Se divorcian 30 de cada 100 parejas en México



por: Agencia
Fuente: NOTIMEX




De las parejas que se casan, 30% se divorcia en menos de cinco años; otro 30% permanecen casados, y 13% se vuelve a casar






CIUDAD DE MÉXICO, México. Mar, 2005.- En México, 30 de cada cien parejas que contraen matrimonio se divorcian debido a la falta de tolerancia y de comunicación, indicó la maestra e investigadora de la Facultad de Psicología de la UNAM, Emilia Lucio.

En entrevista, la experta en tratar problemas de adolescentes y niños, así como terapia familiar, dijo que en la actualidad la pareja vive condiciones muy diferentes a las de hace unos dos o tres lustros, con situaciones más difíciles; pero lo más grave es que en vez de buscar una solución, las personas nos adaptamos.

Precisó que de acuerdo con las estadísticas más recientes, de las parejas que se casan, 30 por ciento se divorcia en menos de cinco años; otro 30 por ciento permanecen casados, y 13 por ciento se vuelve a casar, de lo que se desprende que las parejas que están unidas durante largo tiempo es sólo la tercera parte.

Sin embargo, esta adaptabilidad no sólo se queda en aceptar el divorcio y la desintegración familiar como normal o parte del proceso natural de sociedad, sino que estas parejas se vuelven a casar y a divorciar, lo que convierte la relaciones humanas afectivas en un círculo vicioso.

"Las parejas en México han cambiado en los últimos años, y en todo el mundo. Los problemas son en cuanto a comunicación, falta de tiempo para convivir porque los dos trabajan todo el día, hay muchas presiones de tipo económico y social, tanto para los hombres como para las mujeres, y esto dificulta la convivencia", comentó.

La psicoterapeuta destacó que también algunas parejas deciden tener menos hijos o no tenerlos, porque se ha convertido en un problema "el quién los cuida", y aunque algunas veces reciben apoyo de las familias, la decisión es "mejor no los tenemos".

Además, otro síntoma de la crisis de la pareja en el país es que cada vez es más fácil que en vez de tratar de superar los problemas se opte por el divorcio.

Precisó que el número de divorcios ha aumentado en forma significativa, así como la cantidad de parejas que se vuelven a casar, y en este punto los que tienen los problemas son los hijos con las nuevas parejas de sus padres.

Emilia Lucio explicó que una queja constante de sus pacientes es que ya sea madre o padre, prefieren a su nueva pareja que a los hijos, lo que los hace niños con problemas, que de no ser tratados a tiempo, repetirán el patrón de conducta.

Todos estos cambios han influenciado a la pareja actual, por lo que es muy difícil decir qué les falta con precisión o cuáles son los ingredientes para salvar estos matrimonios.

"En primer lugar, creo que toda la vida se han presentado problemas entre las parejas y es difícil saber qué falta; pero lo que es importante es resaltar que lo que más falta hace es tolerancia y comunicación", comentó.

La psicoterapeuta de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) expuso que también influyen otros factores en la desintegración de una pareja, como el desempleo, sobre todo en el hombre.

Explicó que en momentos de crisis sociales como la que vivimos se provocan más los conflictos en pareja, por ejemplo, los jóvenes quisieran establecerse y constituir un núcleo familiar y no pueden hacerlo porque ninguno de los dos tiene un empleo estable.

Recordó que se han hecho estudios especializados para buscar una solución a esta problemática, como es una maestría en terapia familiar, y se imparte un diplomado en terapia de pareja que se da en el Centro de Educación Continúa.

La doctora Emilia Lucio también habló a nivel personal de la opción de las mujeres por tener hijos con las tecnologías y descubrimientos científicos que hoy en día se tienen, para que, sin casarse o sin pareja, tengan la opción de tener un hijo.

Entre estos métodos se encuentra la inseminación artificial; pero en nuestro país la demanda no ha aumentado, debido a que esta opción y otras son muy caras y hay dificultades para practicarla, dijo.

En este sentido, la académica e investigadora de la UNAM consideró que esto no sólo tiene repercusiones para la mujer sino también para el hijo, aunque reconoció que depende de cómo se le maneje la información al infante, se le hable y se le explique la verdad desde el principio.

Agregó que se ha creado una nueva generación de mujeres, más profesionistas, que decide casarse o no, vivir en unión libre o casarse y ejercer su profesión, pero que el problema aquí es que hay hombres que sí aceptan estos cambios de concepción de la mujer moderna, pero otros no.

"Estos últimos quisieran tener a la mujer trabajando, pero en su casa. En realidad hay muchas posibilidades y creo que la diferencia es que la mujer ahora puede escoger no casarse", añadió.


... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS

Ingresa tu mail