La tecnología genera adicción en niños y adolescentes



por: Agencia
Fuente: NOTIMEX




lllll






Guadalajara, Jalisco, feb. 10, 2005.- El uso excesivo de celulares, computadoras portátiles, videojuegos y aparatos para reproducir archivos mp3, genera adicción en niños y adolescentes, afirmó el investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Francisco Gutiérrez Rodríguez.

En un comunicado de la UdeG, el director de Centro de Información e Investigación Psicológica, de esta casa de estudios, advirtió que estas herramientas pueden causar severos problemas psicológicos y llevar a conductas delictivas.

Indicó que el deseo de estar a la moda en equipos de telefonía produce necesidades ficticias entre los menores, las cuales, de no ser satisfechas, derivan en estados de depresión, tristeza, frustración y pérdida del control de impulsos, que los llevan a aumentar sus exigencias para con los padres.

Apuntó que el celular ha sido considerado un medio de comunicación indispensable, pero "el uso que los jóvenes dan a esta herramienta no es el más adecuado".

Este aparato brinda cierta tranquilidad al padre de familia, pues representa una manera de saber dónde está su hijo. Para los menores, en cambio, un celular significa ser aceptados socialmente.

"Es un sinónimo de estatus y prestigio. Los niños y adolescentes exigen que el celular reúna ciertas características, por ejemplo: que permita enviar mensajes multimedia, tocar archivos mp3, que tenga cámara y sea ultradelgado, a fin de sentir que pueden competir con el resto de sus amigos".

Gutiérrez Rodríguez subrayó que los celulares han sido absorbidos por el mundo de la mercadotecnia, ya que facilitan el acceso a otros objetos de consumo.

"En los medios de comunicación, invitan al joven a enviar un mensaje con miras a que reciba información de espectáculos, consejos para atraer a la pareja, horóscopos, etcétera, lo que evita el desarrollo de habilidades sociales que les permitan relacionarse con otros".

Tales reclamos inciden en la economía familiar, pues el costo de teléfonos tan sofisticados o de los "servicios" que pueden solicitar, es elevado y muchas veces los padres no están en condiciones de cubrir ese gasto, puntualizó.

Sin embargo, consideró que uno de los mayores inconvenientes de esta clase de teléfonos, es que su uso afecta el aprendizaje: puede generar déficit de atención, poca motivación y reducir el interés para el estudio y los asuntos académicos.

Por ello, el académico aconsejó a los padres de familia fomentar entre sus hijos el uso moderado de tecnologías como esta, ya que son ellos los que deben propiciar una "distancia crítica, en la que ayuden al joven a entender que puede relacionarse más allá de los aparatos tecnológicos y a impedir que condicionen sus necesidades".


... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS

Ingresa tu mail