo que sobre el escenario realiza Irasema Terrazas, quien personifica a Amor, al momento en que Orfeo, por insistencia de Eurídice ha volteado a verla y ella muere.

La versión de Gluck inicia cuando Orfeo canta frente a la tumba de Eurídice y sus acentos tristes despiertan la compasión de todos los presentes. Los dioses han oído sus lamentos y Amor se presenta para anunciarles que podrá rescatar a sus amada de los infiernos.

Orfeo llega a los Campos Elíseos donde reina un paz serena y se mueven las sombras y la propia Eurídice. De acuerdo con el decreto Orfeo debe marchar confiado de que ella lo seguirá y ha sido advertido que si vuelve la mirada antes de haber salido la perderá para siempre.


... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS

Ingresa tu mail